¿Quiénes somos?

La revista Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C. (IMMPC). El Instituto nació a finales de 2009 en Jalisco, en medio de una de las peores crisis financieras de la historia, y en un entorno competitivo complicado.

Entendiendo que existían un sinnúmero de conceptos y metodologías diseñadas para guiar a las empresas y lograr su institucionalización y trascendencia, pero que no se tenía claro cómo éstas debían implementarse, resultaba necesario contar con un organismo que generara lineamientos para ayudar a las empresas a alcanzar sus objetivos. Es por ello que el IMMPC se posiciona como un marco de referencia y un espacio de vinculación y promoción de las mejores prácticas corporativas.

Con el fin de promover la cultura de mejores prácticas, y hacer llegar este mensaje a la comunidad empresarial, el IMMPC crea la revista Mejores Prácticas Corporativas.

Nuestra Misión

Divulgar y promover las mejores prácticas de los negocios, con el fin de demostrar que se puede llegar al éxito a través de medios legítimos, contribuyendo así a cambiar la cultura empresarial de México.

¿Qué hacemos?

Presentamos entrevistas, casos de éxito y artículos —todos ellos protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica— que le brindan al lector una mejor perspectiva para resolver los problemas a los que se enfrenta diariamente en el mundo empresarial. No sólo queremos hablar de qué hicieron, sino de cómo lo hicieron y por qué lo hicieron, para inspirar a más mexicanos y demostrar que hacer las cosas bien no sólo es posible, sino que es valioso y, sobre todo, satisfactorio.

Nuestra publicación toca diversos temas de negocios, pero se especializa en temas de empresas familiares, institucionalización y gobierno corporativo, siendo éstos rubros esenciales para garantizar la consolidación y la trascendencia de las empresas de todo el mundo.

Encuéntranos

Nuestras Oficinas

Ostia 2782 Piso 4.
Col. Providencia.
CP. 44630.
Guadalajara, Jalisco.

Teléfonos

+ 52 (33) 3615 0047
+ 52 (33) 3813 2527
01 800 PRACTIK

Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas

A finales de 2009, nace en Jalisco el Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas A.C. (IMMPC), en medio de la peor crisis financiera de la historia reciente y en un entorno competitivo complicado. El IMMPC nace al ver la necesidad de que había un sinnúmero de conceptos, metodologías, sistemas y herramientas modernas que podían apoyar las tareas de administración empresarial, pero que no se tenía claro ni la manera ni el orden en que tales elementos debían implementarse. Era necesario contar con un organismo que generara referencias para evaluar la metodología más viable, con vistas a alcanzar los objetivos de dirección y control de las empresas.

Es por ello que el IMMPC, a través de su Centro de Investigación y Desarrollo (CID), adoptó el firme compromiso de identificar y estudiar las mejores prácticas existentes, así como la relación coherente, congruente y efectiva que existe entre ellas, ya que la aplicación de unas cuantas, de manera aislada, no genera los beneficios y resultados esperados.

En un afán por divulgar la cultura de mejores prácticas en las organizaciones, el IMMPC creó la revista de Mejores Prácticas Corporativas, su medio oficial de difusión y una herramienta de acercamiento con las empresas familiares, dueños, emprendedores y directivos de las empresas mexicanas, que les ayuda a conocer las tendencias de las mejores prácticas a nivel mundial, ayudándoles a resolver los problemas a los que se enfrentan día con día.

Hoy, el Instituto se consolida a nivel nacional, pues cuenta con los Capítulos Cd. de México y Bajío, este último con sede en Querétaro. Este crecimiento obedece a la ideología de que, para generar un cambio en la cultura empresarial del país, no solo basta con proponer una idea, sino que es necesario empujarla para que esta genere réplicas a su alrededor. Para consolidar este proyecto, también se requiere vincular a gente comprometida con el cambio, que a su vez genere réplicas y provoque un efecto realmente expansivo, para provocar el tan anhelado cambio en la cultura empresarial de México.

El IMMPC cree en el gran potencial de las empresas mexicanas, es por ello que su principal objetivo es el de contribuir a su crecimiento y consolidación. Para lograrlo, el Instituto trabaja para potenciar la investigación y desarrollo de las mejores prácticas, promoviendo el el emprendimiento, fomentando la innovación y la tecnología, proponiendo programas de intercambio de experiencias entre sus miembros y estableciendo relaciones estratégicas con otros organismos, instituciones y universidades.

Visita la página

El Modelo de Gestión del IMMPC reúne las mejores prácticas en diferentes rubros y las concentra en una metodología integral que tiene como objetivo lograr la consolidación de las empresas, así como su trascendencia en el tiempo.

Suscríbete

Modalidades de suscripción - Disfruta de un 40% de descuento contra precio de anaquel



Suscríbete vía depósito bancario:

Datos de depósito: Depósito en Banorte, No. de cuenta: 0837603290, CLABE: 072 320 0 0837603290 4

Completa tus datos en el siguiente formulario y anexa tu comprobante de pago escaneado.

También puedes hacer el depósito en cualquier tienda 7-Eleven o escríbenos por correo y nosotros nos pondremos en contacto contigo suscripciones@mejorespracticas.com.mx

Anúnciate.

Anúnciate en el primer proyecto editorial en México que busca transformar la cultura empresarial del país, que se dedica a divulgar la labor de quienes están haciendo las cosas bien.

Descarga el media kit

ACERCA DE MEJORES PRÁCTICAS

Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C., cuya misión es divulgar las mejores prácticas de los negocios, con el fin de promover una cultura empresarial que busca llegar al éxito por medios legítimos.

Presenta contenidos de vanguardia que incluyen artículos y entrevistas, protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica, que ayudan al lector a resolver los problemas con los que se enfrenta a diario en el mundo empresarial; esto a través de un formato de alto impacto y diseño propositivo.

AUDIENCIA

Empresarios, directivos y ejecutivos de alto nivel. Así como socios y miembros del IMMPC.

Los lectores son personas en puestos de decisión, innovadores y con inquietud intelectual; además de contar con licenciatura y generalmente con estudios de posgrado, son personas de gran influencia a nivel político, empresarial y directivo con lineamientos claros y un gran deseo de aprendizaje hacia nuevas formas de estrategia, administración y gobierno corporativo que les permitan alcanzar el éxito del entorno en que se desenvuelven.

PRINCIPALES SECCIONES

WEB Y CONTENIDOS INTERACTIVOS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPACIOS RESALTADOS

ESPACIOS EN PÁGINA WEB

Pregunte a nuestro representante de ventas por estas tarifas.


SERVICIO DE DISEÑO Y CONCEPTO CREATIVO

Pregunte a nuestro representante de ventas por este servicio.


PRÓXIMAS EDICIONES

  • ENERO-FEBRERO 2015
    ¡Que México crezca! Una mirada a la gente que esta cambiando México.
  • MARZO-ABRIL 2015
    Profesionalización: Llevando a la empresa hacia el futuro.
  • MAYO-JUNIO 2015
    Desarrollo sustentable, la nueva llave del crecimiento económico.

 

  • JULIO-AGOSTO 2015
    Cumplimiento regulatorio: Un chequeo de salud a tu empresa.
  • SEPTIEMBRE-OCTUBRE 2015
    Certificaciones que agregan valor.
  • NOVIEMBRE-DICIEMBRE 2015
    Administración de riesgos y mejora continua.

Colabora en Mejores Prácticas Corporativas

Si deseas compartir alguna colaboración para Mejores Prácticas Corporativas, o divulgar la labor de alguna persona u organización que de distinga por hacer las cosas bien, escríbenos a: contacto@mejorespracticas.com.mx

¿Cómo escribir para Mejores Prácticas Corporativas?

Espiral del desarrollo

de de

La vinculación entre la triple hélice

Dr. Javier Castañeda Ibarra

Es vicerrector académico de la Universidad Panamericana, campus Guadalajara; maestro en Dirección de Empresas por el IPADE, y doctor en Gobierno y Cultura de las Organizaciones por la Universidad de Navarra (en Pamplona, España). También ha participado como conferencista en diversos foros nacionales e internacionales.

La sinergia entre universidad, empresa y gobierno está de moda, pero ¿qué es? ¿Por qué todos hablan de ella? ¿Cuáles son sus fines y qué valor genera?

La “Vinculación Triple Hélice” (o “Espiral del Desarrollo”) se refiere a la interacción sinérgica entre las empresas, el gobierno y las universidades. Es una actividad que favorece los avances en innovación tecnológica de forma crucial, y que busca incrementar la productividad y la competitividad, generando un mayor desarrollo.

 

El término fue acuñado por Loet Leydesdorff y Henry Etzkowitz en 1997, al diseñar el modelo que analiza y describe las relaciones Universidad-Industria-Gobierno como un sistema de elementos inestables que interactúan entre sí, y que se desarrollan en espiral, de la siguiente manera:

 

  1. Universidad: Investigar y crear.
  2. Industria: Transformar en productos, servicios e innovación.
  3. Gobierno: Financiar los procesos y las actividades de esta dinámica.

 

Su aplicación tiene cobertura global porque el interés por impulsar la innovación tecnológica para incrementar y mejorar el desarrollo es una aspiración compartida por todas las naciones. Podemos encontrar los fundamentos de la Espiral del Desarrollo en cada continente, junto con los impulsos para desarrollarlo y los grandes beneficios de trabajo que supone para sus comunidades.

 

 

Todos para uno

 

La triple hélice busca identificar los mecanismos específicos y las relaciones institucionales, a través de las cuales se puede llevar a cabo la transformación del sistema social. Algunos de sus fines específicos son: desarrollar empresas especializadas en alta tecnología —reflejado en la creación de parques tecnológicos y centros de investigación—; y propiciar que las universidades vayan más allá de la investigación y la teoría. Se trata de que los campus se conviertan en motores de la innovación tecnológica. Al respecto, las universidades necesitamos ofrecer una formación mucho más amplia y enseñar a los estudiantes tanto a diseñar buenos planes de negocio como a materializarlos en aplicaciones reales y de alto impacto en el mundo empresarial.

 

Para lograr lo anterior, es importante que se desarrolle un espíritu emprendedor que permita aplicar los resultados en la sociedad del conocimiento, y que éstos surjan desde las aulas —nuevos prototipos, actividades de licencias y patentes, creación de startups e institucionalización de actividades spin off—. De ahí la importancia de que existan mecanismos de transferencia de tecnología y de conocimiento para lograr un desarrollo sostenible y sustentable. En otras palabras, necesitamos que las instituciones de educación sean universidades emprendedoras. Estas nuevas casas de estudio serían capaces de comercializar el conocimiento que producen, y de realizar coinversiones para crear nuevas mercancías de mercado: patentes, licencias, startups propiedad de estudiantes o facultades.

 

Cuando entendemos esto, podemos entender por qué las universidades están desarrollando modelos de emprendimiento, incubadoras y aceleradoras de empresas; y por qué se ha producido un cambio de actitud entre los académicos respecto a la colaboración con la empresa, y viceversa. Las corporaciones están acudiendo cada vez más a las universidades para desarrollar espacios de investigación y desarrollo conjuntos. Al unirse por una causa común, tanto negocios como casas de estudio tienen acceso a los diferentes fondos que los gobiernos están creando para incentivar el desarrollo en innovación, ciencia y tecnología.

 

 

La cuarta hélice

 

Otro más de los objetivos de la Triple Hélice es buscar modelo que refleje la complejidad del concepto de vinculación, tomando en cuenta el entorno donde se fundamentan las relaciones entre los propios agentes por vinculados. Al final, el resultado final de la interacción propicia un alto valor para la cuarta hélice; es decir, la sociedad civil. Es precisamente hacia ésta cuarta hélice hacia la que se deben dirigir todos los esfuerzos, hacia donde debemos pensar la interacción entre las hélices, y hacia quien habremos de enfocar los esfuerzos de generación de valor.

 

De la vinculación entre la universidad y la empresa se desprenden muchos puntos de vista en el que cada una juega un papel primordial; pero al unirse ambas y apoyarse de los diferentes esquemas creados por los gobiernos, se producen resultados muy favorables para la sociedad —estrategias que fortalecen y generan nuevas tecnologías; más y mejor investigación; nuevos productos y servicios; mayor diversificación; creación de nuevos conocimientos y actividades de innovación; generación de empleos para el desarrollo socioeconómico.

 

Son muchas las problemáticas que enfrentamos en el mundo contemporáneo, pero también son muchas las soluciones y las oportunidades que se están generando al hacer girar las hélices del desarrollo.

 

 

Bibliografía recomendada

 

  • Breznitz, S. M. & Etzkowitz, H. (2015). University technology transfer: The globalization of academic lnnovation. Routledge.
  • Burton R., C. (1998). Creatint entrepreneurial Opportunities: Organizational pathways of transformation. Emerald Group.
  • Castells, M. (1996). The rise of the network society. Wiley-Blackwell.
  • Etzkowitz, H. & Leydesdorff, L. (2005). Universities and the global knowledge Economy: A triple helix of university-industry-government relations. Continuum International.
  • Etzkowitz, H. (2008). The triple helix: University-industry-government innovation in action. Routledge.
  • Etzkowitz, H. (2010). The capitalization of knowledge: A triple helix of university-industry-government. Edward Elgar
  • Etzkowitz, H. (2011). The age of Knowledge: The dynamics of universities, knowledge and society. Haymarket.