¿Quiénes somos?

La revista Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C. (IMMPC). El Instituto nació a finales de 2009 en Jalisco, en medio de una de las peores crisis financieras de la historia, y en un entorno competitivo complicado.

Entendiendo que existían un sinnúmero de conceptos y metodologías diseñadas para guiar a las empresas y lograr su institucionalización y trascendencia, pero que no se tenía claro cómo éstas debían implementarse, resultaba necesario contar con un organismo que generara lineamientos para ayudar a las empresas a alcanzar sus objetivos. Es por ello que el IMMPC se posiciona como un marco de referencia y un espacio de vinculación y promoción de las mejores prácticas corporativas.

Con el fin de promover la cultura de mejores prácticas, y hacer llegar este mensaje a la comunidad empresarial, el IMMPC crea la revista Mejores Prácticas Corporativas.

Nuestra Misión

Divulgar y promover las mejores prácticas de los negocios, con el fin de demostrar que se puede llegar al éxito a través de medios legítimos, contribuyendo así a cambiar la cultura empresarial de México.

¿Qué hacemos?

Presentamos entrevistas, casos de éxito y artículos —todos ellos protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica— que le brindan al lector una mejor perspectiva para resolver los problemas a los que se enfrenta diariamente en el mundo empresarial. No sólo queremos hablar de qué hicieron, sino de cómo lo hicieron y por qué lo hicieron, para inspirar a más mexicanos y demostrar que hacer las cosas bien no sólo es posible, sino que es valioso y, sobre todo, satisfactorio.

Nuestra publicación toca diversos temas de negocios, pero se especializa en temas de empresas familiares, institucionalización y gobierno corporativo, siendo éstos rubros esenciales para garantizar la consolidación y la trascendencia de las empresas de todo el mundo.

Encuéntranos

Nuestras Oficinas

Ostia 2782 Piso 4.
Col. Providencia.
CP. 44630.
Guadalajara, Jalisco.

Teléfonos

+ 52 (33) 3615 0047
+ 52 (33) 3813 2527
01 800 PRACTIK

Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas

A finales de 2009, nace en Jalisco el Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas A.C. (IMMPC), en medio de la peor crisis financiera de la historia reciente y en un entorno competitivo complicado. El IMMPC nace al ver la necesidad de que había un sinnúmero de conceptos, metodologías, sistemas y herramientas modernas que podían apoyar las tareas de administración empresarial, pero que no se tenía claro ni la manera ni el orden en que tales elementos debían implementarse. Era necesario contar con un organismo que generara referencias para evaluar la metodología más viable, con vistas a alcanzar los objetivos de dirección y control de las empresas.

Es por ello que el IMMPC, a través de su Centro de Investigación y Desarrollo (CID), adoptó el firme compromiso de identificar y estudiar las mejores prácticas existentes, así como la relación coherente, congruente y efectiva que existe entre ellas, ya que la aplicación de unas cuantas, de manera aislada, no genera los beneficios y resultados esperados.

En un afán por divulgar la cultura de mejores prácticas en las organizaciones, el IMMPC creó la revista de Mejores Prácticas Corporativas, su medio oficial de difusión y una herramienta de acercamiento con las empresas familiares, dueños, emprendedores y directivos de las empresas mexicanas, que les ayuda a conocer las tendencias de las mejores prácticas a nivel mundial, ayudándoles a resolver los problemas a los que se enfrentan día con día.

Hoy, el Instituto se consolida a nivel nacional, pues cuenta con los Capítulos Cd. de México y Bajío, este último con sede en Querétaro. Este crecimiento obedece a la ideología de que, para generar un cambio en la cultura empresarial del país, no solo basta con proponer una idea, sino que es necesario empujarla para que esta genere réplicas a su alrededor. Para consolidar este proyecto, también se requiere vincular a gente comprometida con el cambio, que a su vez genere réplicas y provoque un efecto realmente expansivo, para provocar el tan anhelado cambio en la cultura empresarial de México.

El IMMPC cree en el gran potencial de las empresas mexicanas, es por ello que su principal objetivo es el de contribuir a su crecimiento y consolidación. Para lograrlo, el Instituto trabaja para potenciar la investigación y desarrollo de las mejores prácticas, promoviendo el el emprendimiento, fomentando la innovación y la tecnología, proponiendo programas de intercambio de experiencias entre sus miembros y estableciendo relaciones estratégicas con otros organismos, instituciones y universidades.

Visita la página

El Modelo de Gestión del IMMPC reúne las mejores prácticas en diferentes rubros y las concentra en una metodología integral que tiene como objetivo lograr la consolidación de las empresas, así como su trascendencia en el tiempo.

Suscríbete

Modalidades de suscripción - Disfruta de un 40% de descuento contra precio de anaquel



Suscríbete vía depósito bancario:

Datos de depósito: Depósito en Banorte, No. de cuenta: 0837603290, CLABE: 072 320 0 0837603290 4

Completa tus datos en el siguiente formulario y anexa tu comprobante de pago escaneado.

También puedes hacer el depósito en cualquier tienda 7-Eleven o escríbenos por correo y nosotros nos pondremos en contacto contigo suscripciones@mejorespracticas.com.mx

Anúnciate.

Anúnciate en el primer proyecto editorial en México que busca transformar la cultura empresarial del país, que se dedica a divulgar la labor de quienes están haciendo las cosas bien.

Descarga el media kit

ACERCA DE MEJORES PRÁCTICAS

Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C., cuya misión es divulgar las mejores prácticas de los negocios, con el fin de promover una cultura empresarial que busca llegar al éxito por medios legítimos.

Presenta contenidos de vanguardia que incluyen artículos y entrevistas, protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica, que ayudan al lector a resolver los problemas con los que se enfrenta a diario en el mundo empresarial; esto a través de un formato de alto impacto y diseño propositivo.

AUDIENCIA

Empresarios, directivos y ejecutivos de alto nivel. Así como socios y miembros del IMMPC.

Los lectores son personas en puestos de decisión, innovadores y con inquietud intelectual; además de contar con licenciatura y generalmente con estudios de posgrado, son personas de gran influencia a nivel político, empresarial y directivo con lineamientos claros y un gran deseo de aprendizaje hacia nuevas formas de estrategia, administración y gobierno corporativo que les permitan alcanzar el éxito del entorno en que se desenvuelven.

PRINCIPALES SECCIONES

WEB Y CONTENIDOS INTERACTIVOS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPACIOS RESALTADOS

ESPACIOS EN PÁGINA WEB

Pregunte a nuestro representante de ventas por estas tarifas.


SERVICIO DE DISEÑO Y CONCEPTO CREATIVO

Pregunte a nuestro representante de ventas por este servicio.


PRÓXIMAS EDICIONES

  • ENERO-FEBRERO 2015
    ¡Que México crezca! Una mirada a la gente que esta cambiando México.
  • MARZO-ABRIL 2015
    Profesionalización: Llevando a la empresa hacia el futuro.
  • MAYO-JUNIO 2015
    Desarrollo sustentable, la nueva llave del crecimiento económico.

 

  • JULIO-AGOSTO 2015
    Cumplimiento regulatorio: Un chequeo de salud a tu empresa.
  • SEPTIEMBRE-OCTUBRE 2015
    Certificaciones que agregan valor.
  • NOVIEMBRE-DICIEMBRE 2015
    Administración de riesgos y mejora continua.

Colabora en Mejores Prácticas Corporativas

Si deseas compartir alguna colaboración para Mejores Prácticas Corporativas, o divulgar la labor de alguna persona u organización que de distinga por hacer las cosas bien, escríbenos a: contacto@mejorespracticas.com.mx

¿Cómo escribir para Mejores Prácticas Corporativas?

Historias de Oficina: Minuta de la junta de hoy

de de
José Luis Sandoval Encarnación

Director editorial de Mejores Prácticas Corporativas

8:25 a.m.: Un licenciado se apersona en una sala de juntas vacía. Enciende su computadora, abre su Facebook.

8:38 a.m.: La junta debía iniciar a las ocho y media, pero nadie ha aparecido. La mayoría anuncia por WhatsApp que llegará cinco minutos tarde.

8:42 a.m.: Es una regla no escrita que cinco minutos pueden extenderse a diez, quince o veinte. El licenciado lo sabe, y por eso sigue viendo las fotos de su ‘feis’, despreocupadamente.

8:53 a.m.: Ya hay aquí seis personas, faltan otras dos y falta el jefe. Algunos de los presentes ya encienden su computadora, y otros van a prepararse un café “mientras llegan los demás”. El licenciado sigue en Facebook, pero ya también abrió su correo y su agenda.

 

“Al jefe le cae una llamada urgente. Sale de la sala de juntas. Nadie puede proseguir sin él”.

 

9:05 a.m.: Todos están a la mesa, con computadora o tableta, y teclean mucho, mucho, mucho. El jefe ha llamado por teléfono y ha mandado pedir que se dé inicio a la reunión mientras él llega. Al tiempo que el segundo de a bordo batalla para conectar su equipo al proyector, los del otro extremo de la mesa charlan en voz baja acerca de las frivolidades de su fin de semana. Una risita furtiva, más ruidosa de lo que debería, se escucha brevemente.

9:15 a.m.: ¡¿Tan solo han pasado diez minutos?! Todos tuercen la cara ante una presentación de PowerPoint inagotable. El que expone no lo nota porque ha dado la espalda a su audiencia para leer, palabra por palabra, cuatro párrafos hacinados en una misma diapositiva.

9:17 a.m.: Alguien tiene una pregunta. La pregunta es sobre algo que se mencionó hace siete minutos.

9:19 a.m.: El que preguntó vuelve a preguntar; sospecha que ha dado con algo y está empecinado en llegar al fondo de esto. ¿Que nadie le mandó la minuta de la junta pasada?

9:23 a.m.: Un joven con mucha iniciativa se ha sumado para discutir este asunto de la pregunta. Primero tomó partido con la persona que preguntó, pero ahora se siente desorientado. Luego le da la contra a ambos. El preguntador y el preguntado hacen una tregua y proceden a explicarle el asunto para poder avanzar. El joven terquea. El reloj avanza solo.

9:27 a.m.: Originalmente, la reunión debía finalizar a las nueve y media. La gente empieza a mandar mensajes y correos electrónicos para aventajar los pendientes del día.

9:31 a.m.: Ya llegó el jefe. El presentador se sienta. El preguntón lo pone al corriente de lo que han discutido. El joven con iniciativa interviene brevemente para confirmar la información y mostrar su iniciativa. El jefe cree que se han pasado por alto algunos detalles. De vuelta a la primera diapositiva.

10:21 a.m.: Ha habido buenos minutos de trabajo. El jefe reparte responsabilidades. Nadie las anota. Se ponen fechas para entregar resultados: la próxima semana, o unos días más. Hay un celular que no ha dejado de vibrar sobre la mesa, pero su misterioso dueño nunca lo levanta. Todos fingen demencia.

10:23 a.m.: Falta alguien por presentar el estatus de sus pendientes. “Lo seguimos revisando”, dice. Es la misma respuesta de la junta pasada. Ahora vemos una especie de gráfica con muchos colores. La escala no hace mucho sentido. ¿No habría sido mejor presentar esto con una gráfica de barras? El jefe pregunta acerca de la aparente falta de lógica en un dato. Falta información para responder, entonces hay que abrir otro archivo de Excel. Excel se traba.

10:24 a.m.: Excel ya funciona. Aparece una tabla con un formato enojoso. El jefe debe dedicar cinco minutos a entender de dónde han salido tantas crucecitas. Al parecer, a la persona que hizo la tabla no le gusta usar filtros.

10:29 a.m.: Al jefe le cae una llamada urgente. Sale de la sala de juntas. Nadie puede proseguir sin él. El preguntón propone algunas interrogantes. La persona de las crucecitas responde con desgano. Algunos entornan los ojos. El preguntón cree que ha dado con otro punto neurálgico que había permanecido escondido a simple vista.

10:30 a.m.: Nadie sabe quién invitó a la señorita que se sienta al fondo, y ella no ha intervenido para nada, pero no pierde el tiempo. Por la forma en la que mecanografía, parece hacker de película de acción.

10:31 a.m.: Vuelve el jefe. Retoma el asunto de las crucecitas.

10:55 a.m.: El asunto de las crucecitas ha tomado demasiado tiempo. Muchos ya tienen que irse. El segundo de a bordo tiene una cita en diez minutos y el jefe no puede continuar sin él. Una última pregunta.

11:15 a.m.: ¡Ya son más de las once! Una disculpa a todos, dice el jefe. La gente ya va tarde a todos lados. Cuando cada quien llegue a su respectivo destino, dirá: “Es que tuve una junta importantísima”. Así es la vida de los individuos que toman decisiones.

11:16 a.m.: El licenciado que llegó temprano cierra Facebook y revisa sus notas: prácticamente no tomó apuntes.

11:16:05 a.m.: Habrá que hacer otra junta para darle seguimiento a esta junta.

Sobre el ilustrador

Oliver Flores es ilustrador y artista gráfico. Radica en la ciudad de Guadalajara, México.

oliverflores.com
Twitter: @o_oliverart