¿Quiénes somos?

La revista Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C. (IMMPC). El Instituto nació a finales de 2009 en Jalisco, en medio de una de las peores crisis financieras de la historia, y en un entorno competitivo complicado.

Entendiendo que existían un sinnúmero de conceptos y metodologías diseñadas para guiar a las empresas y lograr su institucionalización y trascendencia, pero que no se tenía claro cómo éstas debían implementarse, resultaba necesario contar con un organismo que generara lineamientos para ayudar a las empresas a alcanzar sus objetivos. Es por ello que el IMMPC se posiciona como un marco de referencia y un espacio de vinculación y promoción de las mejores prácticas corporativas.

Con el fin de promover la cultura de mejores prácticas, y hacer llegar este mensaje a la comunidad empresarial, el IMMPC crea la revista Mejores Prácticas Corporativas.

Nuestra Misión

Divulgar y promover las mejores prácticas de los negocios, con el fin de demostrar que se puede llegar al éxito a través de medios legítimos, contribuyendo así a cambiar la cultura empresarial de México.

¿Qué hacemos?

Presentamos entrevistas, casos de éxito y artículos —todos ellos protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica— que le brindan al lector una mejor perspectiva para resolver los problemas a los que se enfrenta diariamente en el mundo empresarial. No sólo queremos hablar de qué hicieron, sino de cómo lo hicieron y por qué lo hicieron, para inspirar a más mexicanos y demostrar que hacer las cosas bien no sólo es posible, sino que es valioso y, sobre todo, satisfactorio.

Nuestra publicación toca diversos temas de negocios, pero se especializa en temas de empresas familiares, institucionalización y gobierno corporativo, siendo éstos rubros esenciales para garantizar la consolidación y la trascendencia de las empresas de todo el mundo.

Encuéntranos

Nuestras Oficinas

Ostia 2782 Piso 4.
Col. Providencia.
CP. 44630.
Guadalajara, Jalisco.

Teléfonos

+ 52 (33) 3615 0047
+ 52 (33) 3813 2527
01 800 PRACTIK

Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas

A finales de 2009, nace en Jalisco el Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas A.C. (IMMPC), en medio de la peor crisis financiera de la historia reciente y en un entorno competitivo complicado. El IMMPC nace al ver la necesidad de que había un sinnúmero de conceptos, metodologías, sistemas y herramientas modernas que podían apoyar las tareas de administración empresarial, pero que no se tenía claro ni la manera ni el orden en que tales elementos debían implementarse. Era necesario contar con un organismo que generara referencias para evaluar la metodología más viable, con vistas a alcanzar los objetivos de dirección y control de las empresas.

Es por ello que el IMMPC, a través de su Centro de Investigación y Desarrollo (CID), adoptó el firme compromiso de identificar y estudiar las mejores prácticas existentes, así como la relación coherente, congruente y efectiva que existe entre ellas, ya que la aplicación de unas cuantas, de manera aislada, no genera los beneficios y resultados esperados.

En un afán por divulgar la cultura de mejores prácticas en las organizaciones, el IMMPC creó la revista de Mejores Prácticas Corporativas, su medio oficial de difusión y una herramienta de acercamiento con las empresas familiares, dueños, emprendedores y directivos de las empresas mexicanas, que les ayuda a conocer las tendencias de las mejores prácticas a nivel mundial, ayudándoles a resolver los problemas a los que se enfrentan día con día.

Hoy, el Instituto se consolida a nivel nacional, pues cuenta con los Capítulos Cd. de México y Bajío, este último con sede en Querétaro. Este crecimiento obedece a la ideología de que, para generar un cambio en la cultura empresarial del país, no solo basta con proponer una idea, sino que es necesario empujarla para que esta genere réplicas a su alrededor. Para consolidar este proyecto, también se requiere vincular a gente comprometida con el cambio, que a su vez genere réplicas y provoque un efecto realmente expansivo, para provocar el tan anhelado cambio en la cultura empresarial de México.

El IMMPC cree en el gran potencial de las empresas mexicanas, es por ello que su principal objetivo es el de contribuir a su crecimiento y consolidación. Para lograrlo, el Instituto trabaja para potenciar la investigación y desarrollo de las mejores prácticas, promoviendo el el emprendimiento, fomentando la innovación y la tecnología, proponiendo programas de intercambio de experiencias entre sus miembros y estableciendo relaciones estratégicas con otros organismos, instituciones y universidades.

Visita la página

El Modelo de Gestión del IMMPC reúne las mejores prácticas en diferentes rubros y las concentra en una metodología integral que tiene como objetivo lograr la consolidación de las empresas, así como su trascendencia en el tiempo.

Suscríbete

Modalidades de suscripción - Disfruta de un 40% de descuento contra precio de anaquel



Suscríbete vía depósito bancario:

Datos de depósito: Depósito en Banorte, No. de cuenta: 0837603290, CLABE: 072 320 0 0837603290 4

Completa tus datos en el siguiente formulario y anexa tu comprobante de pago escaneado.

También puedes hacer el depósito en cualquier tienda 7-Eleven o escríbenos por correo y nosotros nos pondremos en contacto contigo suscripciones@mejorespracticas.com.mx

Anúnciate.

Anúnciate en el primer proyecto editorial en México que busca transformar la cultura empresarial del país, que se dedica a divulgar la labor de quienes están haciendo las cosas bien.

Descarga el media kit

ACERCA DE MEJORES PRÁCTICAS

Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C., cuya misión es divulgar las mejores prácticas de los negocios, con el fin de promover una cultura empresarial que busca llegar al éxito por medios legítimos.

Presenta contenidos de vanguardia que incluyen artículos y entrevistas, protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica, que ayudan al lector a resolver los problemas con los que se enfrenta a diario en el mundo empresarial; esto a través de un formato de alto impacto y diseño propositivo.

AUDIENCIA

Empresarios, directivos y ejecutivos de alto nivel. Así como socios y miembros del IMMPC.

Los lectores son personas en puestos de decisión, innovadores y con inquietud intelectual; además de contar con licenciatura y generalmente con estudios de posgrado, son personas de gran influencia a nivel político, empresarial y directivo con lineamientos claros y un gran deseo de aprendizaje hacia nuevas formas de estrategia, administración y gobierno corporativo que les permitan alcanzar el éxito del entorno en que se desenvuelven.

PRINCIPALES SECCIONES

WEB Y CONTENIDOS INTERACTIVOS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPACIOS RESALTADOS

ESPACIOS EN PÁGINA WEB

Pregunte a nuestro representante de ventas por estas tarifas.


SERVICIO DE DISEÑO Y CONCEPTO CREATIVO

Pregunte a nuestro representante de ventas por este servicio.


PRÓXIMAS EDICIONES

  • ENERO-FEBRERO 2015
    ¡Que México crezca! Una mirada a la gente que esta cambiando México.
  • MARZO-ABRIL 2015
    Profesionalización: Llevando a la empresa hacia el futuro.
  • MAYO-JUNIO 2015
    Desarrollo sustentable, la nueva llave del crecimiento económico.

 

  • JULIO-AGOSTO 2015
    Cumplimiento regulatorio: Un chequeo de salud a tu empresa.
  • SEPTIEMBRE-OCTUBRE 2015
    Certificaciones que agregan valor.
  • NOVIEMBRE-DICIEMBRE 2015
    Administración de riesgos y mejora continua.

Colabora en Mejores Prácticas Corporativas

Si deseas compartir alguna colaboración para Mejores Prácticas Corporativas, o divulgar la labor de alguna persona u organización que de distinga por hacer las cosas bien, escríbenos a: contacto@mejorespracticas.com.mx

¿Cómo escribir para Mejores Prácticas Corporativas?

Entrevista con Ileana López, Head of Sustainability & Foundation de C&A

de de
José Luis Sandoval Encarnación

Director editorial de Mejores Prácticas Corporativas

“Cuando los empleados están activos en programas de responsabilidad social, se empieza a detonar un sentimiento de mejor práctica interna.”

Fotos cortesía de C&A

La empresa C&A es una organización líder en las industrias textil, del vestido y del calzado, comprometida con ofrecer buenas condiciones de trabajo, asegurando el bienestar de sus empleados. Desde hace cuatro años, esta organización se ha comprometido con la asistencia y la protección de víctimas de desastres naturales en México. Pero, ahora, C&A quiere que ese esfuerzo se convierta en un movimiento global.  Es por esto que, en febrero, la Fundación C&A formó una alianza internacional con la organización Save the Children, para asistir a madres e hijos en la preparación ante catástrofes y situaciones de emergencia. 

En México, es la Lic. Ileana López, quien ha dedicado su carrera profesional a la generación de diversos programas de responsabilidad social en las empresas, la persona encargada de concentrar los recursos de Fundación C&A para ayudar a la población de nuestro país ante cualquier contingencia ambiental. Tuvimos la oportunidad de charlar con ella unos minutos, para conocer algunos de sus insights sobre la labor de responsabilidad social en las fundaciones corporativas.

Usted tiene una larga trayectoria apoyando iniciativas de responsabilidad social. ¿Qué busca alguien como usted, en una empresa, para saber que se le involucrará en un proyecto serio y no una mera cuestión de relaciones públicas?

Vine a C&A porque el tema del apoyo a la comunidad es auténtico. Lo percibí desde que platiqué con los miembros de la familia empresaria de C&A, desde los muy jóvenes hasta los adultos mayores. He tenido experiencias con muchas fundaciones corporativas, y he dirigido proyectos de responsabilidad social en corporativos grandes, y así uno aprende a distinguir quién lo asume de manera auténtica y quien lo hace con otro interés. Aquí, definitivamente es un compromiso real. De verdad lo traen, y como el corporativo ya es tan grande, ahora se ve más allá de las utilidades: se habla de un impacto, tanto a nivel nacional como global; se habla de cómo mejorar las condiciones del algodón en el mundo, de cómo ayudar a que en México las industrias textil, del vestido y del calzado cumplan con un código de ética que va más allá de las leyes.

“Para las personas con discapacidad que trabajan, un año de trabajo equivale a cuatro años de rehabilitación”.
¿Qué miembro de la empresa es fundamental para garantizar que una fundación corporativa pueda funcionar?

Si el consejo de administración o el director general no están convencidos del proyecto, será mucho más difícil de efectuar y mantener. Dentro de las empresas, sí existen algunos intraemprendedores sociales que llegan a formar algunos movimientos, pero el tiempo que les lleva es más largo, y necesitan hacer un esfuerzo mayor para generar cambios tangibles. Y si la persona que inició el proyecto sale de la empresa, la iniciativa se va con él. Por eso, este es un tema del que la Alta Dirección debe estar convencida, porque algunas veces se tendrá que sacrificar el tiempo de los empleados, el presupuesto —e incluso las utilidades— para atender la responsabilidad social.

¿Qué elementos debe buscar una empresa en una ONG o fundación para asegurar que un proyecto de responsabilidad social conjunto será exitoso?

Yo creo que el profesionalismo, los resultados, la estructura que tienen…, y la gente, porque una empresa debe tener plena confianza en las personas que conforman la institución. Otro punto muy importante es que ambas partes deben compartir una misma visión y misión. Si hay una organización que tiene una doble agenda o que busca un objetivo distinto al de la empresa, entonces empiezan los desacuerdos y malentendidos. En nuestro caso, existe un proceso de valoración muy extenso; es casi el mismo que se sigue cuando se toma la decisión de asociarse con otra empresa, porque nos estamos relacionando con alguien más para lograr una causa. En nuestro caso, incluso, tuvimos que involucrar a Recursos Humanos y a Finanzas, porque se tiene que hacer un análisis, muy similar al de cualquier negocio, para determinar con quién se puede atender mejor la causa que buscamos cumplir, quién tiene más experiencia, cuáles son sus resultados y sus prácticas, etc.

De su experiencia trabajando para crear ambientes de trabajo incluyentes para personas con discapacidad, quisiera preguntarle: ¿qué impacto tiene esto en la vida de este tipo de personas?

Para las personas con discapacidad que trabajan, un año de trabajo equivale a cuatro años de rehabilitación. Además de que ganan autoestima, se vuelven independientes, generan sus propios ingresos, se autodefinen y aprenden que no solamente son capaces de generar dinero, sino que pueden tener un proyecto profesional, formar sus propias vidas y crear sus propias familias. Y también se benefician las personas que los cuidan, porque ellos también ganan tiempo para hacer sus propias vida.

Cuando se piensa en sensibilizar al público acerca de algún tema de responsabilidad social, lo primero en lo que muchos piensan es en una campaña de publicidad. Pero, ¿qué implica realmente ‘sensibilizar’ dentro de una empresa?

En mi experiencia, hay varias formas o canales de comunicación para sensibilizar a la gente, porque no todo el mundo responde a un mismo lenguaje. Sobre todo, se tiene que hacer con el ejemplo: cuando uno brinda a sus empleados la información de cómo se está logrando hacer un cambio, y además se les muestran los resultados obtenidos, se podrá despertar mucho más el interés de participación. Ahí es cuando la gente escucha mejor. También se debe vigilar cómo es que la cultura institucional está absorbiendo el cambio, pero ese es un proceso que no se puede llevar a cabo en seis meses. Debe tomar uno o dos años de revisión, hasta que se genere una transformación tangible, un cambio cultural que se instaure para siempre en el negocio.

Se trata de informar, compartir, tener indicadores que les hablen a los empresarios, y mostrar niveles de productividad. Además, cuando los empleados están activos en programas de responsabilidad social, se empieza a detonar un sentimiento de mejor práctica interna, que llega incluso a disminuir la depresión de los empleados.

Ileana López cuenta con más de 15 años de experiencia en desarrollo institucional y de programas de sustentabilidad en asociaciones y empresas como Fundación ParaLife México, el Fondo de Estrategia Social (FES), y la Fundación Mexicana para el Desarrollo Social. También es cofundadora de la organización World’s Hand Organization, que fomenta el voluntariado internacional de jóvenes Mexicanos.

Perfil