¿Quiénes somos?

La revista Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C. (IMMPC). El Instituto nació a finales de 2009 en Jalisco, en medio de una de las peores crisis financieras de la historia, y en un entorno competitivo complicado.

Entendiendo que existían un sinnúmero de conceptos y metodologías diseñadas para guiar a las empresas y lograr su institucionalización y trascendencia, pero que no se tenía claro cómo éstas debían implementarse, resultaba necesario contar con un organismo que generara lineamientos para ayudar a las empresas a alcanzar sus objetivos. Es por ello que el IMMPC se posiciona como un marco de referencia y un espacio de vinculación y promoción de las mejores prácticas corporativas.

Con el fin de promover la cultura de mejores prácticas, y hacer llegar este mensaje a la comunidad empresarial, el IMMPC crea la revista Mejores Prácticas Corporativas.

Nuestra Misión

Divulgar y promover las mejores prácticas de los negocios, con el fin de demostrar que se puede llegar al éxito a través de medios legítimos, contribuyendo así a cambiar la cultura empresarial de México.

¿Qué hacemos?

Presentamos entrevistas, casos de éxito y artículos —todos ellos protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica— que le brindan al lector una mejor perspectiva para resolver los problemas a los que se enfrenta diariamente en el mundo empresarial. No sólo queremos hablar de qué hicieron, sino de cómo lo hicieron y por qué lo hicieron, para inspirar a más mexicanos y demostrar que hacer las cosas bien no sólo es posible, sino que es valioso y, sobre todo, satisfactorio.

Nuestra publicación toca diversos temas de negocios, pero se especializa en temas de empresas familiares, institucionalización y gobierno corporativo, siendo éstos rubros esenciales para garantizar la consolidación y la trascendencia de las empresas de todo el mundo.

Encuéntranos

Nuestras Oficinas

Ostia 2782 Piso 4.
Col. Providencia.
CP. 44630.
Guadalajara, Jalisco.

Teléfonos

+ 52 (33) 3615 0047
+ 52 (33) 3813 2527
01 800 PRACTIK

Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas

A finales de 2009, nace en Jalisco el Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas A.C. (IMMPC), en medio de la peor crisis financiera de la historia reciente y en un entorno competitivo complicado. El IMMPC nace al ver la necesidad de que había un sinnúmero de conceptos, metodologías, sistemas y herramientas modernas que podían apoyar las tareas de administración empresarial, pero que no se tenía claro ni la manera ni el orden en que tales elementos debían implementarse. Era necesario contar con un organismo que generara referencias para evaluar la metodología más viable, con vistas a alcanzar los objetivos de dirección y control de las empresas.

Es por ello que el IMMPC, a través de su Centro de Investigación y Desarrollo (CID), adoptó el firme compromiso de identificar y estudiar las mejores prácticas existentes, así como la relación coherente, congruente y efectiva que existe entre ellas, ya que la aplicación de unas cuantas, de manera aislada, no genera los beneficios y resultados esperados.

En un afán por divulgar la cultura de mejores prácticas en las organizaciones, el IMMPC creó la revista de Mejores Prácticas Corporativas, su medio oficial de difusión y una herramienta de acercamiento con las empresas familiares, dueños, emprendedores y directivos de las empresas mexicanas, que les ayuda a conocer las tendencias de las mejores prácticas a nivel mundial, ayudándoles a resolver los problemas a los que se enfrentan día con día.

Hoy, el Instituto se consolida a nivel nacional, pues cuenta con los Capítulos Cd. de México y Bajío, este último con sede en Querétaro. Este crecimiento obedece a la ideología de que, para generar un cambio en la cultura empresarial del país, no solo basta con proponer una idea, sino que es necesario empujarla para que esta genere réplicas a su alrededor. Para consolidar este proyecto, también se requiere vincular a gente comprometida con el cambio, que a su vez genere réplicas y provoque un efecto realmente expansivo, para provocar el tan anhelado cambio en la cultura empresarial de México.

El IMMPC cree en el gran potencial de las empresas mexicanas, es por ello que su principal objetivo es el de contribuir a su crecimiento y consolidación. Para lograrlo, el Instituto trabaja para potenciar la investigación y desarrollo de las mejores prácticas, promoviendo el el emprendimiento, fomentando la innovación y la tecnología, proponiendo programas de intercambio de experiencias entre sus miembros y estableciendo relaciones estratégicas con otros organismos, instituciones y universidades.

Visita la página

El Modelo de Gestión del IMMPC reúne las mejores prácticas en diferentes rubros y las concentra en una metodología integral que tiene como objetivo lograr la consolidación de las empresas, así como su trascendencia en el tiempo.

Suscríbete

Modalidades de suscripción - Disfruta de un 40% de descuento contra precio de anaquel



Suscríbete vía depósito bancario:

Datos de depósito: Depósito en Banorte, No. de cuenta: 0837603290, CLABE: 072 320 0 0837603290 4

Completa tus datos en el siguiente formulario y anexa tu comprobante de pago escaneado.

También puedes hacer el depósito en cualquier tienda 7-Eleven o escríbenos por correo y nosotros nos pondremos en contacto contigo suscripciones@mejorespracticas.com.mx

Anúnciate.

Anúnciate en el primer proyecto editorial en México que busca transformar la cultura empresarial del país, que se dedica a divulgar la labor de quienes están haciendo las cosas bien.

Descarga el media kit

ACERCA DE MEJORES PRÁCTICAS

Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C., cuya misión es divulgar las mejores prácticas de los negocios, con el fin de promover una cultura empresarial que busca llegar al éxito por medios legítimos.

Presenta contenidos de vanguardia que incluyen artículos y entrevistas, protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica, que ayudan al lector a resolver los problemas con los que se enfrenta a diario en el mundo empresarial; esto a través de un formato de alto impacto y diseño propositivo.

AUDIENCIA

Empresarios, directivos y ejecutivos de alto nivel. Así como socios y miembros del IMMPC.

Los lectores son personas en puestos de decisión, innovadores y con inquietud intelectual; además de contar con licenciatura y generalmente con estudios de posgrado, son personas de gran influencia a nivel político, empresarial y directivo con lineamientos claros y un gran deseo de aprendizaje hacia nuevas formas de estrategia, administración y gobierno corporativo que les permitan alcanzar el éxito del entorno en que se desenvuelven.

PRINCIPALES SECCIONES

WEB Y CONTENIDOS INTERACTIVOS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPACIOS RESALTADOS

ESPACIOS EN PÁGINA WEB

Pregunte a nuestro representante de ventas por estas tarifas.


SERVICIO DE DISEÑO Y CONCEPTO CREATIVO

Pregunte a nuestro representante de ventas por este servicio.


PRÓXIMAS EDICIONES

  • ENERO-FEBRERO 2015
    ¡Que México crezca! Una mirada a la gente que esta cambiando México.
  • MARZO-ABRIL 2015
    Profesionalización: Llevando a la empresa hacia el futuro.
  • MAYO-JUNIO 2015
    Desarrollo sustentable, la nueva llave del crecimiento económico.

 

  • JULIO-AGOSTO 2015
    Cumplimiento regulatorio: Un chequeo de salud a tu empresa.
  • SEPTIEMBRE-OCTUBRE 2015
    Certificaciones que agregan valor.
  • NOVIEMBRE-DICIEMBRE 2015
    Administración de riesgos y mejora continua.

Colabora en Mejores Prácticas Corporativas

Si deseas compartir alguna colaboración para Mejores Prácticas Corporativas, o divulgar la labor de alguna persona u organización que de distinga por hacer las cosas bien, escríbenos a: contacto@mejorespracticas.com.mx

¿Cómo escribir para Mejores Prácticas Corporativas?

Club Deportivo Pachuca: de la cuna del futbol está naciendo un nuevo tipo de futbolista

de de
José Luis Sandoval y Esteban Muñoz

Dirección editorial de la revista Mejores Prácticas Corporativas

Hubo un tiempo en que los deportistas ídolos en este país eran candil en la cancha y oscuridad en su vida personal. Club Pachuca no cree en ese paradigma, y está haciendo lo propio para combatirlo.

En el 2001 (cien años después de su fundación) el Club de Futbol Pachuca estableció la Universidad del Futbol y Ciencias del Deporte (UFCD). Con 120 centros de formación y más de 300 escuelas filiales, su objetivo principal es ofrecer una formación integral —desde el entrenamiento deportivo hasta la formación académica y humana— tanto para sus estudiantes como para sus canteranos. La apuesta es que los jóvenes que formen parte de la UFCD sean, además de buenos jugadores, profesionistas competentes y personas con valores. Charlamos con Marco Garcés, exjugador de Primera División y director deportivo de Club de Futbol Pachuca, para que nos platicara un poco más acerca del porqué de esta filosofía.

Uno de los grandes distintivos de la UFCD es que no sólo se encarga de formar atletas, sino personas. ¿Cuál es esa formación académica que recibe un estudiante de la institución y qué pasa con los jóvenes que no alcanzan la primera división?

Sin duda, para nosotros es más importante la persona que el deporte. Es una responsabilidad que tenemos, y también reconocemos que se trata de una cuestión matemática: no todos pueden llegar a primera división. Por eso, es importante que no afectemos al joven que no llega, brindándole una formación académica y humana que le permita rehacer su vida en otros campos.

Es una pena ver cómo, después de haber tenido carreras tan exitosas, los jugadores malgastan su dinero en fiestas y se quedan sin nada.

En el ámbito académico, nuestras escuelas cuentan con primaria, secundaria y un sistema de bachillerato ambivalente del que egresan con una segunda especialidad —ya sea arbitraje o entrenamiento deportivo—. Después, los jóvenes tienen la opción de elegir entre siete licenciaturas y tres maestrías. Por el aspecto humano y espiritual, contamos con psicólogos, trabajadores sociales y párrocos que les ayudan en su desarrollo humano. Y en cuanto a lo deportivo, contamos con entrenadores que están muy al pendiente de su desarrollo individual, así como con nutriólogos y doctores que vigilan que los niños se desarrollen sanamente.

¿Por qué se necesita formar personas? ¿Por qué ya no hace sentido que los jugadores solo se dediquen a jugar bien?

Es una pena ver cómo, después de haber tenido carreras tan exitosas, los jugadores malgastan su dinero en fiestas y se quedan sin nada. Todo este acontecer te hace reflexionar en el sentido de que se necesita una nueva preparación. En este momento, nosotros estamos muy satisfechos y entusiasmados con la generación de jugadores que están llegando a primera división, como [Hirving, Chuky] Lozano o [Érick Gabriel Gutiérrez] Galaviz. Son deportistas que no solo destacan en la cancha, sino que también son personas que estudian, que tienen un tipo de comportamiento más ejemplar. Ya viene toda una generación de jugadores que tienen unas cualidades personales muy importantes. Aunque lo digo sin cantar victoria aún porque, cuando se empiecen a encontrar con todo el dinero y todas las tentaciones que tiene un deportista profesional, yo espero que puedan mantener ese comportamiento.

¿Qué hay que trabajar con los jóvenes para prepararlos para esos momentos de tentación?

Es difícil. Hay millones de ejemplos, porque empiezan a surgir personas que se les pegan (séquitos que se ponen detrás de ellos, buscando el prestigio por asociación), que constantemente les dicen que todo lo que hacen está bien y es muy simpático. En ese momento de culto a la personalidad, es muy difícil tener conciencia de nuestros actos y permanecer inmunes a toda esta vorágine de elogios que desestabilizan.

Yo creo que es importante que recuerden sus orígenes, para mantenerse bien centrados en sus objetivos, para que puedan seguir nutriendo los valores que les fueron inculcados por la gente que ellos respetan (sus padres, familiares y maestros). Eso es lo que intentamos fomentar, y esperamos que se puedan mantener de ese modo.

¿Considera que debe ser una obligación que el jugador sea un ejemplo para la sociedad? ¿Debería ser parte de su responsabilidad?

Es difícil responder a eso. Sé que son ejemplos y que, en ese sentido, tienen una responsabilidad qué asumir. Aunque, tal vez, en el momento en el que todos los jugadores decidan ser bien portados, los jóvenes querrán seguir a otros modelos, porque la rebeldía es ciertamente atractiva para ellos. Sin embargo, dentro de lo que uno puede controlar, yo creo que el jugador sí tiene que asumir un rol como líder de opinión y como ejemplo, y tomar responsabilidad de ese papel que le tocó jugar. Llevar una vida responsable les permitirá prolongar sus carreras, cuidar su dinero y su patrimonio.

El futbol tiene muchas ventajas, pero también algunas desventajas. Una es que mantiene a los jugadores inmaduros: ganándose la vida en shorts, jugando, bromeando, y en un ambiente de escuela. Es hasta los 40 años que salen a la vida real y se dan cuenta de que ganar dinero es muy difícil, que los trabajos duran al menos ocho horas y que tienen que salir de la burbuja en la que estaban envueltos.

Al igual que todos los equipos de la Liga Mexicana de Futbol, Club Pachuca ha tenido sus altas y bajas. ¿Cómo se busca la estabilidad en un ámbito sumamente volátil?

Ciertamente es un asunto que nos preocupa. Nosotros estamos buscando prácticas que nos permitan tener un éxito sostenible, y no estar dando bandazos de un año espectacular a otro año con mucho sufrimiento. Creo que hemos mejorado mucho en cuanto a estructuras, procesos y sistemas, y creo que estamos encaminados hacia un rendimiento más estable, para hacer un modelo de éxito sostenible. Queremos formar una institución que emule al Manchester United, al Barcelona o al Real Madrid: esos son equipos que en un mal año quedan en tercer lugar. Creo que eso se basa en operaciones, sistemas y procesos preestablecidos que permiten generar un rendimiento estable y sustentable.

Hace poco más de dos años, América Móvil compró acciones de Grupo Pachuca. ¿Qué buenas prácticas han tenido la oportunidad de aprender de la gente de Carlos Slim?

En mi actividad diaria, la operación ha variado poco; pero lo que sí ha cambiado fundamentalmente es la necesidad de reportar, de explicar y de justificar las decisiones. Los directivos ya no pueden tomar decisiones discrecionalmente; ahora se tiene que justificar y se tiene que tener un porqué de lo que haces. Yo creo que eso hace mucho bien a las instituciones, porque obliga a repensar y argumentar mejor las decisiones que se toman, y eso es muy positivo.

Una de las joyas de la corona de Grupo Pachuca es, justamente, la UFCD, especialmente porque hace falta más talento mexicano. De pronto, a la selección le falta un 10 o un centro delantero…

Por supuesto. En este momento, nosotros somos la fuerza número uno en cuanto a producción de jugadores para selecciones nacionales —en los últimos llamados hemos tenido 35 seleccionados—. Eso nos pone muy por delante de cualquier otro club en México, y eso es muy gratificante para nosotros. También, el año pasado llegamos a la final del torneo mexicano con el promedio de edad más joven en la historia del futbol; nunca un equipo tan joven había llegado a una final. Por eso, en este momento nos encontramos entusiasmados con el tipo de jugadores que estamos produciendo.

Siendo que usted trabaja cerca de los jóvenes, ¿cuál es su diagnóstico acerca de la mentalidad actual del jugador mexicano y de las generaciones que veremos más adelante?

Definitivamente, estamos muy emocionados. Nosotros tenemos muchos jugadores del interior de la República que decidieron dejar sus casas desde muy jóvenes. Para ellos el viajar, enfrentarse a cosas nuevas y estar solos no es algo que les amedrente. En ese sentido, también han sido muy positivos los ejemplos de gente como el Chicharito, Andrés Guardado o Guillermo Ochoa, que se fueron a Europa y no regresaron a los seis meses, sino que aguantaron y se quedaron allá. Los jugadores de ahora sienten que pueden, creen que pueden y, por consiguiente, pueden.

Usted fue una de las personas que recomendó al Chicharito al Manchester United. ¿Cuáles fueron las cualidades que le hicieron pensar que él podría funcionar allá?

Futbolísticamente, me atraía mucho que era un jugador que parecía estar cómodo con el balón, que tenía una gran relación con el gol. Por otro lado, me llamaron la atención sus cualidades personales: buen muchacho, dedicado, profesional, y con una gran resistencia a la frustración. Yo creo que eso es un tema muy importante dentro del futbol: no gana el que tiene más ganas de ganar, sino el que más resistencia tiene a la posibilidad de perder.

En su caso, ¿qué es lo que más valora de haber sido un jugador de primera división?

Yo creo que lo más relevante que te da el futbol es la posibilidad de encontrarte con las facetas del éxito y del fracaso —por lo menos en lo aparente, porque yo creo que tenemos éxito o fracasamos mucho menos de lo que creemos—. Te da esa oportunidad de medir tus fortalezas cuando todos te dicen que vas bien; o cuando todos de abuchean, te marcan y te señalan. El futbol te da la posibilidad de conocerte a ti mismo, de saber cómo eres en verdad. Y aún cuando toda la opinión de los demás hacia ti esté alterada, tú tienes que mantenerte dentro de una realidad. Eso es lo que le agradezco mucho al futbol: que me haya permitido conocerme realmente.

¿Qué es lo que podemos esperar de Grupo Pachuca en el futuro?

Viene un futuro muy importante para nosotros. La inyección de dinero y estímulo de Grupo Carso hará que nuestro grupo siga pensando en crecimiento, en innovación, y realizando nuevos proyectos con pasión. Me parece que vienen muchas cosas buenas y nuevas. Para mí es muy interesante y emocionante formar parte de este grupo y estar al pendiente de lo que pasará próximamente.

Marco Antonio Garcés Ramírez

Marco Garcés (Ciudad de México, 1972) debutó en Primera División como mediocampista del Cruz Azul Fútbol Club, en la temporada 1994-1995. Posteriormente jugó con el Club Deportivo Guadalajara, el Club Deportivo Estudiantes Tecos, y se unió al Club Pachuca en 1999, con quien fue campeón de la Liga Mexicana en el Invierno 99, 2001 y Apertura 2003. Al concluir su trayectoria futbolística (junto a Cruz Azul, en el Torneo de Clausura 2005), se trasladó a Inglaterra para cursar la carrera Ciencia y Futbol, en la Liverpool John Moores University. Actualmente funge como director deportivo del Club Pachuca, en donde también se ha desempeñado como Jefe de Reclutamiento.