¿Quiénes somos?

La revista Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C. (IMMPC). El Instituto nació a finales de 2009 en Jalisco, en medio de una de las peores crisis financieras de la historia, y en un entorno competitivo complicado.

Entendiendo que existían un sinnúmero de conceptos y metodologías diseñadas para guiar a las empresas y lograr su institucionalización y trascendencia, pero que no se tenía claro cómo éstas debían implementarse, resultaba necesario contar con un organismo que generara lineamientos para ayudar a las empresas a alcanzar sus objetivos. Es por ello que el IMMPC se posiciona como un marco de referencia y un espacio de vinculación y promoción de las mejores prácticas corporativas.

Con el fin de promover la cultura de mejores prácticas, y hacer llegar este mensaje a la comunidad empresarial, el IMMPC crea la revista Mejores Prácticas Corporativas.

Nuestra Misión

Divulgar y promover las mejores prácticas de los negocios, con el fin de demostrar que se puede llegar al éxito a través de medios legítimos, contribuyendo así a cambiar la cultura empresarial de México.

¿Qué hacemos?

Presentamos entrevistas, casos de éxito y artículos —todos ellos protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica— que le brindan al lector una mejor perspectiva para resolver los problemas a los que se enfrenta diariamente en el mundo empresarial. No sólo queremos hablar de qué hicieron, sino de cómo lo hicieron y por qué lo hicieron, para inspirar a más mexicanos y demostrar que hacer las cosas bien no sólo es posible, sino que es valioso y, sobre todo, satisfactorio.

Nuestra publicación toca diversos temas de negocios, pero se especializa en temas de empresas familiares, institucionalización y gobierno corporativo, siendo éstos rubros esenciales para garantizar la consolidación y la trascendencia de las empresas de todo el mundo.

Encuéntranos

Nuestras Oficinas

Ostia 2782 Piso 4.
Col. Providencia.
CP. 44630.
Guadalajara, Jalisco.

Teléfonos

+ 52 (33) 3615 0047
+ 52 (33) 3813 2527
01 800 PRACTIK

Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas

A finales de 2009, nace en Jalisco el Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas A.C. (IMMPC), en medio de la peor crisis financiera de la historia reciente y en un entorno competitivo complicado. El IMMPC nace al ver la necesidad de que había un sinnúmero de conceptos, metodologías, sistemas y herramientas modernas que podían apoyar las tareas de administración empresarial, pero que no se tenía claro ni la manera ni el orden en que tales elementos debían implementarse. Era necesario contar con un organismo que generara referencias para evaluar la metodología más viable, con vistas a alcanzar los objetivos de dirección y control de las empresas.

Es por ello que el IMMPC, a través de su Centro de Investigación y Desarrollo (CID), adoptó el firme compromiso de identificar y estudiar las mejores prácticas existentes, así como la relación coherente, congruente y efectiva que existe entre ellas, ya que la aplicación de unas cuantas, de manera aislada, no genera los beneficios y resultados esperados.

En un afán por divulgar la cultura de mejores prácticas en las organizaciones, el IMMPC creó la revista de Mejores Prácticas Corporativas, su medio oficial de difusión y una herramienta de acercamiento con las empresas familiares, dueños, emprendedores y directivos de las empresas mexicanas, que les ayuda a conocer las tendencias de las mejores prácticas a nivel mundial, ayudándoles a resolver los problemas a los que se enfrentan día con día.

Hoy, el Instituto se consolida a nivel nacional, pues cuenta con los Capítulos Cd. de México y Bajío, este último con sede en Querétaro. Este crecimiento obedece a la ideología de que, para generar un cambio en la cultura empresarial del país, no solo basta con proponer una idea, sino que es necesario empujarla para que esta genere réplicas a su alrededor. Para consolidar este proyecto, también se requiere vincular a gente comprometida con el cambio, que a su vez genere réplicas y provoque un efecto realmente expansivo, para provocar el tan anhelado cambio en la cultura empresarial de México.

El IMMPC cree en el gran potencial de las empresas mexicanas, es por ello que su principal objetivo es el de contribuir a su crecimiento y consolidación. Para lograrlo, el Instituto trabaja para potenciar la investigación y desarrollo de las mejores prácticas, promoviendo el el emprendimiento, fomentando la innovación y la tecnología, proponiendo programas de intercambio de experiencias entre sus miembros y estableciendo relaciones estratégicas con otros organismos, instituciones y universidades.

Visita la página

El Modelo de Gestión del IMMPC reúne las mejores prácticas en diferentes rubros y las concentra en una metodología integral que tiene como objetivo lograr la consolidación de las empresas, así como su trascendencia en el tiempo.

Suscríbete

Modalidades de suscripción - Disfruta de un 40% de descuento contra precio de anaquel



Suscríbete vía depósito bancario:

Datos de depósito: Depósito en Banorte, No. de cuenta: 0837603290, CLABE: 072 320 0 0837603290 4

Completa tus datos en el siguiente formulario y anexa tu comprobante de pago escaneado.

También puedes hacer el depósito en cualquier tienda 7-Eleven o escríbenos por correo y nosotros nos pondremos en contacto contigo suscripciones@mejorespracticas.com.mx

Anúnciate.

Anúnciate en el primer proyecto editorial en México que busca transformar la cultura empresarial del país, que se dedica a divulgar la labor de quienes están haciendo las cosas bien.

Descarga el media kit

ACERCA DE MEJORES PRÁCTICAS

Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C., cuya misión es divulgar las mejores prácticas de los negocios, con el fin de promover una cultura empresarial que busca llegar al éxito por medios legítimos.

Presenta contenidos de vanguardia que incluyen artículos y entrevistas, protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica, que ayudan al lector a resolver los problemas con los que se enfrenta a diario en el mundo empresarial; esto a través de un formato de alto impacto y diseño propositivo.

AUDIENCIA

Empresarios, directivos y ejecutivos de alto nivel. Así como socios y miembros del IMMPC.

Los lectores son personas en puestos de decisión, innovadores y con inquietud intelectual; además de contar con licenciatura y generalmente con estudios de posgrado, son personas de gran influencia a nivel político, empresarial y directivo con lineamientos claros y un gran deseo de aprendizaje hacia nuevas formas de estrategia, administración y gobierno corporativo que les permitan alcanzar el éxito del entorno en que se desenvuelven.

PRINCIPALES SECCIONES

WEB Y CONTENIDOS INTERACTIVOS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPACIOS RESALTADOS

ESPACIOS EN PÁGINA WEB

Pregunte a nuestro representante de ventas por estas tarifas.


SERVICIO DE DISEÑO Y CONCEPTO CREATIVO

Pregunte a nuestro representante de ventas por este servicio.


PRÓXIMAS EDICIONES

  • ENERO-FEBRERO 2015
    ¡Que México crezca! Una mirada a la gente que esta cambiando México.
  • MARZO-ABRIL 2015
    Profesionalización: Llevando a la empresa hacia el futuro.
  • MAYO-JUNIO 2015
    Desarrollo sustentable, la nueva llave del crecimiento económico.

 

  • JULIO-AGOSTO 2015
    Cumplimiento regulatorio: Un chequeo de salud a tu empresa.
  • SEPTIEMBRE-OCTUBRE 2015
    Certificaciones que agregan valor.
  • NOVIEMBRE-DICIEMBRE 2015
    Administración de riesgos y mejora continua.

Colabora en Mejores Prácticas Corporativas

Si deseas compartir alguna colaboración para Mejores Prácticas Corporativas, o divulgar la labor de alguna persona u organización que de distinga por hacer las cosas bien, escríbenos a: contacto@mejorespracticas.com.mx

¿Cómo escribir para Mejores Prácticas Corporativas?

Lecciones de ética empresarial a cargo de Fernando Savater

de de
Esteban Muñoz Aguilar

Es editor asociado en la revista Mejores Prácticas Corporativas

Con una prosa sencilla y amena, Ética para la empresa es una excelente aproximación a la deontología empresarial. Cualquier empresario, pequeño o grande, puede beneficiarse con la lectura de este breve ensayo, para evaluar la cualidad ética de su negocio.

En la Antigua Grecia (800 a. C.-600 d. C.), el modelo de un hombre ideal pertenecía al ‘héroe de la ciudad’; en la Edad Media (473-1492), el hombre ideal fue ‘el santo’; durante la Ilustración (1643-1789), este honor perteneció a ‘el sabio’. Y ahora, en la época posmoderna, el modelo del hombre (o la mujer) ideal es el empresario “creador de la actividad productiva y económica porque es el que, de alguna manera, todos quieren ser y alcanzar, y porque representa el nivel más alto, envidiable y logrado de la escala social”. Este es uno de los argumentos centrales que el escritor y filósofo español Fernando Savater presenta en su libro Ética para la empresa (España, 2014; México 2015), publicado por Penguin Random House Grupo Editorial  y editado por Conecta.

Compuesto por una serie de charlas que el autor ofreció en Bogotá, Colombia, Ética para la empresa es una disertación sobre la responsabilidad ética de los empresarios en el siglo XXI. Bajo esta premisa, Savater explica que, como ‘modelos emblemáticos’ de la época, los líderes de negocio necesitan establecer niveles de moralidad compatibles con sus trabajos y sus entornos sociales, para garantizar el buen funcionamiento de las empresas: “Desde el punto de vista ético, se considera que toda fuente de riqueza es social y, por tanto, implica responsabilidades sociales en quienes se benefician de ella, tanto más cuanto más provecho obtengan”.

La brújula de la ética

Desde la perspectiva de Fernando Savater, la ética empresarial se desenvuelve en los siguientes planos: personal o individual (el cargo o la tarea que cada empleado realiza); organizativo (adecuación correcta de las metas, los procesos, la remuneración y el reparto de tareas); hacia fuera de la empresa (relaciones con los clientes, proveedores, competidores, etc.); y el de la economía de mercado (que comprende la reconciliación entre innovación, deseo de beneficios y armonía social). Para ejercer estos principios, todo buen empresario debe contar con una serie de virtudes, bajo las cuales debería emprender todos sus proyectos:

  1. Audacia: Si un líder no puede asumir riesgos, no podrá emprender ni tampoco ser un buen empresario.
  2. Justicia: Se trata de identificar un interés común entre los colaboradores, que motive las decisiones y las acciones de la empresa.
  3. Prudencia: Hay que medir los riesgos y adaptar las estrategias de la empresa para evitar perjuicios a la misma.
  4. Responsabilidad: Que el empresario asuma los fracasos y busque las mejores soluciones con todo su equipo.
  5. Eficacia: La capacidad de generar ganancias, satisfaciendo las necesidades de sus consumidores.
  6. Ética de mínimos: Se trata de encontrar los requisitos necesarios para que cada miembro o entidad de una comunidad pueda alcanzar su felicidad, sin perjudicar a los demás.
  7. Confianza: Esta virtud depende de la forma en que un empresario crea sus productos y administra su negocio, para establecer una relación duradera con sus clientes.
El camino de la experiencia

Además de las virtudes del empresario, el texto de Savater también enfatiza la importancia de la deontología empresarial, aquella rama de la ética que estudia los deberes que afectan a una profesión. Así, Savater explica que los principios que aseguran el respeto y la productividad de una organización son: Comunicación (la capacidad de escuchar, respetar y fomentar que los demás hablen para intercambiar opiniones); Autoridad (despertar, aumentar e incrementar las fortalezas de los empleados); Motivación (promover la sensación de utilidad, para que los empleados sepan que están aportando y forman parte de la empresa); y Responsabilidad social (asumir una postura en favor de la educación y de las causas que combate la miseria y la pobreza).

“La ética es una empresa para toda la vida, no es un curso o una lección que se acaba al final del semestre, sino que permanentemente se está reflexionando sobre ella”.

Fernando Savater también señala, sin embargo, que uno de los problemas actuales que impiden la formación de estas virtudes y principios es la decadencia del concepto de experiencia. De acuerdo con Savater, nuestro tiempo está siendo dañado por “el mito del hombre nuevo”, representado por la ‘eterna juventud’: personas sin exigencias económicas, que no presentan grandes resistencias a la autoridad; Así, las personas que tienen experiencia son vistas como una fuente de problemas, y esto representa un peligro para la industria moderna. Por tanto, Savater explica que esta ‘visión juvenil’ debe revaluarse: “La ética se orienta hacia la introducción de un principio de organización racional de los deseos, de tal manera que se les eduque para que no se incentiven por el afán de la novedad y que se guíen de manera creativa, no hacia la adquisición de cosas, sino hacia el desarrollo de sus propias capacidades”.

Nuestra misión: revalorar la ética

En Ética para las empresas, Fernando Savater no considera que se deba inventar una nueva clase de ética para transformar a las empresas, sino “cumplir la vieja, la antigua, con eso nos bastaría”. En su lugar, Savater invita a que generemos espacios de debate ético que nos ayuden a conformar una institucionalización civil de aspectos morales. Y aunque el filósofo español no pretende cambiar la mentalidad de las personas, sí espera que todos continuemos practicando valores comprensibles para alcanzar una convivencia civilizada entre individuos, instituciones y empresas. “La ética no tiene que ser meramente renunciativa y desinteresada, sino que constituye una forma mejor de considerar el auténtico interés humano, es decir, de acuerdo con la etimología de la palabra (inter esse, lo que está entre nosotros), una perspectiva racionalmente más fundada de equilibrar lo que nos une y lo que nos separa”.

Fernando Fernández-Savater Martín (San Sebastián, España, 1947)

Estudió filosofía en la Universidad Complutense de Madrid, donde también ha fungido como director de la cátedra de filosofía. Ha sido profesor en la Universidad Autónoma de Madrid y catedrático de ética en la Universidad del País Vasco. Es autor de obras como Nihilismo y acción (1970); Panfleto contra el Todo (1978); Invitación a la ética (1982); El contenido de la felicidad (1986); Ética para Amador (1991); Política para Amador (1992); y Los diez mandamientos en el siglo XXI (2004), entre otras.