¿Quiénes somos?

La revista Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C. (IMMPC). El Instituto nació a finales de 2009 en Jalisco, en medio de una de las peores crisis financieras de la historia, y en un entorno competitivo complicado.

Entendiendo que existían un sinnúmero de conceptos y metodologías diseñadas para guiar a las empresas y lograr su institucionalización y trascendencia, pero que no se tenía claro cómo éstas debían implementarse, resultaba necesario contar con un organismo que generara lineamientos para ayudar a las empresas a alcanzar sus objetivos. Es por ello que el IMMPC se posiciona como un marco de referencia y un espacio de vinculación y promoción de las mejores prácticas corporativas.

Con el fin de promover la cultura de mejores prácticas, y hacer llegar este mensaje a la comunidad empresarial, el IMMPC crea la revista Mejores Prácticas Corporativas.

Nuestra Misión

Divulgar y promover las mejores prácticas de los negocios, con el fin de demostrar que se puede llegar al éxito a través de medios legítimos, contribuyendo así a cambiar la cultura empresarial de México.

¿Qué hacemos?

Presentamos entrevistas, casos de éxito y artículos —todos ellos protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica— que le brindan al lector una mejor perspectiva para resolver los problemas a los que se enfrenta diariamente en el mundo empresarial. No sólo queremos hablar de qué hicieron, sino de cómo lo hicieron y por qué lo hicieron, para inspirar a más mexicanos y demostrar que hacer las cosas bien no sólo es posible, sino que es valioso y, sobre todo, satisfactorio.

Nuestra publicación toca diversos temas de negocios, pero se especializa en temas de empresas familiares, institucionalización y gobierno corporativo, siendo éstos rubros esenciales para garantizar la consolidación y la trascendencia de las empresas de todo el mundo.

Encuéntranos

Nuestras Oficinas

Ostia 2782 Piso 4.
Col. Providencia.
CP. 44630.
Guadalajara, Jalisco.

Teléfonos

+ 52 (33) 3615 0047
+ 52 (33) 3813 2527
01 800 PRACTIK

Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas

A finales de 2009, nace en Jalisco el Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas A.C. (IMMPC), en medio de la peor crisis financiera de la historia reciente y en un entorno competitivo complicado. El IMMPC nace al ver la necesidad de que había un sinnúmero de conceptos, metodologías, sistemas y herramientas modernas que podían apoyar las tareas de administración empresarial, pero que no se tenía claro ni la manera ni el orden en que tales elementos debían implementarse. Era necesario contar con un organismo que generara referencias para evaluar la metodología más viable, con vistas a alcanzar los objetivos de dirección y control de las empresas.

Es por ello que el IMMPC, a través de su Centro de Investigación y Desarrollo (CID), adoptó el firme compromiso de identificar y estudiar las mejores prácticas existentes, así como la relación coherente, congruente y efectiva que existe entre ellas, ya que la aplicación de unas cuantas, de manera aislada, no genera los beneficios y resultados esperados.

En un afán por divulgar la cultura de mejores prácticas en las organizaciones, el IMMPC creó la revista de Mejores Prácticas Corporativas, su medio oficial de difusión y una herramienta de acercamiento con las empresas familiares, dueños, emprendedores y directivos de las empresas mexicanas, que les ayuda a conocer las tendencias de las mejores prácticas a nivel mundial, ayudándoles a resolver los problemas a los que se enfrentan día con día.

Hoy, el Instituto se consolida a nivel nacional, pues cuenta con los Capítulos Cd. de México y Bajío, este último con sede en Querétaro. Este crecimiento obedece a la ideología de que, para generar un cambio en la cultura empresarial del país, no solo basta con proponer una idea, sino que es necesario empujarla para que esta genere réplicas a su alrededor. Para consolidar este proyecto, también se requiere vincular a gente comprometida con el cambio, que a su vez genere réplicas y provoque un efecto realmente expansivo, para provocar el tan anhelado cambio en la cultura empresarial de México.

El IMMPC cree en el gran potencial de las empresas mexicanas, es por ello que su principal objetivo es el de contribuir a su crecimiento y consolidación. Para lograrlo, el Instituto trabaja para potenciar la investigación y desarrollo de las mejores prácticas, promoviendo el el emprendimiento, fomentando la innovación y la tecnología, proponiendo programas de intercambio de experiencias entre sus miembros y estableciendo relaciones estratégicas con otros organismos, instituciones y universidades.

Visita la página

El Modelo de Gestión del IMMPC reúne las mejores prácticas en diferentes rubros y las concentra en una metodología integral que tiene como objetivo lograr la consolidación de las empresas, así como su trascendencia en el tiempo.

Suscríbete

Modalidades de suscripción - Disfruta de un 40% de descuento contra precio de anaquel



Suscríbete vía depósito bancario:

Datos de depósito: Depósito en Banorte, No. de cuenta: 0837603290, CLABE: 072 320 0 0837603290 4

Completa tus datos en el siguiente formulario y anexa tu comprobante de pago escaneado.

También puedes hacer el depósito en cualquier tienda 7-Eleven o escríbenos por correo y nosotros nos pondremos en contacto contigo suscripciones@mejorespracticas.com.mx

Anúnciate.

Anúnciate en el primer proyecto editorial en México que busca transformar la cultura empresarial del país, que se dedica a divulgar la labor de quienes están haciendo las cosas bien.

Descarga el media kit

ACERCA DE MEJORES PRÁCTICAS

Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C., cuya misión es divulgar las mejores prácticas de los negocios, con el fin de promover una cultura empresarial que busca llegar al éxito por medios legítimos.

Presenta contenidos de vanguardia que incluyen artículos y entrevistas, protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica, que ayudan al lector a resolver los problemas con los que se enfrenta a diario en el mundo empresarial; esto a través de un formato de alto impacto y diseño propositivo.

AUDIENCIA

Empresarios, directivos y ejecutivos de alto nivel. Así como socios y miembros del IMMPC.

Los lectores son personas en puestos de decisión, innovadores y con inquietud intelectual; además de contar con licenciatura y generalmente con estudios de posgrado, son personas de gran influencia a nivel político, empresarial y directivo con lineamientos claros y un gran deseo de aprendizaje hacia nuevas formas de estrategia, administración y gobierno corporativo que les permitan alcanzar el éxito del entorno en que se desenvuelven.

PRINCIPALES SECCIONES

WEB Y CONTENIDOS INTERACTIVOS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPACIOS RESALTADOS

ESPACIOS EN PÁGINA WEB

Pregunte a nuestro representante de ventas por estas tarifas.


SERVICIO DE DISEÑO Y CONCEPTO CREATIVO

Pregunte a nuestro representante de ventas por este servicio.


PRÓXIMAS EDICIONES

  • ENERO-FEBRERO 2015
    ¡Que México crezca! Una mirada a la gente que esta cambiando México.
  • MARZO-ABRIL 2015
    Profesionalización: Llevando a la empresa hacia el futuro.
  • MAYO-JUNIO 2015
    Desarrollo sustentable, la nueva llave del crecimiento económico.

 

  • JULIO-AGOSTO 2015
    Cumplimiento regulatorio: Un chequeo de salud a tu empresa.
  • SEPTIEMBRE-OCTUBRE 2015
    Certificaciones que agregan valor.
  • NOVIEMBRE-DICIEMBRE 2015
    Administración de riesgos y mejora continua.

Colabora en Mejores Prácticas Corporativas

Si deseas compartir alguna colaboración para Mejores Prácticas Corporativas, o divulgar la labor de alguna persona u organización que de distinga por hacer las cosas bien, escríbenos a: contacto@mejorespracticas.com.mx

¿Cómo escribir para Mejores Prácticas Corporativas?

Un corredor de largas distancias

de de
Esteban Muñoz Aguilar

Es licenciado en Ciencias de la Comunicación y escritor. Ha publicado relatos en la revista Folios, del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) de Jalisco, la novela corta Fragmentos del olvido y el poemario La montaña rusa. También ha colaborado como corrector de estilo en Editorial UdeG. Actualmente es articulista y editor asociado en la revista Mejores Prácticas Corporativas.

Para Lorenzo Zambrano, el éxito requerí­a de un compromiso con la excelencia. Él sabí­a que un buen empresario no debí­a ver el cambio como una amenaza, sino como una oportunidad para mejorar.

El pasado 12 de mayo, Enrique Krauze publicó un texto titulado “Homenaje a Lorenzo Zambrano”. Ahí mencionaba que, alguna vez, le preguntó al entonces director general y presidente del consejo de administración de Cementos Mexicanos, S.A.B. de C.V. (CEMEX) lo siguiente: “¿Qué México vislumbras?” A lo que don Lorenzo le respondió: “El México en donde los resentimientos se transformen en trabajo; en donde la cultura del ‘dame’ se transforme en la cultura del ‘¿qué puedo dar?’; el México donde el esfuerzo individual se privilegia sobre el esfuerzo de los grupos de interés. Ése es el país que creo que viene, y lo creo firmemente”.

Por 29 años (de 1985 al 2014), la gestión de Zambrano se enfocó en formar ese país competitivo, con una visión que impulsó el valor de las empresas mexicanas en mercados extranjeros. El señor Zambrano fue un creador de empleos y un actor social responsable, transformando a Cemex en una de las tres cementeras más importantes del mundo.

El comienzo de un innovador global

Lorenzo Hormisdas Zambrano Treviño ingresó a Cemex en 1968 (a sus 24 años), después de graduarse como Ingeniero Mecánico Industrial por el Tec de Monterrey, y de haber obtenido una maestría en Administración de Empresas por la Universidad de Stanford, en Palo Alto, California. Su primer cargo fue el de gerente de planta en la ciudad de Torreón, Coahuila. A partir de ese momento, don Lorenzo dedicaría los siguientes 17 años de su carrera a Cemex, involucrándose en cada aspecto de la manufactura cementera y de la administración de la compañía, hasta ser designado director de operaciones en 1981 y, finalmente, director general, en 1985.

En esos momentos, Cemex era una empresa mediana, y también era propietaria de hoteles, mineras y petroquímicas. Sin embargo, Lorenzo Zambrano quería tomar un nuevo rumbo para su compañía, que pudiese traspasar las fronteras de México hasta convertirse en una competidora de talla mundial. En 1986, el gobierno de México firmó el Acuerdo General sobre Comercio y Aranceles (o GATT, por sus siglas en inglés), con el que la economía del país comenzó a abrirse al comercio mundial. Lorenzo Zambrano reconoció una oportunidad para expandir su empresa a través de la globalización y los cambios de las políticas comerciales a nivel mundial.

Su primer paso fue firmar una alianza que le adjudicó el 50 por ciento de las compañías Southwestern Sunbelt Cement y Texas Sunbelt Cement, de Estados Unidos, para iniciar una incursión al mercado fronterizo. Posteriormente, Zambrano decidió concentrar sus intereses en la manufactura de material de construcción, por lo que Cemex vendió los hoteles y las compañías no cementeras de la empresa. Finalmente, Cemex implementó una estrategia de consolidación y expansión en el territorio nacional, asimilando a Cementos Anáhuac en 1987, a Cementos Tolteca en 1989, y también adquiriendo el 49 por ciento de Cementos Chihuahua.

A finales de los años 80, Cemex logró consolidar el 60 por ciento del mercado en México, posicionando a la compañía entre las 10 cementeras más grandes del mundo. Así, Lorenzo Zambrano cimentó las bases para comenzar con una expansión multinacional, que posicionaría la presencia de Cementos Mexicanos a nivel internacional.

Expansión en dos velocidades

Fue a partir de 1992 que don Lorenzo inició su expansión internacional, comenzando por la adquisición de Cementos Sansón y Valenciana de Cementos. Con esta primera compra, Cemex logró posicionarse dentro de mercado dominante de España, y también acceder a fuentes de financiamiento internacionales —que le permitieron sobrellevar la recesión económica de 1994 y 1995—. Su siguiente gran paso lo llevó al resto de Europa, y también a Egipto, Asia y Sudamérica (en Venezuela, Panamá y República Dominicana). Y en 1996, adquirió a Cementos Diamante y Samper de Colombia. Este último movimiento también consolidó a la compañía mexicana como un competidor líder tanto en mercados maduros (como los de Europa y Estados Unidos) como en los emergentes (en Latinoamérica, África y Asia), un modelo al que Lorenzo Zambrano llamó ‘las dos velocidades’.

Generalmente, las grandes multinacionales recurren a la creación de subsidiarias que se encargan de gestionar las operaciones de cada región donde se encuentra la empresa. Sin embargo, Lorenzo Zambrano quiso pensar distinto. Para él, uno de los aspectos clave en el éxito de Cemex se fundamentó en el impulso de la innovación continua, y también en el aprovechamiento de las tecnologías de la información para optimizar sus operaciones. Esta mentalidad lo llevó a idear un método que le permitió colocar a México como el centro de valor de Cementos Mexicanos, por medio del ‘Cemex Way’, que definió como la estandarización de nuestros procesos de negocios y el uso de plataformas tecnológicas comunes para contar con los mismos sistemas y prácticas en toda nuestra red global de operaciones. el Cemex Way nos permite hablar un mismo lenguaje de negocios para operar como una sola compañía alrededor del mundo, y no como una confederación de subsidiarias”.

Asimismo, Lorenzo Zambrano asumió la presidencia del consejo de administración de Cemex en 1995. Desde esta posición, Lorenzo Zambrano, junto con el resto de los consejeros, comenzó a implementar medidas de ética y normatividad a lo largo de la empresa. Éste es el caso del programa ETHOS, cuyo fin es generar un ambiente óptimo para que los empleados y colaboradores de Cementos Mexicanos se conduzcan con ética y apego a las normas empresariales, para evitar prácticas de fraude, corrupción, manipulación de los mercados y abuso de la información. También, Zambrano se aseguró de diluir el capital de su empresa equitativamente entre todos sus accionistas, al punto que él mismo nunca poseyó más del tres por ciento de las acciones de la empresa. Todos éstos fueron pasos en los que don Lorenzo blindó el futuro de Cemex, institucionalizando sus operaciones y la permanencia de la multinacional mexicana, en el momento de su retiro.

Para 1999, Cemex empezó a cotizar sus acciones en la bolsa de valores de Nueva York. Pero el crecimiento de Lorenzo Zambrano estaba lejos de parar. En el 2004, la visión de Lorenzo Zambrano lo trasladó hasta el Reino Unido, donde Cemex compró a la cementera multinacional RCM Group plc, incrementando su participación en el mercado europeo. Así, al cumplir 20 años como director general, Lorenzo Zambrano consolidó la presencia de Cementos Mexicanos en cuatro continentes, realizado más de 35 alianzas y compras, además que erigió 55 plantas en 32 países.

Rinker: El aprendizaje final

A comienzos del siglo XXI, Cemex manejaba actividades comerciales en América, África, Europa y Asia. Fue entonces cuando Lorenzo Zambrano buscó ingresar a Oceanía, para consolidarse en los cinco continentes. En 2006, don Lorenzo inició la adquisición de Rinker Group, una cementera australiana con presencia en China y Estados Unidos, entre otros países. Cemex invirtió más de 15 mil 500 millones de dólares en esta adquisición.

La recesión mundial del 2008 tuvo un gran impacto en la industria de la construcción, y la reciente adquisición de Rinker endeudó a Cemex por un monto mayor a los 17 mil millones de dólares. Pero Zambrano no estaba dispuesto a perder el trabajo de 29 años, y se dispuso a aminorar la situación precaria de la compañía: optó por vender los activos australianos de Rinker e inició una reestructuración para contrarrestar la deuda. En 2011 dividió las operaciones de Cemex en seis regiones geográficas, designando a tres vicepresidentes en la empresa.

En esos últimos años, Lorenzo Zambrano dedicaría su resiliencia a recuperar su posición en el mercado de valores, a enfrentar la fusión de sus dos competidoras principales: cementeras Holcim y Lafarge (de Suiza y Francia, respectivamente) y a disminuir la deuda de Cemex a montos más manejables para preservar el futuro de la empresa, 108 años después de su fundación.

El futuro de su legado

El deceso de don Lorenzo fue una noticia inesperada para la comunidad empresaria; y, por unos breves momentos, el futuro de la compañía también generó mucha incertidumbre. De hecho, en esa mañana del 12 de mayo, las acciones de Cemex en la Bolsa Mexicana de Valores, registraron una baja del 1.8 % de sus acciones. Sin embargo, esta mala apertura se compensó al final del día, registrando ganancias del 0.55 %. Además, las buenas prácticas de Cemex aseguraron que sus operaciones no sufrieran un retroceso por su fallecimiento y también contribuyeron a acelerar la selección de sus sucesores, quienes fueron elegidos de entre el consejo de administración de la empresa: Fernando González Olivieri, como director general; y Rogelio Zambrano Lozano, como presidente del consejo.

Tanto para sus sucesores como para Cemex, el principal reto por cumplir será la preservación de la filosofía de don Lorenzo H. Zambrano, atento a los detalles de cada proceso y operación de la compañía, y dando el paso a nuevos emprendedores que quieran continuar con su ruta de conquista, imitando su resiliencia, dedicación y trabajo: “Estoy convencido de que no existen recetas mágicas para alcanzar el éxito. Estoy convencido de que el trabajo constante, la perseverancia y la congruencia son la base para obtener buenos resultados en cualquier actividad”.

Tuits para llevar

Fiel a su espíritu innovador, Lorenzo Zambrano se unió a la red social Twitter en 2009, a través de su cuenta @LHZambrano. Ahí compartía reflexiones sobre los temas que concentraron su actividad pública y privada. Al momento de su fallecimiento, el empresario regiomontano había publicado 6 mil 581 mensajes, y contaba con más de 129 mil seguidores. Estos fueron algunos de sus mensajes:

“Quien se va de Monterrey es un cobarde. Hay que luchar por lo que creemos. ¡Tenemos que retomar nuestra gran ciudad!” Publicado el 29 de agosto de 2010

“El impulso del espíritu emprendedor requiere aplicar procesos que motiven a los empleados a manejar la incertidumbre.” Publicado el 9 de enero de 2013

“En Cemex hemos enfrentado tiempos de grandes retos, pero estamos saliendo fortalecidos para continuar con nuestro camino de crecimiento.” Publicado el 14 de febrero de 2013

“El autor identifica distintos roles en las organizaciones para entender, adquirir y aprovechar el conocimiento.” Publicado el 2 de mayo de 2014
“¡Que pasen un buen fin de semana!” Su último tuit, publicado el 2 de mayo del 2014

Es bueno saber que
  • La capacidad de producción anual de Cemex supera los 94 millones de toneladas métricas. Esto ubica a la compañía como la más grande de América.
  • Sus ventas anuales son mayores a los 15 mil 200 millones de dólares, y tienen un flujo de operación de 2 mil 643 millones de dólares.
  • Su gama de productos va desde el cemento hasta el concreto premezclado, agregados de construcción y clínker (compuesto por caliza y arcilla calcinadas; es el principal componente del cemento común).
  • Es la primera productora mundial de cemento blanco, y la mayor comercializadora de cemento y clinker en el mundo.

Por su trayectoria profesional y su labor filantrópica, Zambrano recibió los siguientes reconocimientos:

  • Premio Woodrow Wilson a la Ciudadanía Corporativa.
  • La Medalla de Oro de la Sociedad de las Américas, por su Labor Distinguida.
  • Premio a la Excelencia en el Liderazgo, de parte de la escuela de negocios de Stanford.
  • Premio Ernest C. Arbuckle, por Excelencia en la Gestión.