¿Quiénes somos?

La revista Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C. (IMMPC). El Instituto nació a finales de 2009 en Jalisco, en medio de una de las peores crisis financieras de la historia, y en un entorno competitivo complicado.

Entendiendo que existían un sinnúmero de conceptos y metodologías diseñadas para guiar a las empresas y lograr su institucionalización y trascendencia, pero que no se tenía claro cómo éstas debían implementarse, resultaba necesario contar con un organismo que generara lineamientos para ayudar a las empresas a alcanzar sus objetivos. Es por ello que el IMMPC se posiciona como un marco de referencia y un espacio de vinculación y promoción de las mejores prácticas corporativas.

Con el fin de promover la cultura de mejores prácticas, y hacer llegar este mensaje a la comunidad empresarial, el IMMPC crea la revista Mejores Prácticas Corporativas.

Nuestra Misión

Divulgar y promover las mejores prácticas de los negocios, con el fin de demostrar que se puede llegar al éxito a través de medios legítimos, contribuyendo así a cambiar la cultura empresarial de México.

¿Qué hacemos?

Presentamos entrevistas, casos de éxito y artículos —todos ellos protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica— que le brindan al lector una mejor perspectiva para resolver los problemas a los que se enfrenta diariamente en el mundo empresarial. No sólo queremos hablar de qué hicieron, sino de cómo lo hicieron y por qué lo hicieron, para inspirar a más mexicanos y demostrar que hacer las cosas bien no sólo es posible, sino que es valioso y, sobre todo, satisfactorio.

Nuestra publicación toca diversos temas de negocios, pero se especializa en temas de empresas familiares, institucionalización y gobierno corporativo, siendo éstos rubros esenciales para garantizar la consolidación y la trascendencia de las empresas de todo el mundo.

Encuéntranos

Nuestras Oficinas

Ostia 2782 Piso 4.
Col. Providencia.
CP. 44630.
Guadalajara, Jalisco.

Teléfonos

+ 52 (33) 3615 0047
+ 52 (33) 3813 2527
01 800 PRACTIK

Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas

A finales de 2009, nace en Jalisco el Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas A.C. (IMMPC), en medio de la peor crisis financiera de la historia reciente y en un entorno competitivo complicado. El IMMPC nace al ver la necesidad de que había un sinnúmero de conceptos, metodologías, sistemas y herramientas modernas que podían apoyar las tareas de administración empresarial, pero que no se tenía claro ni la manera ni el orden en que tales elementos debían implementarse. Era necesario contar con un organismo que generara referencias para evaluar la metodología más viable, con vistas a alcanzar los objetivos de dirección y control de las empresas.

Es por ello que el IMMPC, a través de su Centro de Investigación y Desarrollo (CID), adoptó el firme compromiso de identificar y estudiar las mejores prácticas existentes, así como la relación coherente, congruente y efectiva que existe entre ellas, ya que la aplicación de unas cuantas, de manera aislada, no genera los beneficios y resultados esperados.

En un afán por divulgar la cultura de mejores prácticas en las organizaciones, el IMMPC creó la revista de Mejores Prácticas Corporativas, su medio oficial de difusión y una herramienta de acercamiento con las empresas familiares, dueños, emprendedores y directivos de las empresas mexicanas, que les ayuda a conocer las tendencias de las mejores prácticas a nivel mundial, ayudándoles a resolver los problemas a los que se enfrentan día con día.

Hoy, el Instituto se consolida a nivel nacional, pues cuenta con los Capítulos Cd. de México y Bajío, este último con sede en Querétaro. Este crecimiento obedece a la ideología de que, para generar un cambio en la cultura empresarial del país, no solo basta con proponer una idea, sino que es necesario empujarla para que esta genere réplicas a su alrededor. Para consolidar este proyecto, también se requiere vincular a gente comprometida con el cambio, que a su vez genere réplicas y provoque un efecto realmente expansivo, para provocar el tan anhelado cambio en la cultura empresarial de México.

El IMMPC cree en el gran potencial de las empresas mexicanas, es por ello que su principal objetivo es el de contribuir a su crecimiento y consolidación. Para lograrlo, el Instituto trabaja para potenciar la investigación y desarrollo de las mejores prácticas, promoviendo el el emprendimiento, fomentando la innovación y la tecnología, proponiendo programas de intercambio de experiencias entre sus miembros y estableciendo relaciones estratégicas con otros organismos, instituciones y universidades.

Visita la página

El Modelo de Gestión del IMMPC reúne las mejores prácticas en diferentes rubros y las concentra en una metodología integral que tiene como objetivo lograr la consolidación de las empresas, así como su trascendencia en el tiempo.

Suscríbete

Modalidades de suscripción - Disfruta de un 40% de descuento contra precio de anaquel



Suscríbete vía depósito bancario:

Datos de depósito: Depósito en Banorte, No. de cuenta: 0837603290, CLABE: 072 320 0 0837603290 4

Completa tus datos en el siguiente formulario y anexa tu comprobante de pago escaneado.

También puedes hacer el depósito en cualquier tienda 7-Eleven o escríbenos por correo y nosotros nos pondremos en contacto contigo suscripciones@mejorespracticas.com.mx

Anúnciate.

Anúnciate en el primer proyecto editorial en México que busca transformar la cultura empresarial del país, que se dedica a divulgar la labor de quienes están haciendo las cosas bien.

Descarga el media kit

ACERCA DE MEJORES PRÁCTICAS

Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C., cuya misión es divulgar las mejores prácticas de los negocios, con el fin de promover una cultura empresarial que busca llegar al éxito por medios legítimos.

Presenta contenidos de vanguardia que incluyen artículos y entrevistas, protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica, que ayudan al lector a resolver los problemas con los que se enfrenta a diario en el mundo empresarial; esto a través de un formato de alto impacto y diseño propositivo.

AUDIENCIA

Empresarios, directivos y ejecutivos de alto nivel. Así como socios y miembros del IMMPC.

Los lectores son personas en puestos de decisión, innovadores y con inquietud intelectual; además de contar con licenciatura y generalmente con estudios de posgrado, son personas de gran influencia a nivel político, empresarial y directivo con lineamientos claros y un gran deseo de aprendizaje hacia nuevas formas de estrategia, administración y gobierno corporativo que les permitan alcanzar el éxito del entorno en que se desenvuelven.

PRINCIPALES SECCIONES

WEB Y CONTENIDOS INTERACTIVOS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPACIOS RESALTADOS

ESPACIOS EN PÁGINA WEB

Pregunte a nuestro representante de ventas por estas tarifas.


SERVICIO DE DISEÑO Y CONCEPTO CREATIVO

Pregunte a nuestro representante de ventas por este servicio.


PRÓXIMAS EDICIONES

  • ENERO-FEBRERO 2015
    ¡Que México crezca! Una mirada a la gente que esta cambiando México.
  • MARZO-ABRIL 2015
    Profesionalización: Llevando a la empresa hacia el futuro.
  • MAYO-JUNIO 2015
    Desarrollo sustentable, la nueva llave del crecimiento económico.

 

  • JULIO-AGOSTO 2015
    Cumplimiento regulatorio: Un chequeo de salud a tu empresa.
  • SEPTIEMBRE-OCTUBRE 2015
    Certificaciones que agregan valor.
  • NOVIEMBRE-DICIEMBRE 2015
    Administración de riesgos y mejora continua.

Colabora en Mejores Prácticas Corporativas

Si deseas compartir alguna colaboración para Mejores Prácticas Corporativas, o divulgar la labor de alguna persona u organización que de distinga por hacer las cosas bien, escríbenos a: contacto@mejorespracticas.com.mx

¿Cómo escribir para Mejores Prácticas Corporativas?

Salman Khan, pionero de la educación digital

de de
Esteban Muñoz Aguilar

Es licenciado en Ciencias de la Comunicación y escritor. Ha publicado relatos en la revista Folios, del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) de Jalisco, la novela corta Fragmentos del olvido y el poemario La montaña rusa. También ha colaborado como corrector de estilo en Editorial UdeG. Actualmente es articulista y editor asociado en la revista Mejores Prácticas Corporativas.

Desde sus familiares hasta el salón de clases más alejado, la academia online de Salman Khan ha empoderado a millones de estudiantes y maestros en el mundo, en muy poco tiempo y de forma gratuita.

No todos disfrutamos del aprendizaje tradicional. Mientras algunos alumnos aprenden más rápido, otros pueden rezagarse en las lecciones del aula, dificultando su avance. El tiempo de las lecciones, o de los temas, es limitado a cierto número de clases. Los profesores no pueden permitirse personalizar sus enseñanzas para las necesidades de cada alumno. Y, debido a la presión de los exámenes, un alumno solamente investiga lo que debe saber para obtener una buena calificación, pero después olvida lo estudiado. Entonces, ¿no sería mejor buscar nuevas alternativas de aprendizaje, donde el alumno estudie bajo su propio ritmo, aplique ejercicios sencillos, y que le brinden una interacción más cercana con su maestro?

Estas cuestiones fueron resueltas por Salman Khan, un analista de fondos de inversión en la firma Connective Capital Management, al ayudar a algunos familiares con lecciones de matemáticas, a través de internet. Sin embargo, Salman solo empezó a considerar la valía de este ‘pasatiempo’, cuando algunos de sus primos le comentaron que preferían mucho más su versión ‘digital’ que la real. Para él, esto se debió a que “ahora, ellos podían ‘pausar y repetir’ a su primo, sin sentir que estaban desperdiciando su tiempo. Si necesitaban repasar algo que debieron aprender hace semanas, o años, no tenían por qué avergonzarse y preguntármelo. Solo tenían que ver los videos otra vez”.

Tres años después (2009), la popularidad de sus videos motivó a Khan para renunciar a su trabajo como analista y fundar Khan Academy, una organización educativa dedicada a ofrecer educación gratuita y de clase mundial, para quien sea y donde sea.

Como andar en bicicleta, cae y levántate

La misión principal de Khan Academy es “compartir nuestro contenido con todas las personas que lo encuentren útil”. Y tanto la idea como los mismos videos educativos —casi todos, producidos y editados por el propio Salman— para lograrlo, son muy simples: por medio de una voz e imágenes gráficas como guía, el estudiante podrá aprender un tema determinado, en tan solo 10 minutos. Después, el alumno prueba lo aprendido desde una interfaz gráfica, disponible en el sitio oficial de Khan Academy.  Si todavía no se entiende el concepto explicado, la página ofrece explicaciones sencillas, y también se puede volver a ver el video, hasta que el alumno comprenda el tema al 100 por ciento. Al dominarlo, puede continuar con la siguiente lección.

“La esencia de nuestro trabajo es abrir este mundo de acceso a las riquezas intelectuales de una universidad pública. Cualquier persona, ya sea un taxista en Londres o un ingeniero de computación en África, puede conectarse”. Salman Khan

Con este esquema, Salman Khan espera ayudar a millones de estudiantes que, debido al sistema educativo tradicional, no pueden mantener un ritmo de estudio adecuado en sus aulas. Khan comprende que “la primera vez que se intenta comprender un nuevo concepto, lo último que se necesita para aprender es tener a otra persona preguntándote ‘¿lo entendiste?’. En cambio, Khan Academy permite a los alumnos aprender a su propio ritmo y en la intimidad de sus cuartos”.

Aulas y maestros, sin fines de lucro

Mientras que el 70 por ciento de los estudiantes de Khan Academy son ciudadanos norteamericanos, el 30 por ciento restante proviene de naciones como Brasil, México, Sudáfrica, India y China, entre muchas otras. Además, su página oficial cuenta con traducciones a 24 lenguas; los videos han sido traducidos a 65 idiomas; y sus usuarios resuelven alrededor de 4 millones de ejercicios por día. A continuación, compartimos algunas de las características que han hecho de Khan Academy un recurso tan popular entre educadores y alumnos:

Un medio para todos los temas

En sus inicios, Khan Academy producía videos sobre matemáticas. Ahora, la organización también ofrece lecciones de economía, historia, salud y medicina, astronomía, criptografía y biología, entre otras materias. De acuerdo con Salman Khan, su ‘escuela libre’ debe continuar esta expansión temática hasta cubrir, incluso, la enseñanza de idiomas.

Coaching

En 2012, Khan Academy desarrolló la interfaz Coach, que permite conectar las computadoras de maestros y alumnos en el salón de clases para monitorear el seguimiento individual de cada estudiante. De esta manera, el maestro puede supervisar el ritmo y la calidad de aprendizaje de sus alumnos, registrar su desempeño y diseñar métodos personalizados para ayudarles a resolver los problemas más complicados.

Entre 2012 y 2013, este sistema fue implementado en 36 escuelas de Estados Unidos. Con base en su experiencia, algunos maestros opinaron lo siguiente: “Las computadoras no pueden reemplazar a los maestros, pero sí pueden hacer cosas que nosotros podemos, como ofrecernos tiempo adicional para pensar en clases más personalizadas y creativas”.

Mérito personalizado

Al registrar el desempeño, Khan Academy también puede ‘personalizar’ el aprendizaje, ofreciendo resolver videolecciones que se adapten a las habilidades de cada usuario. Esta herramienta también puede ser utilizada por los maestros para crear exámenes y tutoriales para impulsar el aprendizaje de cada uno de sus alumnos.

Khan Academy también cuenta con recompensas como ‘medallas de mérito’, para motivar a los estudiantes, evitando los comunes ‘regaños’, al fallar una prueba. Salman Khan lo explica así: “El modelo tradicional solo te penaliza cuando experimentas y fracasas, pero no espera que domines el tema. Nosotros queremos motivar la prueba y el error, pero también esperamos maestría”.

La escuela del futuro

Desde sus inicios, Salman ha encontrado una gran aceptación por parte de la sociedad y de diversos empresarios —uno de sus grandes partidarios es la fundación Bill & Melinda Gates—. Es gracias a este apoyo que el crecimiento de Khan Academy beneficia a cada vez más estudiantes, y le permite innovar en mejores herramientas educativas. Por ejemplo: en 2010, Google donó 2 millones de dólares a la academia para crear más cursos y traducir su videoteca central a los lenguajes más hablados del mundo. En 2013, la Fundación Carlos Slim permitió a Khan Academy expandir sus cursos, creando más videos en español. Y este año, la compañía telefónica AT&T contribuyó con 2.5 millones de dólares como financiamiento para que el equipo de Salman Khan desarrolle una nueva plataforma de aprendizaje y una app para su escuela digital.

Estos inversionistas confían en que el nuevo modelo educativo de Salman Khan transformará la manera en que nuestros jóvenes estudian. Y ¿por qué no? Después de millones de dólares gastados en ‘reformas’ que no han mejorado el panorama educativo del mundo, quizá las nuevas tecnologías sí nos permitirán mejorar nuestro aprendizaje y fortalecer nuestro futuro. “Imaginen lo que pasaría si, de pronto, un estudiante de Calcuta le enseñara a sus hijos, o sus hijos le enseñaran a ese mismo niño de Calcuta”, señaló Salman Khan durante su charla de TED, en 2011. “Lo que emergería es la noción de un solo salón de clases para todo el mundo. Y eso es, esencialmente, lo que estamos tratando de construir”.

Es bueno saber que

  • Khan Academy registra visitas de más de 6 millones de usuarios por mes.
  • Cuenta con más de un millón de maestros registrados en su base de datos.
  • Los videos han sido vistos más de 658 millones de veces, y forman parte del material educativo de más de 20 mil aulas.
  • Ha producido más de 6 mil 500 videolecciones, disponibles en su sitio oficial y en Youtube.
  • En octubre de 2015, su canal en YouTube registró 2 millones 285 mil suscriptores.