¿Quiénes somos?

La revista Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C. (IMMPC). El Instituto nació a finales de 2009 en Jalisco, en medio de una de las peores crisis financieras de la historia, y en un entorno competitivo complicado.

Entendiendo que existían un sinnúmero de conceptos y metodologías diseñadas para guiar a las empresas y lograr su institucionalización y trascendencia, pero que no se tenía claro cómo éstas debían implementarse, resultaba necesario contar con un organismo que generara lineamientos para ayudar a las empresas a alcanzar sus objetivos. Es por ello que el IMMPC se posiciona como un marco de referencia y un espacio de vinculación y promoción de las mejores prácticas corporativas.

Con el fin de promover la cultura de mejores prácticas, y hacer llegar este mensaje a la comunidad empresarial, el IMMPC crea la revista Mejores Prácticas Corporativas.

Nuestra Misión

Divulgar y promover las mejores prácticas de los negocios, con el fin de demostrar que se puede llegar al éxito a través de medios legítimos, contribuyendo así a cambiar la cultura empresarial de México.

¿Qué hacemos?

Presentamos entrevistas, casos de éxito y artículos —todos ellos protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica— que le brindan al lector una mejor perspectiva para resolver los problemas a los que se enfrenta diariamente en el mundo empresarial. No sólo queremos hablar de qué hicieron, sino de cómo lo hicieron y por qué lo hicieron, para inspirar a más mexicanos y demostrar que hacer las cosas bien no sólo es posible, sino que es valioso y, sobre todo, satisfactorio.

Nuestra publicación toca diversos temas de negocios, pero se especializa en temas de empresas familiares, institucionalización y gobierno corporativo, siendo éstos rubros esenciales para garantizar la consolidación y la trascendencia de las empresas de todo el mundo.

Encuéntranos

Nuestras Oficinas

Ostia 2782 Piso 4.
Col. Providencia.
CP. 44630.
Guadalajara, Jalisco.

Teléfonos

+ 52 (33) 3615 0047
+ 52 (33) 3813 2527
01 800 PRACTIK

Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas

A finales de 2009, nace en Jalisco el Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas A.C. (IMMPC), en medio de la peor crisis financiera de la historia reciente y en un entorno competitivo complicado. El IMMPC nace al ver la necesidad de que había un sinnúmero de conceptos, metodologías, sistemas y herramientas modernas que podían apoyar las tareas de administración empresarial, pero que no se tenía claro ni la manera ni el orden en que tales elementos debían implementarse. Era necesario contar con un organismo que generara referencias para evaluar la metodología más viable, con vistas a alcanzar los objetivos de dirección y control de las empresas.

Es por ello que el IMMPC, a través de su Centro de Investigación y Desarrollo (CID), adoptó el firme compromiso de identificar y estudiar las mejores prácticas existentes, así como la relación coherente, congruente y efectiva que existe entre ellas, ya que la aplicación de unas cuantas, de manera aislada, no genera los beneficios y resultados esperados.

En un afán por divulgar la cultura de mejores prácticas en las organizaciones, el IMMPC creó la revista de Mejores Prácticas Corporativas, su medio oficial de difusión y una herramienta de acercamiento con las empresas familiares, dueños, emprendedores y directivos de las empresas mexicanas, que les ayuda a conocer las tendencias de las mejores prácticas a nivel mundial, ayudándoles a resolver los problemas a los que se enfrentan día con día.

Hoy, el Instituto se consolida a nivel nacional, pues cuenta con los Capítulos Cd. de México y Bajío, este último con sede en Querétaro. Este crecimiento obedece a la ideología de que, para generar un cambio en la cultura empresarial del país, no solo basta con proponer una idea, sino que es necesario empujarla para que esta genere réplicas a su alrededor. Para consolidar este proyecto, también se requiere vincular a gente comprometida con el cambio, que a su vez genere réplicas y provoque un efecto realmente expansivo, para provocar el tan anhelado cambio en la cultura empresarial de México.

El IMMPC cree en el gran potencial de las empresas mexicanas, es por ello que su principal objetivo es el de contribuir a su crecimiento y consolidación. Para lograrlo, el Instituto trabaja para potenciar la investigación y desarrollo de las mejores prácticas, promoviendo el el emprendimiento, fomentando la innovación y la tecnología, proponiendo programas de intercambio de experiencias entre sus miembros y estableciendo relaciones estratégicas con otros organismos, instituciones y universidades.

Visita la página

El Modelo de Gestión del IMMPC reúne las mejores prácticas en diferentes rubros y las concentra en una metodología integral que tiene como objetivo lograr la consolidación de las empresas, así como su trascendencia en el tiempo.

Suscríbete

Modalidades de suscripción - Disfruta de un 40% de descuento contra precio de anaquel



Suscríbete vía depósito bancario:

Datos de depósito: Depósito en Banorte, No. de cuenta: 0837603290, CLABE: 072 320 0 0837603290 4

Completa tus datos en el siguiente formulario y anexa tu comprobante de pago escaneado.

También puedes hacer el depósito en cualquier tienda 7-Eleven o escríbenos por correo y nosotros nos pondremos en contacto contigo suscripciones@mejorespracticas.com.mx

Anúnciate.

Anúnciate en el primer proyecto editorial en México que busca transformar la cultura empresarial del país, que se dedica a divulgar la labor de quienes están haciendo las cosas bien.

Descarga el media kit

ACERCA DE MEJORES PRÁCTICAS

Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C., cuya misión es divulgar las mejores prácticas de los negocios, con el fin de promover una cultura empresarial que busca llegar al éxito por medios legítimos.

Presenta contenidos de vanguardia que incluyen artículos y entrevistas, protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica, que ayudan al lector a resolver los problemas con los que se enfrenta a diario en el mundo empresarial; esto a través de un formato de alto impacto y diseño propositivo.

AUDIENCIA

Empresarios, directivos y ejecutivos de alto nivel. Así como socios y miembros del IMMPC.

Los lectores son personas en puestos de decisión, innovadores y con inquietud intelectual; además de contar con licenciatura y generalmente con estudios de posgrado, son personas de gran influencia a nivel político, empresarial y directivo con lineamientos claros y un gran deseo de aprendizaje hacia nuevas formas de estrategia, administración y gobierno corporativo que les permitan alcanzar el éxito del entorno en que se desenvuelven.

PRINCIPALES SECCIONES

WEB Y CONTENIDOS INTERACTIVOS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPACIOS RESALTADOS

ESPACIOS EN PÁGINA WEB

Pregunte a nuestro representante de ventas por estas tarifas.


SERVICIO DE DISEÑO Y CONCEPTO CREATIVO

Pregunte a nuestro representante de ventas por este servicio.


PRÓXIMAS EDICIONES

  • ENERO-FEBRERO 2015
    ¡Que México crezca! Una mirada a la gente que esta cambiando México.
  • MARZO-ABRIL 2015
    Profesionalización: Llevando a la empresa hacia el futuro.
  • MAYO-JUNIO 2015
    Desarrollo sustentable, la nueva llave del crecimiento económico.

 

  • JULIO-AGOSTO 2015
    Cumplimiento regulatorio: Un chequeo de salud a tu empresa.
  • SEPTIEMBRE-OCTUBRE 2015
    Certificaciones que agregan valor.
  • NOVIEMBRE-DICIEMBRE 2015
    Administración de riesgos y mejora continua.

Colabora en Mejores Prácticas Corporativas

Si deseas compartir alguna colaboración para Mejores Prácticas Corporativas, o divulgar la labor de alguna persona u organización que de distinga por hacer las cosas bien, escríbenos a: contacto@mejorespracticas.com.mx

¿Cómo escribir para Mejores Prácticas Corporativas?

La culpa la tiene la historia

de de

Vencer el miedo al cambio tiene que ver con cómo cuentas las historias de la innovación.

Guillermo Garza

Es emprendedor y consultor en Estrategia Comercial e Innovación. Socio fundador de Startup México y Aurigam Growth Consulting, y director adjunto del Disruptive Business Academy. Forma parte del consejo de innovación y emprendimiento CDMX.

La historia de un emprendedor es muy similar a la de un héroe: comienza siendo una persona común y corriente, hasta que un día percibe algo que le da curiosidad. Después de varios días con esa inquietud que no lo deja dormir, decide adentrarse al bosque prohibido y ahí comienza a aprender. Se topa con cosas inimaginables, y finalmente llega a una montaña donde enfrenta a un dragón. Si se trata de una historia de éxito, el héroe sale vencedor. Normalmente ese es el final de la historia, una muy parecida a la de los emprendedores exitosos que inspiran a miles de jóvenes: Elon Musk, Steve Jobs, Mark Zuckerberg, Jeff Bezos y muchos otros. El problema está en la parte de la historia que no te cuentan, que es el regreso a casa. Cuando el héroe retorna no hay un desfile, nadie supo lo que hizo y todo sigue igual. Cuando este se acerca a contar su historia, suele ser tomado por el loco del pueblo, pues es naturaleza humana necesitar ver para creer. Ahí comienza el verdadero reto del emprendedor, cuando se da cuenta de que no sabe contar lo que ha vivido.

Cuando el emprendedor descubre algo o quiere solucionar un problema que el resto de la gente aún no ha identificado, corre el riesgo de convertirse en un incomprendido, pues es muy difícil convencer a alguien que es incapaz de visualizar el mismo problema. Hacer que una invención pase de la curva de adopción es uno de los principales retos a los que se enfrenta un emprendedor, pues, al ser cosas ‘nuevas’, es necesario explicarle a la gente cómo se usa o por qué lo necesita, lo cual requiere hacer mucho storytelling.  

Aprendamos a relatar nuestras hazañas

Si recurrimos a la historia del héroe, encontramos un error básico: decirle a la gente que ha vivido equivocada, o que ha sido rescatada de un peligro que nunca contempló. Ahí es donde la humanidad se siente atacada, tiende a defenderse y a querer demostrar que el statu quo es el correcto. La parte crucial de la historia del héroe debería ser el regreso. Debería ser importante poder enseñar a las personas que la gestión del cambio comienza al contar la historia de sus hazañas. Las proezas que trascienden tienen que ver con la forma en la que se cuenta la historia; el secreto está en que la audiencia llegue a una conclusión obvia después de recibir la información (el famoso ‘momento eureka’). Lo importante de la historia es cómo contarla de tal forma que la persona se sienta parte de la narrativa y que sienta que es algo que puede hacer. De esa forma puedes ir generando evangelistas que van a hacer suya la historia y ahí es donde se puede volver viral.

En múltiples visitas a Silicon Valley he tenido la oportunidad de platicar con varios ángeles inversionistas. Al escucharlos, veo cómo el storytelling cobra mucha relevancia. Los inversionistas buscan el retorno de su dinero, eso lo sabemos todos, pero lo que pocos entienden es que sobre todo se enamoran de la historia que cuenta cómo obtuvieron el retorno del dinero. Les atrae el poder relatar cómo fueron los primeros en ver algo que nadie vio; cómo el tener buen ojo al conocer una historia les retribuyó en retornos enormes. Lo que más le gusta a un ángel inversionista es poder contar las historias de sus inversiones, pues el poder decir que invertiste en Google antes de que fuera Google, por ejemplo, no tiene precio. Eso te da una reputación invaluable a nivel mundial.

¿Por qué es tan importante el storytelling?

Porque gracias al storytelling podremos tener usuarios leales que quieran hacer suya la historia. Recuerdo el caso de Kindle, una tablet hecha específicamente para leer que nació en 2007, y que al día de hoy cuenta con más de 100 millones de unidades vendidas. Para los usuarios, lo importante de tener ese gadget es poder contar la historia de cómo podías tener todos tus libros contigo, lo cual te hacía alguien diferente.

“Debería ser importante el poder enseñar a las personas que la gestión del cambio comienza al contar la historia de sus hazañas”.

En México un gran ejemplo de buen storytelling es Kubo Financiero, una empresa de peer to peer lending [préstamos entre particulares] basada en el modelo de microcréditos de Muhammad Yunus. En este modelo puedes seleccionar a quién prestarle en función del uso, retorno y el tiempo en el que te pagará el dinero, por lo que te puedes enamorar de las historias de las personas a las que les prestarás. Kubo gana dinero filtrando las historias, mitigando el riesgo y dando certidumbre a quien presta al ser regulada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. Kubo es una historia que pone al alcance de todos la posibilidad de ganar dinero haciendo posible los sueños de los demás.

Si la historia es una de las partes más importantes de una innovación, ¿por qué le dedicamos tan poco tiempo a educar a nuestros jóvenes en ello? Un gran defecto en nuestro sistema de educación es la falta de soft skills o talento no especializado que ayude a tener éxito en la vida. Darnos cuenta de que no sabemos contar historias y aprender a hacerlo, puede ser la diferencia entre el fracaso o el éxito de un emprendimiento.