¿Quiénes somos?

La revista Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C. (IMMPC). El Instituto nació a finales de 2009 en Jalisco, en medio de una de las peores crisis financieras de la historia, y en un entorno competitivo complicado.

Entendiendo que existían un sinnúmero de conceptos y metodologías diseñadas para guiar a las empresas y lograr su institucionalización y trascendencia, pero que no se tenía claro cómo éstas debían implementarse, resultaba necesario contar con un organismo que generara lineamientos para ayudar a las empresas a alcanzar sus objetivos. Es por ello que el IMMPC se posiciona como un marco de referencia y un espacio de vinculación y promoción de las mejores prácticas corporativas.

Con el fin de promover la cultura de mejores prácticas, y hacer llegar este mensaje a la comunidad empresarial, el IMMPC crea la revista Mejores Prácticas Corporativas.

Nuestra Misión

Divulgar y promover las mejores prácticas de los negocios, con el fin de demostrar que se puede llegar al éxito a través de medios legítimos, contribuyendo así a cambiar la cultura empresarial de México.

¿Qué hacemos?

Presentamos entrevistas, casos de éxito y artículos —todos ellos protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica— que le brindan al lector una mejor perspectiva para resolver los problemas a los que se enfrenta diariamente en el mundo empresarial. No sólo queremos hablar de qué hicieron, sino de cómo lo hicieron y por qué lo hicieron, para inspirar a más mexicanos y demostrar que hacer las cosas bien no sólo es posible, sino que es valioso y, sobre todo, satisfactorio.

Nuestra publicación toca diversos temas de negocios, pero se especializa en temas de empresas familiares, institucionalización y gobierno corporativo, siendo éstos rubros esenciales para garantizar la consolidación y la trascendencia de las empresas de todo el mundo.

Encuéntranos

Nuestras Oficinas

Ostia 2782 Piso 4.
Col. Providencia.
CP. 44630.
Guadalajara, Jalisco.

Teléfonos

+ 52 (33) 3615 0047
+ 52 (33) 3813 2527
01 800 PRACTIK

Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas

A finales de 2009, nace en Jalisco el Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas A.C. (IMMPC), en medio de la peor crisis financiera de la historia reciente y en un entorno competitivo complicado. El IMMPC nace al ver la necesidad de que había un sinnúmero de conceptos, metodologías, sistemas y herramientas modernas que podían apoyar las tareas de administración empresarial, pero que no se tenía claro ni la manera ni el orden en que tales elementos debían implementarse. Era necesario contar con un organismo que generara referencias para evaluar la metodología más viable, con vistas a alcanzar los objetivos de dirección y control de las empresas.

Es por ello que el IMMPC, a través de su Centro de Investigación y Desarrollo (CID), adoptó el firme compromiso de identificar y estudiar las mejores prácticas existentes, así como la relación coherente, congruente y efectiva que existe entre ellas, ya que la aplicación de unas cuantas, de manera aislada, no genera los beneficios y resultados esperados.

En un afán por divulgar la cultura de mejores prácticas en las organizaciones, el IMMPC creó la revista de Mejores Prácticas Corporativas, su medio oficial de difusión y una herramienta de acercamiento con las empresas familiares, dueños, emprendedores y directivos de las empresas mexicanas, que les ayuda a conocer las tendencias de las mejores prácticas a nivel mundial, ayudándoles a resolver los problemas a los que se enfrentan día con día.

Hoy, el Instituto se consolida a nivel nacional, pues cuenta con los Capítulos Cd. de México y Bajío, este último con sede en Querétaro. Este crecimiento obedece a la ideología de que, para generar un cambio en la cultura empresarial del país, no solo basta con proponer una idea, sino que es necesario empujarla para que esta genere réplicas a su alrededor. Para consolidar este proyecto, también se requiere vincular a gente comprometida con el cambio, que a su vez genere réplicas y provoque un efecto realmente expansivo, para provocar el tan anhelado cambio en la cultura empresarial de México.

El IMMPC cree en el gran potencial de las empresas mexicanas, es por ello que su principal objetivo es el de contribuir a su crecimiento y consolidación. Para lograrlo, el Instituto trabaja para potenciar la investigación y desarrollo de las mejores prácticas, promoviendo el el emprendimiento, fomentando la innovación y la tecnología, proponiendo programas de intercambio de experiencias entre sus miembros y estableciendo relaciones estratégicas con otros organismos, instituciones y universidades.

Visita la página

El Modelo de Gestión del IMMPC reúne las mejores prácticas en diferentes rubros y las concentra en una metodología integral que tiene como objetivo lograr la consolidación de las empresas, así como su trascendencia en el tiempo.

Suscríbete

Modalidades de suscripción - Disfruta de un 40% de descuento contra precio de anaquel



Suscríbete vía depósito bancario:

Datos de depósito: Depósito en Banorte, No. de cuenta: 0837603290, CLABE: 072 320 0 0837603290 4

Completa tus datos en el siguiente formulario y anexa tu comprobante de pago escaneado.

También puedes hacer el depósito en cualquier tienda 7-Eleven o escríbenos por correo y nosotros nos pondremos en contacto contigo suscripciones@mejorespracticas.com.mx

Anúnciate.

Anúnciate en el primer proyecto editorial en México que busca transformar la cultura empresarial del país, que se dedica a divulgar la labor de quienes están haciendo las cosas bien.

Descarga el media kit

ACERCA DE MEJORES PRÁCTICAS

Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C., cuya misión es divulgar las mejores prácticas de los negocios, con el fin de promover una cultura empresarial que busca llegar al éxito por medios legítimos.

Presenta contenidos de vanguardia que incluyen artículos y entrevistas, protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica, que ayudan al lector a resolver los problemas con los que se enfrenta a diario en el mundo empresarial; esto a través de un formato de alto impacto y diseño propositivo.

AUDIENCIA

Empresarios, directivos y ejecutivos de alto nivel. Así como socios y miembros del IMMPC.

Los lectores son personas en puestos de decisión, innovadores y con inquietud intelectual; además de contar con licenciatura y generalmente con estudios de posgrado, son personas de gran influencia a nivel político, empresarial y directivo con lineamientos claros y un gran deseo de aprendizaje hacia nuevas formas de estrategia, administración y gobierno corporativo que les permitan alcanzar el éxito del entorno en que se desenvuelven.

PRINCIPALES SECCIONES

WEB Y CONTENIDOS INTERACTIVOS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPACIOS RESALTADOS

ESPACIOS EN PÁGINA WEB

Pregunte a nuestro representante de ventas por estas tarifas.


SERVICIO DE DISEÑO Y CONCEPTO CREATIVO

Pregunte a nuestro representante de ventas por este servicio.


PRÓXIMAS EDICIONES

  • ENERO-FEBRERO 2015
    ¡Que México crezca! Una mirada a la gente que esta cambiando México.
  • MARZO-ABRIL 2015
    Profesionalización: Llevando a la empresa hacia el futuro.
  • MAYO-JUNIO 2015
    Desarrollo sustentable, la nueva llave del crecimiento económico.

 

  • JULIO-AGOSTO 2015
    Cumplimiento regulatorio: Un chequeo de salud a tu empresa.
  • SEPTIEMBRE-OCTUBRE 2015
    Certificaciones que agregan valor.
  • NOVIEMBRE-DICIEMBRE 2015
    Administración de riesgos y mejora continua.

Colabora en Mejores Prácticas Corporativas

Si deseas compartir alguna colaboración para Mejores Prácticas Corporativas, o divulgar la labor de alguna persona u organización que de distinga por hacer las cosas bien, escríbenos a: contacto@mejorespracticas.com.mx

¿Cómo escribir para Mejores Prácticas Corporativas?

Rafa Nadal: adversario y vencedor del miedo

de de
Esteban Muñoz Aguilar

Es licenciado en Ciencias de la Comunicación y escritor. Ha publicado relatos en la revista Folios, del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) de Jalisco, la novela corta Fragmentos del olvido y el poemario La montaña rusa. También ha colaborado como corrector de estilo en Editorial UdeG. Actualmente es articulista y editor asociado en la revista Mejores Prácticas Corporativas.

“Cada partido es una batalla permanente contra tus inseguridades diarias y para embotellar tus sentimientos. Y mientras mejor embotellados estén, tendrás mejores posibilidades de ganar”

 

Sin importar cuál sea nuestro deporte preferido, todos admiramos a algún atleta por su dedicación al juego, por llevar un estilo de vida enfocado en superarse a sí mismo. Sus vidas se rigen por la salud física y mental, y su misión durante sus carreras profesionales es obtener los grandes reconocimientos de sus respectivos campos. Ganar es un logro muy merecido para ellos porque recompensa sus años de trabajo y disciplina constante; por eso, el miedo a la derrota es tan común entre los atletas. ¿Cómo pueden dejar pasar oportunidades únicas, al vivir carreras profesionales tan cortas?

Eso experimentó el tenista español Rafael Nadal en 2007, al haber perdido la final de Wimbledon contra Roger Federer por segunda ocasión: “Perder siempre duele, pero es mucho más doloroso cuando desperdiciaste tu oportunidad. Me derroté a mí mismo tanto como Federer me derrotó. […] Cada momento cuenta —por eso, siempre he entrenado muy duro—, pero algunos momentos cuentan más que otros, y dejé pasar un gran momento en 2007. Perdí una oportunidad que quizá no volvería a tener”. Sin embargo, Nadal logró enfrentar estas derrotas en el Campeonato de Wimbledon 2008. Ahora, no dejaría que nada lo distrajera ni se dejaría influenciar por el momento ni por el miedo a perder. En esta ocasión, su mente estaba en el lugar correcto y, a pesar de todos sus nervios, supo que podría triunfar.

La ofensiva del muro

Rafael Nadal Parera comenzó su carrera profesional en 2004, cuando aseguró la victoria del equipo español en la Copa Davis. También debutó en el Abierto de Australia, llegando hasta la tercera fase; y en el Abierto de Estados Unidos, donde alcanzó la semifinal en categoría dobles. Entre 2005 y 2008 fue el campeón invicto del Torneo de Roland Garros (el Abierto de Francia), recuperando este título del 2010 al 2014.

Sin embargo, ninguno de estos títulos han sido fáciles de alcanzar para el tenista mallorquín. En su autobiografía Rafa, mi historia (publicada en 2012 y coescrita con el periodista inglés John Carlin), Nadal escribe que el tenis, más que otros deportes, es una competencia de la mente: “Es el jugador quien tiene las buenas sensaciones, quien logra aislarse de sus miedos y de los altibajos morales que enfrentará inevitablemente en cada partido, y quien se corona como el mejor del mundo”. En ese momento, Rafa era el segundo mejor jugador del mundo durante tres años consecutivos, y no estaba dispuesto a dejar pasar su nueva oportunidad para sobreponerse a Federer.

Pero Rafa debió enfrentar su principal miedo durante todo el partido: despegar los pies de la tierra. “Lo más difícil en un partido de tenis es silenciar las voces en mi cabeza. Lucho por dejar todo fuera de mi mente, excepto el partido, y por concentrar todos los átomos de mi ser en el punto que estoy jugando”. Para superar al campeón, ni siquiera permitió que algún pensamiento sobre la victoria interrumpiera su desempeño porque, en palabras de Rafael, la perfección es imposible en el tenis, y el gran reto de cada partido es escalar hasta la cima de sus posibilidades.

Antes de contender su tercera final en Wimbledon, Nadal sabía que sí existía una brecha de talento entre él y Federer. Afortunadamente, también entendía que esa distancia no era muy amplia y que, con la concentración adecuada, podría acortarla mucho más. “Sabía que si callaba mis dudas y miedos, y si exageraba mis esperanzas mucho mejor que él, podía ganarle”. Sin embargo, Rafael Nadal no solo necesitaba enfrentar las habilidades técnicas de su contrincante; también debía lidiar consigo mismo, contra su percepción como jugador y contra una limitación física que, años antes de este encuentro, estuvo a punto de terminar su carrera.

Contra su talón de Aquiles

El escafoide tarsiano (o hueso navicular) se localiza junto al empeine del pie. Igual que el resto del esqueleto, este pequeño hueso termina por endurecerse durante la infancia temprana (para evitar deformaciones, hinchamientos o astillamientos), siempre y cuando no se le someta a una presión excesiva, como la que es usual entre los tenistas profesionales. “El deporte profesional no es bueno para la salud”, escribe Rafael Nadal, “porque empujas tu cuerpo a límites que los seres humanos no estamos diseñados para soportar. Por eso, casi todos los atletas profesionales han terminado sus carreras por culpa de alguna lesión”.

Nadal encontró este problema en 2005 y le costó su participación en diversos torneos de Europa. Pero el diagnóstico más temible fue la posibilidad de terminar su carrera de manera definitiva a los 19 años. “Estaba devastado. Todo por lo que había trabajado durante mi vida se estaba desmoronando frente a mí”. Sin embargo, el joven Rafael y su familia encontraron una solución contra este miedo: ajustar las suelas de sus tenis para amortiguar la presión que su hueso navicular sufriría durante sus partidos; lo lograron tras un largo proceso de prueba y error. También tuvo que modificar su rutina de entrenamiento para evitar mayores complicaciones en los pies y demás articulaciones.

El hueso navicular es un talón de Aquiles que Nadal deberá atender por el resto de su trayectoria. Afortunadamente, él no es una persona que se deje doblegar ante los obstáculos. Con dedicación, descanso y ejercicio, logró recuperarse y regresar a la cancha para continuar su ascenso hasta Wimbledon. “Desde ese momento entendí que nunca podría saber si un partido sería el último. Esto me llevó a una conclusión: debería jugar y entrenar como si cada partido fuera el último que jugaría”.

La tercera es la vencida

Durante el 2008, Rafa Nadal se coronó como el mejor jugador de tenis en el mundo, superando a Roger Federer en la final del Campeonato de Wimbledon. Es el tenista masculino más joven en conseguir el Career Golden Slam, ganando los cuatro torneos Grand Slam (los Abiertos de Australia y Estados Unidos, el Torneo de Roland Garros y Wimbledon), junto con la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, en la categoría individual. Actualmente está catalogado como el quinto mejor jugador del mundo por la Asociación de Profesionales de Tenis.

Entre su colección de trofeos, Nadal no duda en mencionar que su reconocimiento más valioso es su primera copa dorada de Wimbledon (volvió a ganar el campeonato en 2010). Después de sufrir dos fuertes derrotas y de sobreponerse a una peligrosa lesión, el juego de Rafael ganó la energía necesaria para enfrentar el miedo de perder contra Roger Federer por tercera vez. Su ‘silencio’ contra los nervios fue exitoso.

Cualquier cosa pudo fallar en el partido: su pie, su rodilla o sus tiros. Pero Rafael no dejaría que su mente se desviara de la misión ni que fuera invadida por sus temores. Y en esta ocasión, Nadal no se derrotaría a sí mismo: “El muro que construí a mi alrededor se erigió alto y sólido. Alcancé el balance correcto entre tensión y control, entre el estrés y la convicción de que podía ganar”.


 

Fundación Rafa Nadal

Este es un esfuerzo de Rafael Nadal y de su familia por ofrecer programas de educación para los jóvenes más desfavorecidos. Su visión es promover el desarrollo personal y la integración social, para mejorar el futuro de los niños y adolescentes a través del deporte. Durante la presentación del proyecto, Rafael Nadal afirmó que “este puede ser el comienzo de mi futuro, una vez que me retire y tenga más tiempo. Me está yendo muy bien y le debo a la sociedad”. Actualmente, la fundación opera en diversas regiones de España el programa educativo Más que Tenis; y también apoya a niños en India desde el Centro Educativo Anantapur, una escuela de educación integral donde los jóvenes pueden entrenar y practicar tenis.

Conoce más sobre Fundación Rafa Nadal en www.fundacionrafanadal.org

 

 

La trayectoria de Nadal
  • 2004 – Campeón de la Copa Davis junto a la Selección de España.
  • 2005/2006/2007 – Campeón del Torneo de Roland Garros (primer título Grand Slam).
  • 2008 – Campeón de Wimbledon, del Abierto de Estados Unidos (segundo y tercer título Grand Slam), y campeón del Torneo de Roland Garros, por cuarta ocasión; ganador de la medalla de Oro en los Juegos Olímpicos.
  • 2009 – Campeón del Abierto de Australia (cuarto título del Grand Slam).
  • 2010 – Campeón del Torneo de Roland Garros; campeón de Wimbledon; completa el Career Golden Slam.
  • 2011/2012 – Sexto y séptimo campeonatos del Torneo de Roland Garros.
  • 2013 – Campeón del Torneo de Roland Garros y del Abierto de Estados Unidos.
  • 2014 – Novena victoria en el Torneo de Roland Garros.