¿Quiénes somos?

La revista Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C. (IMMPC). El Instituto nació a finales de 2009 en Jalisco, en medio de una de las peores crisis financieras de la historia, y en un entorno competitivo complicado.

Entendiendo que existían un sinnúmero de conceptos y metodologías diseñadas para guiar a las empresas y lograr su institucionalización y trascendencia, pero que no se tenía claro cómo éstas debían implementarse, resultaba necesario contar con un organismo que generara lineamientos para ayudar a las empresas a alcanzar sus objetivos. Es por ello que el IMMPC se posiciona como un marco de referencia y un espacio de vinculación y promoción de las mejores prácticas corporativas.

Con el fin de promover la cultura de mejores prácticas, y hacer llegar este mensaje a la comunidad empresarial, el IMMPC crea la revista Mejores Prácticas Corporativas.

Nuestra Misión

Divulgar y promover las mejores prácticas de los negocios, con el fin de demostrar que se puede llegar al éxito a través de medios legítimos, contribuyendo así a cambiar la cultura empresarial de México.

¿Qué hacemos?

Presentamos entrevistas, casos de éxito y artículos —todos ellos protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica— que le brindan al lector una mejor perspectiva para resolver los problemas a los que se enfrenta diariamente en el mundo empresarial. No sólo queremos hablar de qué hicieron, sino de cómo lo hicieron y por qué lo hicieron, para inspirar a más mexicanos y demostrar que hacer las cosas bien no sólo es posible, sino que es valioso y, sobre todo, satisfactorio.

Nuestra publicación toca diversos temas de negocios, pero se especializa en temas de empresas familiares, institucionalización y gobierno corporativo, siendo éstos rubros esenciales para garantizar la consolidación y la trascendencia de las empresas de todo el mundo.

Encuéntranos

Nuestras Oficinas

Ostia 2782 Piso 4.
Col. Providencia.
CP. 44630.
Guadalajara, Jalisco.

Teléfonos

+ 52 (33) 3615 0047
+ 52 (33) 3813 2527
01 800 PRACTIK

Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas

A finales de 2009, nace en Jalisco el Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas A.C. (IMMPC), en medio de la peor crisis financiera de la historia reciente y en un entorno competitivo complicado. El IMMPC nace al ver la necesidad de que había un sinnúmero de conceptos, metodologías, sistemas y herramientas modernas que podían apoyar las tareas de administración empresarial, pero que no se tenía claro ni la manera ni el orden en que tales elementos debían implementarse. Era necesario contar con un organismo que generara referencias para evaluar la metodología más viable, con vistas a alcanzar los objetivos de dirección y control de las empresas.

Es por ello que el IMMPC, a través de su Centro de Investigación y Desarrollo (CID), adoptó el firme compromiso de identificar y estudiar las mejores prácticas existentes, así como la relación coherente, congruente y efectiva que existe entre ellas, ya que la aplicación de unas cuantas, de manera aislada, no genera los beneficios y resultados esperados.

En un afán por divulgar la cultura de mejores prácticas en las organizaciones, el IMMPC creó la revista de Mejores Prácticas Corporativas, su medio oficial de difusión y una herramienta de acercamiento con las empresas familiares, dueños, emprendedores y directivos de las empresas mexicanas, que les ayuda a conocer las tendencias de las mejores prácticas a nivel mundial, ayudándoles a resolver los problemas a los que se enfrentan día con día.

Hoy, el Instituto se consolida a nivel nacional, pues cuenta con los Capítulos Cd. de México y Bajío, este último con sede en Querétaro. Este crecimiento obedece a la ideología de que, para generar un cambio en la cultura empresarial del país, no solo basta con proponer una idea, sino que es necesario empujarla para que esta genere réplicas a su alrededor. Para consolidar este proyecto, también se requiere vincular a gente comprometida con el cambio, que a su vez genere réplicas y provoque un efecto realmente expansivo, para provocar el tan anhelado cambio en la cultura empresarial de México.

El IMMPC cree en el gran potencial de las empresas mexicanas, es por ello que su principal objetivo es el de contribuir a su crecimiento y consolidación. Para lograrlo, el Instituto trabaja para potenciar la investigación y desarrollo de las mejores prácticas, promoviendo el el emprendimiento, fomentando la innovación y la tecnología, proponiendo programas de intercambio de experiencias entre sus miembros y estableciendo relaciones estratégicas con otros organismos, instituciones y universidades.

Visita la página

El Modelo de Gestión del IMMPC reúne las mejores prácticas en diferentes rubros y las concentra en una metodología integral que tiene como objetivo lograr la consolidación de las empresas, así como su trascendencia en el tiempo.

Suscríbete

Modalidades de suscripción - Disfruta de un 40% de descuento contra precio de anaquel



Suscríbete vía depósito bancario:

Datos de depósito: Depósito en Banorte, No. de cuenta: 0837603290, CLABE: 072 320 0 0837603290 4

Completa tus datos en el siguiente formulario y anexa tu comprobante de pago escaneado.

También puedes hacer el depósito en cualquier tienda 7-Eleven o escríbenos por correo y nosotros nos pondremos en contacto contigo suscripciones@mejorespracticas.com.mx

Anúnciate.

Anúnciate en el primer proyecto editorial en México que busca transformar la cultura empresarial del país, que se dedica a divulgar la labor de quienes están haciendo las cosas bien.

Descarga el media kit

ACERCA DE MEJORES PRÁCTICAS

Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C., cuya misión es divulgar las mejores prácticas de los negocios, con el fin de promover una cultura empresarial que busca llegar al éxito por medios legítimos.

Presenta contenidos de vanguardia que incluyen artículos y entrevistas, protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica, que ayudan al lector a resolver los problemas con los que se enfrenta a diario en el mundo empresarial; esto a través de un formato de alto impacto y diseño propositivo.

AUDIENCIA

Empresarios, directivos y ejecutivos de alto nivel. Así como socios y miembros del IMMPC.

Los lectores son personas en puestos de decisión, innovadores y con inquietud intelectual; además de contar con licenciatura y generalmente con estudios de posgrado, son personas de gran influencia a nivel político, empresarial y directivo con lineamientos claros y un gran deseo de aprendizaje hacia nuevas formas de estrategia, administración y gobierno corporativo que les permitan alcanzar el éxito del entorno en que se desenvuelven.

PRINCIPALES SECCIONES

WEB Y CONTENIDOS INTERACTIVOS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPACIOS RESALTADOS

ESPACIOS EN PÁGINA WEB

Pregunte a nuestro representante de ventas por estas tarifas.


SERVICIO DE DISEÑO Y CONCEPTO CREATIVO

Pregunte a nuestro representante de ventas por este servicio.


PRÓXIMAS EDICIONES

  • ENERO-FEBRERO 2015
    ¡Que México crezca! Una mirada a la gente que esta cambiando México.
  • MARZO-ABRIL 2015
    Profesionalización: Llevando a la empresa hacia el futuro.
  • MAYO-JUNIO 2015
    Desarrollo sustentable, la nueva llave del crecimiento económico.

 

  • JULIO-AGOSTO 2015
    Cumplimiento regulatorio: Un chequeo de salud a tu empresa.
  • SEPTIEMBRE-OCTUBRE 2015
    Certificaciones que agregan valor.
  • NOVIEMBRE-DICIEMBRE 2015
    Administración de riesgos y mejora continua.

Colabora en Mejores Prácticas Corporativas

Si deseas compartir alguna colaboración para Mejores Prácticas Corporativas, o divulgar la labor de alguna persona u organización que de distinga por hacer las cosas bien, escríbenos a: contacto@mejorespracticas.com.mx

¿Cómo escribir para Mejores Prácticas Corporativas?

Dilema ético. Diseñados para ser obsoletos

de de

Basado en el dilema ético “Obsolescencia programada, ¿la mejor opción?” desarrollado por Israel Vizcarra Varela, profesor del Departamento de Formación Humanística y Ciudadana del ITESM, campus Guadalajara, y adaptado por José Carlos Vázquez Parra, profesor e investigador de este mismo departamento, para su publicación original en el diario El Economista, el 28 de noviembre de 2014.

AMG era una compañía del ramo electrónico perteneciente a un corporativo multinacional asiático; consiguió ser reconocida en México por sus colores novedosos y tecnología de punta en el diseño de nuevas impresoras y escáneres para el mercado latinoamericano. A mediados del 2006, Julián Soto, un joven pero experimentado ingeniero en diseño industrial, comenzó a trabajar como director de su Departamento de Diseño. Ahí, él debía proyectar algunos nuevos productos determinantes para la rentabilidad de la empresa: cinco modelos de impresoras de inyección de tinta y otros tantos multifuncionales de distintos precios y colores, que podrían utilizarse tanto en el hogar como en la oficina por ser modelos de mediano rendimiento.

El proyecto de diseño especificaba que el precio de estos productos oscilaría entre los 100 y los 199.99 dólares por unidad. En esencia se trataba del mismo modelo, pero cada uno contaba con distintas presentaciones, atendiendo a las indicaciones de la casa matriz en Asia. A la par, se le ordenó a Julián que todas las impresoras integraran un chip que calculara la cantidad de tinta contenida en una esponja y que, al llegar a determinado nivel, desactivara el mecanismo de impresión, sugiriera un cambio de cartuchos e impidiera operar a la unidad.

El ingeniero Soto sabía que la mayoría de estos cartuchos tendrían tinta suficiente para seguir operando. Sin embargo, reconocía que la empresa buscaba llevar a cabo un plan de obsolescencia programada¹ para vender una mayor cantidad de impresoras y consumibles, pues la única forma de seguir utilizando el equipo sería comprando constantemente estos cartuchos. Esta situación ocasionaba que, a largo plazo, la compra de consumibles significara un gasto mayor que el precio total de la impresora nueva. Por supuesto, dicha información debería ocultarse a los consumidores, pues la multinacional asiática mantenía un perfil de empresa socialmente responsable. Así pues, Julián Soto se preguntaba: ¿Qué debo hacer ante los requerimientos de diseño que me solicitan?

34_CasoTecInfo

35_CasoTecInfo

Alternativas de actuación del ingeniero Soto
  1. Realizar el proyecto de obsolescencia programada en contra de sus valores personales y engañando a los clientes que consideran a AMG como una empresa socialmente responsable.
  2. Reducir el precio de la impresora, proponiendo un proyecto de obsolescencia percibida² para entregar la decisión de compra al cliente.
  3. Presentar un proyecto sustentable alternativo que genere utilidades, pero que no implique el cambio de cartuchos útiles.
  4. No realizar el proyecto, ateniéndose a las consecuencias de su decisión.
  5. Renunciar, pues no vale la pena atentar contra su ética profesional.
Análisis desde la ética del bienestar

La teoría ética del bienestar exige que los individuos hagan un análisis a corto, mediano y largo plazo sobre las consecuencias de sus actos. En este caso, la técnica de AMG resulta muy conveniente por aumentar las ventas a corto plazo; sin embargo, al declararse como una empresa socialmente responsable, este tipo de prácticas de obsolescencia tienen implicaciones que pueden dañar seriamente su reputación. Una alternativa de actuación para AMG sería declarar abiertamente que sus productos tienen diseños de producción sustentables, pues brindaría la certeza a sus clientes de que comprar una impresora o escáner de su marca les garantiza un mayor tiempo de funcionamiento que el de sus competidores.

Este dilema nos permite comprender que los comportamientos éticos en las empresas casi siempre deben responder a una decisión racional por parte de sus directivos, misma que considera los valores, las creencias y consecuencias de sus actos a corto, mediano y largo plazo.

36_CasoTecInfo
¹ Entendemos por obsolescencia programada la determinación del fin de la vida útil de un producto o servicio de modo que, tras un período de tiempo calculado por el fabricante durante la fase de diseño, el producto se torne obsoleto, no funcional o inservible. El concepto fue popularizado en 1954 por el diseñador industrial Brooks Stevens.
² La obsolescencia percibida se basa en el principio de modificar únicamente el diseño estético de un producto para que éste resulte novedoso frente al consumidor. En este caso, el producto sigue funcionando y la nueva versión no ha cambiado significativamente en sus funciones; la modificación es meramente estética.
Este dilema ético se elaboró con el propósito de servir como material de discusión; no pretende ilustrar buenas o malas prácticas administrativas. Algunos datos de este documento han sido modificados a petición de las personas e instituciones involucradas. La información proporcionada es exclusivamente para fines educativos e informativos. Derechos Reservados © Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey; Av. General Ramón Corona No. 2514, Col. Nuevo México, Zapopan, Jalisco, 45140, México. El ITESM prohíbe cualquier forma de reproducción, almacenaje o transmisión de la totalidad o parte de esta obra, sin autorización por escrito.
Decisiones empresariales y dilemas éticos³

Por José Carlos Vázquez Parra y Juan Alberto Amézquita Zamora, profesores del Departamento de Formación Humanística y Ciudadana del ITESM, campus Guadalajara.

Vivimos tiempos complejos. Problemas como el crimen organizado, la desigualdad, la pobreza, el cambio climático, la corrupción y la seguridad exigen que toda la comunidad se comprometa con un verdadero cambio social en aquello que esté a su alcance y dentro del ámbito de su competencia personal o institucional. Este compromiso incluye, lógicamente, a la actividad empresarial, pues las organizaciones deben convertirse en parte de la solución, y no ser simplemente observadoras externas.

Para enfrentar los retos y riesgos que las empresas tienen ante sí, no basta con una preparación meramente técnica que garantice una gestión eficiente. Ser socialmente solidario exige una actitud proactiva respecto a la resolución de los problemas mencionados; se debe asumir una visión estratégica que ponga como meta la creación de valor compartido para todos los grupos de interés: inversionistas, consejo de administración, gerentes, trabajadores, proveedores, consumidores, etc.

Esta orientación hacia la responsabilidad no elimina la necesidad de aprender a enfrentar las problemáticas que se dan diariamente en la operación, y que pueden ocasionar conflictos de valores o generar verdaderos dilemas éticos. Situaciones como la evasión fiscal, los conflictos de interés, la falta de seguridad laboral, el mal uso de los datos personales, el abuso al consumidor o la falta de calidad en los productos son riesgos que el empresario debe saber atender con un sentido ético, considerando las consecuencias y las diferentes aristas que implica cada situación. No es suficiente apegarse a principios de una moralidad convencional que reduce lo bueno y lo malo a no mentir, a ser honestos, puntuales y responsables.

Una herramienta práctica que puede servir para enfrentar los riesgos empresariales que plantean estos conflictos de valores, es el modelo tridimensional para el análisis de dilemas éticos del área profesional propuesto por Amézquita y Vázquez (2015). Con base en este modelo, es posible distinguir cinco pasos para el análisis y la resolución de dilemas éticos:

  1. Distinguir las consecuencias a corto, mediano y largo plazo de las alternativas de actuación que se tienen, considerando a todos los actores involucrados.
  2. Identificar el marco legal o normativo que rige a la empresa, pues este criterio permite determinar si las alternativas son correctas. La situación del país exige que la actividad empresarial sea promotora decidida de la cultura de la legalidad.
  3. Evaluar si las alternativas de actuación responden a los valores, competencias profesionales, principios y códigos éticos con los que los profesionistas involucrados deben regirse.
  4. Considerar el sentido de la responsabilidad respecto de las exigencias que lleva consigo la promoción de la sostenibilidad, pues el fin de toda organización y de las decisiones de sus miembros debe ser crear valor de manera incluyente, garantizando la integridad medioambiental y siguiendo las pautas del buen gobierno corporativo.
  5. Elegir la alternativa de actuación que represente la decisión más adecuada para resolver el dilema presentado, dentro del marco expuesto previamente.

Tomar decisiones responsables y solidarias para asumir los riesgos empresariales que pueden derivar en dilemas éticos es una competencia que las mujeres y los hombres de negocios deben desarrollar, pues su actividad no solo debe responder a maximizar los beneficios, sino también a promover un sentido ético y social. De esta forma, la actuación de las empresas adquiere legitimidad y demuestra el compromiso del empresariado para ser parte de la solución de los grandes problemas sociales que nos aquejan, dentro de sus posibilidades y en su ámbito de competencia.

³ Extracto del artículo: Modelo tridimensional para el análisis de dilemas éticos del área profesional de Juan Alberto Amézquita Zamora y José Carlos Vázquez Parra, publicado en las Memorias del X Congreso Anual “Impulsando la innovación en el aprendizaje con casos: Experiencias desde América Latina” de la Asociación Latinoamericana de Casos. Guadalajara, México, 2015. ISBN 978-607-501-402-8 Disponible en cic.gda.itesm.mx/cic/index.php
Certificado en Ética para los Negocios

El Centro Internacional de Casos (CIC) del Tecnológico de Monterrey y el Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C. (IMMPC) entregarán un Certificado en Ética para los Negocios a los lectores que resuelvan un dilema ético publicado en esta revista al final de la serie, o que desarrollen uno basado en una experiencia real de negocios e incluyan el análisis del mismo.

Consulta las bases en https://cic.gda.itesm.mx/cic/index.php

Para obtener mayor información sobre el análisis de los dilemas éticos y orientación sobre bibliografía referente a los temas tratados, favor de visitar el sitio web https://cic.gda.itesm.mx/cic/ o comunicarse al Centro Internacional de Casos del Tecnológico de Monterrey: cic.gdl@servicios.itesm.mx

  • Tel.: +52 (33) 3669-30-00 (ext. 2182, 2181 y 2269) Horario: Lunes a viernes de 8:00 a 1:00 y de 2:30 a 17:30 hrs.
  • Tecnológico de Monterrey, campus Guadalajara, Centro Internacional de Casos
  • Av. General Ramón Corona #2514. Col. Nuevo México. C.P. 45201, Zapopan, Jalisco, México