¿Quiénes somos?

La revista Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C. (IMMPC). El Instituto nació a finales de 2009 en Jalisco, en medio de una de las peores crisis financieras de la historia, y en un entorno competitivo complicado.

Entendiendo que existían un sinnúmero de conceptos y metodologías diseñadas para guiar a las empresas y lograr su institucionalización y trascendencia, pero que no se tenía claro cómo éstas debían implementarse, resultaba necesario contar con un organismo que generara lineamientos para ayudar a las empresas a alcanzar sus objetivos. Es por ello que el IMMPC se posiciona como un marco de referencia y un espacio de vinculación y promoción de las mejores prácticas corporativas.

Con el fin de promover la cultura de mejores prácticas, y hacer llegar este mensaje a la comunidad empresarial, el IMMPC crea la revista Mejores Prácticas Corporativas.

Nuestra Misión

Divulgar y promover las mejores prácticas de los negocios, con el fin de demostrar que se puede llegar al éxito a través de medios legítimos, contribuyendo así a cambiar la cultura empresarial de México.

¿Qué hacemos?

Presentamos entrevistas, casos de éxito y artículos —todos ellos protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica— que le brindan al lector una mejor perspectiva para resolver los problemas a los que se enfrenta diariamente en el mundo empresarial. No sólo queremos hablar de qué hicieron, sino de cómo lo hicieron y por qué lo hicieron, para inspirar a más mexicanos y demostrar que hacer las cosas bien no sólo es posible, sino que es valioso y, sobre todo, satisfactorio.

Nuestra publicación toca diversos temas de negocios, pero se especializa en temas de empresas familiares, institucionalización y gobierno corporativo, siendo éstos rubros esenciales para garantizar la consolidación y la trascendencia de las empresas de todo el mundo.

Encuéntranos

Nuestras Oficinas

Ostia 2782 Piso 4.
Col. Providencia.
CP. 44630.
Guadalajara, Jalisco.

Teléfonos

+ 52 (33) 3615 0047
+ 52 (33) 3813 2527
01 800 PRACTIK

Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas

A finales de 2009, nace en Jalisco el Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas A.C. (IMMPC), en medio de la peor crisis financiera de la historia reciente y en un entorno competitivo complicado. El IMMPC nace al ver la necesidad de que había un sinnúmero de conceptos, metodologías, sistemas y herramientas modernas que podían apoyar las tareas de administración empresarial, pero que no se tenía claro ni la manera ni el orden en que tales elementos debían implementarse. Era necesario contar con un organismo que generara referencias para evaluar la metodología más viable, con vistas a alcanzar los objetivos de dirección y control de las empresas.

Es por ello que el IMMPC, a través de su Centro de Investigación y Desarrollo (CID), adoptó el firme compromiso de identificar y estudiar las mejores prácticas existentes, así como la relación coherente, congruente y efectiva que existe entre ellas, ya que la aplicación de unas cuantas, de manera aislada, no genera los beneficios y resultados esperados.

En un afán por divulgar la cultura de mejores prácticas en las organizaciones, el IMMPC creó la revista de Mejores Prácticas Corporativas, su medio oficial de difusión y una herramienta de acercamiento con las empresas familiares, dueños, emprendedores y directivos de las empresas mexicanas, que les ayuda a conocer las tendencias de las mejores prácticas a nivel mundial, ayudándoles a resolver los problemas a los que se enfrentan día con día.

Hoy, el Instituto se consolida a nivel nacional, pues cuenta con los Capítulos Cd. de México y Bajío, este último con sede en Querétaro. Este crecimiento obedece a la ideología de que, para generar un cambio en la cultura empresarial del país, no solo basta con proponer una idea, sino que es necesario empujarla para que esta genere réplicas a su alrededor. Para consolidar este proyecto, también se requiere vincular a gente comprometida con el cambio, que a su vez genere réplicas y provoque un efecto realmente expansivo, para provocar el tan anhelado cambio en la cultura empresarial de México.

El IMMPC cree en el gran potencial de las empresas mexicanas, es por ello que su principal objetivo es el de contribuir a su crecimiento y consolidación. Para lograrlo, el Instituto trabaja para potenciar la investigación y desarrollo de las mejores prácticas, promoviendo el el emprendimiento, fomentando la innovación y la tecnología, proponiendo programas de intercambio de experiencias entre sus miembros y estableciendo relaciones estratégicas con otros organismos, instituciones y universidades.

Visita la página

El Modelo de Gestión del IMMPC reúne las mejores prácticas en diferentes rubros y las concentra en una metodología integral que tiene como objetivo lograr la consolidación de las empresas, así como su trascendencia en el tiempo.

Suscríbete

Modalidades de suscripción - Disfruta de un 40% de descuento contra precio de anaquel



Suscríbete vía depósito bancario:

Datos de depósito: Depósito en Banorte, No. de cuenta: 0837603290, CLABE: 072 320 0 0837603290 4

Completa tus datos en el siguiente formulario y anexa tu comprobante de pago escaneado.

También puedes hacer el depósito en cualquier tienda 7-Eleven o escríbenos por correo y nosotros nos pondremos en contacto contigo suscripciones@mejorespracticas.com.mx

Anúnciate.

Anúnciate en el primer proyecto editorial en México que busca transformar la cultura empresarial del país, que se dedica a divulgar la labor de quienes están haciendo las cosas bien.

Descarga el media kit

ACERCA DE MEJORES PRÁCTICAS

Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C., cuya misión es divulgar las mejores prácticas de los negocios, con el fin de promover una cultura empresarial que busca llegar al éxito por medios legítimos.

Presenta contenidos de vanguardia que incluyen artículos y entrevistas, protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica, que ayudan al lector a resolver los problemas con los que se enfrenta a diario en el mundo empresarial; esto a través de un formato de alto impacto y diseño propositivo.

AUDIENCIA

Empresarios, directivos y ejecutivos de alto nivel. Así como socios y miembros del IMMPC.

Los lectores son personas en puestos de decisión, innovadores y con inquietud intelectual; además de contar con licenciatura y generalmente con estudios de posgrado, son personas de gran influencia a nivel político, empresarial y directivo con lineamientos claros y un gran deseo de aprendizaje hacia nuevas formas de estrategia, administración y gobierno corporativo que les permitan alcanzar el éxito del entorno en que se desenvuelven.

PRINCIPALES SECCIONES

WEB Y CONTENIDOS INTERACTIVOS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPACIOS RESALTADOS

ESPACIOS EN PÁGINA WEB

Pregunte a nuestro representante de ventas por estas tarifas.


SERVICIO DE DISEÑO Y CONCEPTO CREATIVO

Pregunte a nuestro representante de ventas por este servicio.


PRÓXIMAS EDICIONES

  • ENERO-FEBRERO 2015
    ¡Que México crezca! Una mirada a la gente que esta cambiando México.
  • MARZO-ABRIL 2015
    Profesionalización: Llevando a la empresa hacia el futuro.
  • MAYO-JUNIO 2015
    Desarrollo sustentable, la nueva llave del crecimiento económico.

 

  • JULIO-AGOSTO 2015
    Cumplimiento regulatorio: Un chequeo de salud a tu empresa.
  • SEPTIEMBRE-OCTUBRE 2015
    Certificaciones que agregan valor.
  • NOVIEMBRE-DICIEMBRE 2015
    Administración de riesgos y mejora continua.

Colabora en Mejores Prácticas Corporativas

Si deseas compartir alguna colaboración para Mejores Prácticas Corporativas, o divulgar la labor de alguna persona u organización que de distinga por hacer las cosas bien, escríbenos a: contacto@mejorespracticas.com.mx

¿Cómo escribir para Mejores Prácticas Corporativas?

Trascendiendo fronteras

de de

El camino hacia la internacionalización empresarial

Centro de Investigación y Desarrollo del IMMPC

Incursionar en nuevos países se ha convertido en una necesidad de las empresas que buscan garantizar la sustentabilidad e impulsar su competitividad al ritmo de la globalización.

En el año 1271, el explorador veneciano Marco Polo inició su famoso viaje por Europa y Asia para presentarse ante el emperador Kublai Khan —último líder del Imperio Mongol y primer emperador de la dinastía Yuan, en China—, a través de la Ruta de la Seda. Desde el siglo I a. C. hasta el siglo XIV, este camino conectó a Europa, África, el Medio y el Lejano Oriente, posibilitando la interacción comercial y cultural entre decenas de naciones. Este camino histórico es uno de los primeros ejemplos de interconectividad global y el precursor de una realidad en la que diversos actores comerciales ingresan en territorios desconocidos para potenciar su rentabilidad a nivel internacional.

El ingreso de compañías extranjeras a tu región no solo representa nuevas oportunidades para ellas, sino más competidores para tu negocio. Quizá pienses que no te afectará mucho, que estás bien posicionado en el mercado de tu país y que un competidor foráneo no podría ganarte el terreno que ya conquistaste ¿Estás seguro? Tal vez tu producto o servicio tenga mejores cualidades, pero también es cierto que necesita renovarse y buscar nuevos clientes que se enamoren de el. Por eso, debemos retomar la Ruta de la Seda y buscar fortuna en territorios desconocidos.

Un mundo, un camino

La internacionalización es el proceso que permite la expansión de las empresas en mercados extranjeros. Se efectúa al adoptar estrategias para diseminar los procesos de negocio en territorios distintos (puede ser para reducir costos, incrementar la competitividad o aprovechar las políticas regionales), tomando en cuenta las capacidades de la organización, así como las potenciales oportunidades y amenazas que deben atenderse en el proceso.

El auge de la internacionalización llegó en la segunda mitad del siglo XX, después de que los estragos de la Segunda Guerra Mundial propiciarán la creación de instancias para regular las relaciones internacionales, como la Organización Mundial de las Naciones Unidas (ONU), la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM) y el Acuerdo General de Aranceles y Comercio (GATT, por sus siglas en inglés).  Este último organismo quizá sea el principal promotor de la internacionalización, pues fomenta el libre comercio y la circulación de capitales y factores productivos a través de negociaciones entre los países miembros para reducir aranceles.

La internacionalización promueve la participación directa de las empresas en otros países, fortaleciendo la integración de las naciones a la economía global y fomentando su productividad. De esta manera, las empresas nacionales pueden establecer un brazo comercial en el extranjero para posicionar sus productos y servicios en nuevos territorios.

Estas son las principales ventajas que obtienen las empresas que deciden  internacionalizarse, según Business Go On, consultora  especializada en estrategia empresarial internacional y negocios a nivel global:

  1. Evitan la extinción. Previene la desaparición de las pymes y las fortalece para impedir que sean adquiridas por grandes corporativos multinacionales.
  2. Se convierten en gigantes. Impulsa la expansión del negocio, haciéndolo hasta cuatro veces más grande en comparación con las compañías locales o que no exportan ni invierten en el extranjero; y dos veces más grande que las organizaciones sólo enfocadas en la exportación.
  3. Aumentan su competitividad. Generan índices de productividad más elevados y obtienen un volumen de negocio 50 % superior a los negocios exclusivamente nacionales.
  4. Se blindan contra las crisis. Diversificar su inversión les permite crecer, incluso en épocas de recesión económica.
  5. Reajustan sus procesos para crecer. Pueden aprovechar la economía de escala al trasladar ciertas actividades o áreas completas de la operación a localidades donde serán más competitivas. De esta manera incrementan sus recursos y adquieren mayor conocimiento del panorama socioeconómico y cultural de cada región.
  6. Logran ventas integradas. Obtienen un sistema de ventas homogéneo, capaz de adaptarse a los requisitos económicos, culturales, de industria y de los consumidores en las localidades donde operan.
  7. Posicionan su marca. Ser internacionales les permite desarrollar y consolidar la imagen del negocio, así como la de sus productos o servicios para generar una interacción rápida, efectiva y leal con los nuevos consumidores.

En México, la entidad gubernamental encargada de promover la exportación y la inversión internacional es ProMéxico, quien apoya la internacionalización de empresas mexicanas a través de los siguientes pasos:

  1. Oportunidad. Reconoce o contacta a empresas que tienen posibilidades de expandir sus actividades en el extranjero.
  2. Candidato. Verifica el interés del negocio por internacionalizarse y da seguimiento a la validación del proyecto por parte de la Oficina de Representación de ProMéxico en el extranjero.
  3. Negociación. Inicia negociaciones entre la empresa y la Oficina de Representación de ProMéxico en el extranjero, para instalar operaciones en el país seleccionado.
  4. Cierre. Envía la carta para confirmar que el negocio ha establecido una filial en la nación de su interés, reconociendo el apoyo de ProMéxico en el proceso.
  5. Seguimiento. Recaba datos que permitan a la empresa replicar su modelo de internacionalización en otros territorios.

Aunque el proceso no está exento de riesgos, la internacionalización es un gran medio para consolidar la sustentabilidad del negocio, al incrementar su participación y fomentar su competitividad en la economía global. De acuerdo con ProMéxico, algunas de las principales razones por las que una empresa debería internacionalizarse son:

  • Conquistar nuevos mercados o conservar aquellos de exportación.
  • Acceder a nuevas tecnologías.
  • Superar las barreras proteccionistas del Estado.
  • Estár más próxima a sus clientes extranjeros.
  • Tener presencia en bloques regionales.
  • Producir bienes, componentes o servicios en mercados de destino (como alimentos, cemento y telecomunicaciones) y ahorrar así gastos de traslado.
  • Diversificar sus riesgos.
  • Beneficiarse de la economía de escala.
¿Cuál es la mejor ruta?

Pensar globalmente, entender distintas culturas y estrategias de negocio, innovar constantemente y comprometerse con la responsabilidad social adaptándose a las circunstancias del entorno, son algunos de los aspectos que cualquier emprendedor interesado en internacionalizarse debe conocer. No puede lanzarse al reto impulsivamente; antes, necesita evaluar todas las variables que influyen en su proceso de expansión. En primer lugar, el plan de internacionalización requiere lo siguiente:

  • Disponer de un producto o servicio altamente demandado y con calidad suficiente para comercializarse en el mercado internacional.
  • Adaptabilidad de la empresa al nuevo mercado ¿Son economías similares? ¿Qué tan geográficamente cerca estará de la matriz? ¿Puede emular su estrategia de distribución local? ¿A qué competidores se enfrentará?
  • Designar a una persona que conozca de primera mano el nuevo mercado, para llevar a cabo la transición.

En su libro La ventaja competitiva de las naciones, el economista y estratega empresarial Michael Porter desarrolló el Modelo Diamante, que analiza las ventajas de localización de las organizaciones y el porqué algunas industrias pueden competir en territorios determinados. El análisis toma en cuenta los puntos que definimos a continuación:

  1. Factores de condición. Recursos humanos, físicos, intelectuales, capitales y de infraestructura que pueden beneficiar al negocio en su expansión.
  2. Factores de demanda. Condiciones que le permiten al negocio crear una ventaja competitiva en el nuevo territorio y diseñar mejores productos que los de la competencia.
  3. Industrias relacionadas y de soporte. Estas ofrecen los recursos necesarios para impulsar la expansión y la innovación.
  4. Estrategia, estructura y rivalidad. Al contar con nuevos competidores, la empresa potencia el desarrollo de estrategias de innovación en nuevos mercados.
  5. Gobierno. Es un factor de influencia en los puntos anteriores, pues su grado de intervención afectará las características de mercado, los medios de producción y las condiciones de demanda.
  6. Oportunidad. Son los eventos que no pueden ser controlados por la empresa y que pueden afectar su ingreso o capacidad para competir. Estos pueden ser intervenciones de gobierno, inestabilidad política o recesiones económicas.

Recientemente, el modelo de Porter incluyó la actividad multinacional como un séptimo factor por considerar en la internacionalización. Esta evalúa la capacidad de las empresas para sustentar su propuesta de valor en otros territorios y a largo plazo, a pesar de la competencia internacional.


Métodos de ingreso

Para ingresar al nuevo territorio es necesario elegir el método que más se adecúe a las necesidades del negocio, a sus riesgos de expansión y al alcance deseado por la empresa. Estos métodos pueden ser la exportación, los acuerdos de cooperación contractual o la inversión directa.

Exportación

Pueden ser indirectas (pasivas) o directas (activas). Este es el método más tradicional y sencillo para iniciar la internacionalización. Implica la venta de productos en territorio extranjero por medio del traspaso de fronteras y la realización de trámites de aduana. Hay que adaptarse al tipo de cambio, idioma, legislación y entorno económico de otro país.

  • La exportación indirecta utiliza intermediarios independientes (ubicados en el país de origen de la exportadora) que se encargan del manejo logístico de la mercancía y de realizar los trámites de aduana, aperturar la carta de crédito (u otra forma de pago) y  asegurar el cumplimiento de las obligaciones del comercio exterior. Este intermediario también puede actuar como consejero en temas como distribución, marketing, finanzas o negociaciones.
  • La exportación directa consiste en la creación de alianzas con intermediarios o compradores extranjeros, quienes se encargan de resolver los aspectos logísticos, financieros y legislativos para llevar a cabo las exportaciones. Este proceso implica buscar la ayuda de expertos en comercio internacional para consolidar las alianzas y, en ocasiones, conformar un área de Exportación en el negocio, si es que el volumen de productos exportados incrementa.

Acuerdo de cooperación contractual

Sus modalidades más frecuentes son la franquicia y la licencia. Este es un convenio entre dos o más empresas para unificar o compartir sus capacidades y recursos. No implica intercambiar acciones o invertir en el capital de algún negocio.

  • La licencia es una concesión por la que la empresa de origen le da derecho a un negocio extranjero de usar su propiedad intelectual (patentes, marcas comerciales, diseños, etc.) a cambio de una contraprestación. Esta puede ser un pago inicial fijo o uno periódico (como un porcentaje de ventas). Un buen ejemplo es Lacoste, que fabrica sus prendas en cada uno de los países donde opera, pero mantiene el diseño y el control de calidad de la casa matriz.
  • La franquicia además de autorizar el uso de la propiedad intelectual, provee de un sistema estandarizado de procesos (operaciones, marketing, etc.), así como asistencia técnica para desarrollar y supervisar la gestión de la empresa en cada país. Este es el caso de empresas de comida rápida como McDonalds o tiendas como 7-Eleven, que mantienen la homogeneidad de su imagen, procesos y publicidad en todos los territorios.

Inversión directa

Las modalidades más comunes son la empresa conjunta (joint venture) y las subsidiarias propias (filiales). Ambas se realizan por medio de acuerdos de cooperación accionariales; su principal diferencia con los pactos contractuales es que implican la adquisición de acciones por uno o más de los socios que participan en el acuerdo.

  • Un joint venture o empresa conjunta implica la unión de una empresa extranjera y una local para conformar un negocio nuevo en el mercado del socio local. Aunque comparten la propiedad y el control, las empresas reparten las aportaciones que cada una realizará en el nuevo negocio. Por ejemplo, el aliado extranjero puede inyectar capital, tecnología y productos, mientras que el socio local, además de capital, aporta su know-how y canales de distribución.
  • Las filiales o subsidiarias propias son entidades controladas por la empresa que busca internacionalizarse (en este caso se le llama holding company [compañía padre]). De esta manera, las compañías pueden realizar procesos de producción (manufactura, empaquetado, etc.) conforme a las regulaciones e impuestos de cada país. Nike, por ejemplo, realiza sus actividades de producción en distintos países asiáticos, mientras que el diseño de sus productos se hace solo en Estados Unidos.
¿Tienes lo necesario?

Cuando pensamos en internacionalizarnos es natural diseñar un plan que considere las ventajas y los riesgos externos: tendencias de mercado y de economía, Producto Interno Bruto, aumento de empleos y la demanda de nuevos productos, pero ¿Qué hay de los factores internos? ¿Están la compañía, los empleados y los directivos preparados para dar el primer paso? En 2016, la revista Harvard Business Review publicó una herramienta de diagnóstico llamada Seventudes (siete actitudes). Estas son las áreas internas que los negocios deben atender antes de iniciar su proceso de internacionalización:

  1. Actitud

Priorizar la expansión global del negocio al reevaluar las iniciativas de internacionalización constantemente. También deben asegurarse de que la alta dirección esté convencida de realizar la transición y de que los principales actores comprendan la responsabilidad del proceso.

  1. Aptitud

Asegurarse de que el negocio cuente con las habilidades necesarias para asumir el reto, por medio de capacitación y desarrollo de habilidades de adaptación cultural. También deben promover la sinergia entre el equipo de internacionalización y los expertos en la administración interna del negocio.

  1. Magnitud

Alinear el alcance de las oportunidades en el extranjero con las metas y las capacidades del negocio. Esto requiere que el personal interno entienda los objetivos por cumplir y las pruebas por realizar en el proceso, y ajustar el plan de expansión a las necesidades geográficas del exterior.

  1. Latitud

Modificar sus estrategias de mercadotecnia. Esto se logra al capacitar a la alta dirección en la necesidad de atender al nuevo mercado, adaptándose a las diferencias culturales del país de destino.

  1. Rectitud

Asegurarse de que sus prácticas de ética, legalidad y responsabilidad social pueden adecuarse a los mercados externos sin atentar contra sus estándares de cumplimiento. Esto se logra evaluando limitantes y prácticas corporativas del nuevo territorio, así como discutiendo los factores que pueden amenazar sus objetivos.

  1. Exactitud

Procurar que la cultura corporativa se prepare ante incertidumbres financieras y del mercado, pues hay que reconocer que las expectativas pueden variar al ingresar en nuevos territorios y que el éxito inicial no tendrá un impacto significativo para la empresa.

  1. Fortitud

Afirmar que la compañía está comprometida con la iniciativa global, comunicando su estrategia internacional a los empleados y directivos, y evitando las reprimendas públicas en actividades que no tendrán el éxito esperado para proteger la motivación del negocio.

Conoce tu capacidad para internacionalizarte en  www.seventudes.com

 4 casos de internacionalización a la mexicana

CEMEX

En 1992, Cementos Mexicanos, S.A. de C.V (CEMEX) comenzó su expansión internacional. El primer paso fue la adquisición de Cementos Sansón y Valenciana de Cementos. Con esta compra, CEMEX se posicionó dentro del mercado dominante de España y logró acceder a fuentes de financiamiento internacional. Su siguiente gran paso lo llevó al resto de Europa, y también a Egipto, Asia y Sudamérica. En 1996 adquirió Cementos Diamante y Samper de Colombia, movimiento que consolidó a la compañía mexicana como un competidor líder tanto en mercados maduros (como los de Europa y Estados Unidos) como en los emergentes (en Latinoamérica, África y Asia).

En 1999 CEMEX empezó a cotizar sus acciones en la bolsa de valores de Nueva York; en 2004 puso la mira en Reino Unido, donde adquirió la cementera multinacional RCM Group plc, incrementando su participación en el mercado europeo. Así, Cementos Mexicanos consolidó su presencia en cuatro continentes.

  • En 2014 contaba con 54 635 empleados.
  • Ofrece sus servicios a clientes y comunidades en más de 50 países.
  • Produce 97 millones de toneladas anuales de cemento y clínker, ocupando el tercer lugar en ventas de estos productos en el mundo.
  • Fabrica 77 millones de toneladas anuales de concreto premezclado.
  • En 2014 generó ingresos de 15 100 millones de dólares.

Grupo Bimbo

Después de consolidar su presencia nacional, la compañía fundada en 1945 por Lorenzo Servitje miró al exterior en 1984, cuando ingresó al mercado norteamericano. Pero su gran expansión internacional sucedió en la década de 1990. En 1989 se conformó Bimbo Centroamérica, y dos años después nació Bimbo Argentina, que en 1995 inauguró su segunda planta en aquel país; mismo año en que llegó a Chile.

Posteriormente Bimbo adquirió la panificadora estadounidense Mrs. Bair’s y la empresa Weston Foods; así como las brasileñas Plus Vita y Pullman, entre 1997 y 2002. En 2007 lograron presencia en Asia a través de la adquisición de la panificadora Panrico, en Beijing, expandiendo sus operaciones al viejo continente. Pero los movimientos que consolidaron su puesto como la panificadora más importante a nivel mundial fueron la compra de Alimentos Fargo (en Argentina) y de Sara Lee Corporation (en España y Portugal) en 2011.

  • Cuenta con 129 000 colaboradores.
  • Recorre más de 52 000 rutas en su red de distribución.
  • Cuenta con 2.5 millones de puntos de venta.
  • Fabrica más de 10 000 productos bajo 103 marcas de gran prestigio.
  • Cuenta con 165 plantas productoras, tres comercializadoras y ocho asociadas estratégicas.
  • Tiene 1700 centros de venta en 22 países.
  • Posee 3 % del market share global en ventas de pan.
  • En 2014 generó ingresos por 14 mil 064 millones de dólares.

Cinépolis

Alejandro Ramírez Magaña se incorporó a Organización Ramírez, S.A. (fundada por su abuelo en 1947), en un momento delicado para los cines mexicanos: las salas sufrían de gran deterioro, no existía personal capacitado para mantener las instalaciones y los competidores extranjeros ingresaban al país con mejores ofertas para las audiencias. En solo cuatro años (de 1996 a 2000), Alejandro reinventó la imagen de Organización Ramírez y le dio un comienzo fresco restaurando los complejos cinematográficos con el formato “multiplex” (salas más pequeñas, con instalaciones y servicio de primera calidad) bajo la nueva marca de Cinépolis.

2006 marcó un nuevo periodo de innovación para Cinépolis, al implementar tecnología de vanguardia como las salas IMAX (que permiten proyectar negativos de 70mm, con mayor calidad y nitidez en la imagen); proyecciones en 3D (o tercera dimensión); en 4DX (una innovación coreana que implementa efectos como movimiento en los asientos, aromas y viento para crear una experiencia más realista); y el concepto de salas VIP, del que fueron pioneros a escala internacional. Gracias a esta gestión, Cinépolis ha logrado potenciar su competitividad para no solo posicionarse dentro del país, sino en los mercados extranjeros.

  • Es la cuarta empresa cinematográfica más importante del mundo.
  • Tiene presencia en 12 países del extranjero.
  • Opera más de 300 salas en 97 ciudades.
  • Cuenta con más de 27 000 empleados.

KidZania

Empezando por el Centro Comercial Santa Fe, en 1996, KidZania y Xavier López Ancona (un emprendedor calificado por algunos como el Walt Disney mexicano) han permitido que millones de niños alrededor del mundo emulen a sus padres con mínimas restricciones.

La tercera ciudad KidZania se inauguró en 2006, en Tokio. Este fue el comienzo internacional de la empresa mexicana que ahora tiene presencia en más de 20 países (incluyendo Japón, Reino Unido, Filipinas, Brasil, los Emiratos Árabes Unidos, Rusia e Indonesia). Este crecimiento explosivo se debe a la estrategia de franquicias en cada país donde incursionan —a diferencia de los establecimientos en México, que son propiedad privada— adoptada por Xavier y el equipo de KidZania.

  • Cuenta con más de 6500 empleados.
  • En su primer año atrajo casi 800 000 visitantes.
  • Hoy, sus ‘minicuidades’ cuentan con entre 100 y 150 profesiones para representar.
  • Cada niño puede trabajar en 8 o 10 ocupaciones por día.
  • En 2015 registró una afluencia de casi 10 millones de niños.
Hacia el horizonte

En 2014 la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO por sus siglas en inglés) denominó a la Ruta de la Seda como un Patrimonio Cultural de la Humanidad. Mientras que en 2013, el presidente chino Xi Jinping propuso un plan para crear la nueva Ruta de la Seda, un camino que facilite el movimiento de mercancías y de pasajeros desde China hasta Europa. Este es un esfuerzo para retomar la eficacia de las relaciones comerciales del pasado y ofrecer alternativas para que las empresas actuales y venideras continúen compitiendo activamente en un entorno mundial.

La globalización ha roto barreras económicas, y gracias a las tecnologías de la información, las empresas pueden conocer inmediatamente las fluctuaciones económicas o estrategias que deben implementar. Actualmente, los cambios no son rápidos, sino inmediatos. El nuevo entorno internacional requiere que las organizaciones sean capaces de competir en diversos mercados y conformen un mapa que les permita explorar, crecer y coexistir exitosamente en tierras desconocidas.