¿Quiénes somos?

La revista Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C. (IMMPC). El Instituto nació a finales de 2009 en Jalisco, en medio de una de las peores crisis financieras de la historia, y en un entorno competitivo complicado.

Entendiendo que existían un sinnúmero de conceptos y metodologías diseñadas para guiar a las empresas y lograr su institucionalización y trascendencia, pero que no se tenía claro cómo éstas debían implementarse, resultaba necesario contar con un organismo que generara lineamientos para ayudar a las empresas a alcanzar sus objetivos. Es por ello que el IMMPC se posiciona como un marco de referencia y un espacio de vinculación y promoción de las mejores prácticas corporativas.

Con el fin de promover la cultura de mejores prácticas, y hacer llegar este mensaje a la comunidad empresarial, el IMMPC crea la revista Mejores Prácticas Corporativas.

Nuestra Misión

Divulgar y promover las mejores prácticas de los negocios, con el fin de demostrar que se puede llegar al éxito a través de medios legítimos, contribuyendo así a cambiar la cultura empresarial de México.

¿Qué hacemos?

Presentamos entrevistas, casos de éxito y artículos —todos ellos protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica— que le brindan al lector una mejor perspectiva para resolver los problemas a los que se enfrenta diariamente en el mundo empresarial. No sólo queremos hablar de qué hicieron, sino de cómo lo hicieron y por qué lo hicieron, para inspirar a más mexicanos y demostrar que hacer las cosas bien no sólo es posible, sino que es valioso y, sobre todo, satisfactorio.

Nuestra publicación toca diversos temas de negocios, pero se especializa en temas de empresas familiares, institucionalización y gobierno corporativo, siendo éstos rubros esenciales para garantizar la consolidación y la trascendencia de las empresas de todo el mundo.

Encuéntranos

Nuestras Oficinas

Ostia 2782 Piso 4.
Col. Providencia.
CP. 44630.
Guadalajara, Jalisco.

Teléfonos

+ 52 (33) 3615 0047
+ 52 (33) 3813 2527
01 800 PRACTIK

Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas

A finales de 2009, nace en Jalisco el Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas A.C. (IMMPC), en medio de la peor crisis financiera de la historia reciente y en un entorno competitivo complicado. El IMMPC nace al ver la necesidad de que había un sinnúmero de conceptos, metodologías, sistemas y herramientas modernas que podían apoyar las tareas de administración empresarial, pero que no se tenía claro ni la manera ni el orden en que tales elementos debían implementarse. Era necesario contar con un organismo que generara referencias para evaluar la metodología más viable, con vistas a alcanzar los objetivos de dirección y control de las empresas.

Es por ello que el IMMPC, a través de su Centro de Investigación y Desarrollo (CID), adoptó el firme compromiso de identificar y estudiar las mejores prácticas existentes, así como la relación coherente, congruente y efectiva que existe entre ellas, ya que la aplicación de unas cuantas, de manera aislada, no genera los beneficios y resultados esperados.

En un afán por divulgar la cultura de mejores prácticas en las organizaciones, el IMMPC creó la revista de Mejores Prácticas Corporativas, su medio oficial de difusión y una herramienta de acercamiento con las empresas familiares, dueños, emprendedores y directivos de las empresas mexicanas, que les ayuda a conocer las tendencias de las mejores prácticas a nivel mundial, ayudándoles a resolver los problemas a los que se enfrentan día con día.

Hoy, el Instituto se consolida a nivel nacional, pues cuenta con los Capítulos Cd. de México y Bajío, este último con sede en Querétaro. Este crecimiento obedece a la ideología de que, para generar un cambio en la cultura empresarial del país, no solo basta con proponer una idea, sino que es necesario empujarla para que esta genere réplicas a su alrededor. Para consolidar este proyecto, también se requiere vincular a gente comprometida con el cambio, que a su vez genere réplicas y provoque un efecto realmente expansivo, para provocar el tan anhelado cambio en la cultura empresarial de México.

El IMMPC cree en el gran potencial de las empresas mexicanas, es por ello que su principal objetivo es el de contribuir a su crecimiento y consolidación. Para lograrlo, el Instituto trabaja para potenciar la investigación y desarrollo de las mejores prácticas, promoviendo el el emprendimiento, fomentando la innovación y la tecnología, proponiendo programas de intercambio de experiencias entre sus miembros y estableciendo relaciones estratégicas con otros organismos, instituciones y universidades.

Visita la página

El Modelo de Gestión del IMMPC reúne las mejores prácticas en diferentes rubros y las concentra en una metodología integral que tiene como objetivo lograr la consolidación de las empresas, así como su trascendencia en el tiempo.

Suscríbete

Modalidades de suscripción - Disfruta de un 40% de descuento contra precio de anaquel



Suscríbete vía depósito bancario:

Datos de depósito: Depósito en Banorte, No. de cuenta: 0837603290, CLABE: 072 320 0 0837603290 4

Completa tus datos en el siguiente formulario y anexa tu comprobante de pago escaneado.

También puedes hacer el depósito en cualquier tienda 7-Eleven o escríbenos por correo y nosotros nos pondremos en contacto contigo suscripciones@mejorespracticas.com.mx

Anúnciate.

Anúnciate en el primer proyecto editorial en México que busca transformar la cultura empresarial del país, que se dedica a divulgar la labor de quienes están haciendo las cosas bien.

Descarga el media kit

ACERCA DE MEJORES PRÁCTICAS

Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C., cuya misión es divulgar las mejores prácticas de los negocios, con el fin de promover una cultura empresarial que busca llegar al éxito por medios legítimos.

Presenta contenidos de vanguardia que incluyen artículos y entrevistas, protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica, que ayudan al lector a resolver los problemas con los que se enfrenta a diario en el mundo empresarial; esto a través de un formato de alto impacto y diseño propositivo.

AUDIENCIA

Empresarios, directivos y ejecutivos de alto nivel. Así como socios y miembros del IMMPC.

Los lectores son personas en puestos de decisión, innovadores y con inquietud intelectual; además de contar con licenciatura y generalmente con estudios de posgrado, son personas de gran influencia a nivel político, empresarial y directivo con lineamientos claros y un gran deseo de aprendizaje hacia nuevas formas de estrategia, administración y gobierno corporativo que les permitan alcanzar el éxito del entorno en que se desenvuelven.

PRINCIPALES SECCIONES

WEB Y CONTENIDOS INTERACTIVOS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPACIOS RESALTADOS

ESPACIOS EN PÁGINA WEB

Pregunte a nuestro representante de ventas por estas tarifas.


SERVICIO DE DISEÑO Y CONCEPTO CREATIVO

Pregunte a nuestro representante de ventas por este servicio.


PRÓXIMAS EDICIONES

  • ENERO-FEBRERO 2015
    ¡Que México crezca! Una mirada a la gente que esta cambiando México.
  • MARZO-ABRIL 2015
    Profesionalización: Llevando a la empresa hacia el futuro.
  • MAYO-JUNIO 2015
    Desarrollo sustentable, la nueva llave del crecimiento económico.

 

  • JULIO-AGOSTO 2015
    Cumplimiento regulatorio: Un chequeo de salud a tu empresa.
  • SEPTIEMBRE-OCTUBRE 2015
    Certificaciones que agregan valor.
  • NOVIEMBRE-DICIEMBRE 2015
    Administración de riesgos y mejora continua.

Colabora en Mejores Prácticas Corporativas

Si deseas compartir alguna colaboración para Mejores Prácticas Corporativas, o divulgar la labor de alguna persona u organización que de distinga por hacer las cosas bien, escríbenos a: contacto@mejorespracticas.com.mx

¿Cómo escribir para Mejores Prácticas Corporativas?

Desmitificando al mercado bursátil

de de

Con la información y los aliados adecuados, la Bolsa Mexicana de Valores es una opción de financiamiento viable para las empresas medianas de México

Centro de Investigación y Desarrollo del IMMPC

con la colaboración del área de Promoción de Emisoras de la Bolsa Mexicana de Valores

La mayoría de la población considera que el mercado de valores es un sector de élite en el que es prácticamente imposible participar, a menos que seas un experto o cuentes con los contactos que te permitan obtener información privilegiada. Esto no podría estar más alejado de la realidad; el mercado de valores es mucho más simple y su situación actual pinta un panorama mucho más alentador.

En realidad, el mercado de valores es como cualquier otro: lo componen compradores y vendedores que buscan intercambiar un producto. La principal diferencia es que en el panorama bursátil, los productos que se intercambian no son alimentos o bebidas, sino dinero por medio de valores: títulos que representan parte de una empresa y que se ofrecen a los inversionistas para obtener recursos económicos y financiar algún proyecto del negocio.

Existen diversos mitos que han impedido a las empresas considerar al mercado bursátil como una nueva opción de financiamiento. Afortunadamente, estos son solo concepciones erróneas y desactualizadas que pueden refutarse con la información adecuada.

El cuarto respiro

Tal vez si escuchas el término “mercado de valores” pensarás en una sala con pantallas repletas de números donde las personas gritan las compras y las ventas; o en oficinas cargadas de estrés concurridas por la élite empresarial. Pero a decir verdad, desde 1999 el famoso Piso de Remates ubicado en el edificio de Paseo de la Reforma 255 funciona con operaciones que se llevan a cabo de forma 100 % electrónica a través de la infraestructura tecnológica que proporciona la Bolsa Mexicana de Valores.

Generalmente, el tipo de financiamiento que las empresas eligen es un reflejo de su crecimiento. Primero buscan apoyo por medio de capital de riesgo, inversiones personales, de amigos o familiares; posteriormente solicitan el apoyo de aliados como clientes y proveedores; y finalmente recurren a los créditos bancarios. Este es el esquema común de las pequeñas y medianas empresas (pymes). Sin embargo, pocas organizaciones saben que después de las instituciones bancarias, hay un cuarto escalón que puede ofrecerles una inyección de recursos: la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

La BMV es un organismo que promueve la inversión y el financiamiento entre los emisores: empresas, bancos, entidades financieras no bancarias e instituciones de gobierno, entre otros actores que requieren financiamiento y recursos económicos; y los inversionistas, que buscan obtener rendimientos sobre sus excedentes de recursos y pueden ser: personas físicas, empresas, gobierno, inversionistas extranjeros o institucionales, como los fondos de inversión y las Afores —actualmente, estos últimos son los inversionistas del país con mayor capacidad económica.

El papel de la BMV consiste en brindar certidumbre en los componentes tecnológicos, jurídicos y de intercambio de información para que las transacciones se realicen exitosamente. Lamentablemente, todavía existe mucho desconocimiento entre la comunidad empresarial de México acerca del funcionamiento del mercado bursátil:

Dossier BMV gr8

Dossier BMV gr7 Dossier BMV gr6 Dossier BMV gr5 Dossier BMV gr4

 

Existen diversas opiniones sobre la BMV que los empresarios asumen como verdaderas y arraigan en su ideología de negocios, es por eso que todavía no se atreven a incursionar en el mercado bursátil. Estos son algunos de los paradigmas más comunes que impiden este acercamiento:

  1. Asumen que solo pueden listar acciones.
  2. Imaginan que únicamente las grandes empresas obtienen acceso a financiamiento.
  3. Consideran que listarse es muy costoso.
  4. Piensan que deben cumplir con muchos requisitos.
  5. Desde su perspectiva, instaurar prácticas de Gobierno Corporativo es muy costoso, y creen que eventualmente perderán el control de su negocio.

Muchos pensamos que el mercado de valores es lejano para la mayoría de nuestros negocios, que es un ambiente exclusivo para ciertas empresas y que los créditos bancarios serán suficientes para impulsar la competitividad. Estos son los supuestos que asumimos, casi sin cuestionarlos, sin embargo la BMV puede ser un gran aliado para el crecimiento de las empresas.

Algo más que acciones

En el imaginario común, las Acciones son el principal instrumento con el que las personas identifican a la Bolsa, pues basan su conocimiento en lo que escuchan de otras personas, en las noticias que consumen o en los argumentos de alguna película. Sin embargo, este no es el panorama completo, ya que la  mayoría de las empresas desconocen el potencial del mercado de Deuda.

La colocación de Acciones no es el único medio para buscar recursos para el negocio dentro del mercado bursátil. En la BMV también se pueden obtener créditos a corto, mediano y largo plazo. Su funcionamiento es similar al de los créditos bancarios: la empresa solicita la autorización de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) para colocar deuda en la Bolsa, y esta se realizará a través de un programa de listado que será su límite de crédito, así podrá conseguir recursos del mercado, pagando una tasa de interés.

Una de las principales características del mercado de Deuda es su flexibilidad, ya que el emisor puede elegir las siguientes características:

  • Denominación: dólares, pesos o Unidades de Inversión (UDI).
  • Plazo: se determina con base en las necesidades del negocio.
  • Rendimiento: tasa de descuento, de rendimiento, fija o variable.
  • Amortización: total, parcial o al vencimiento.
  • Garantía: dado que en este mercado no existen las garantías, la mayoría de las emisiones son quirografarias.

Las emisiones de corto plazo corresponden a un año de crédito y se usan para financiar capital de trabajo; mientras que las mayores a un año son de largo plazo y generalmente son utilizadas para proyectos de expansión o reestructuración de pasivos. No obstante, debemos recordar que en el mercado siempre existirá una negociación entre el oferente y el demandante. Por ejemplo, si una compañía quiere Deuda en dólares a un plazo de 15 años, a tasa fija, sin garantía y con pago al vencimiento, también debe asegurarse de que el inversionista está dispuesto a aceptar esas condiciones.  Entonces, aunque el mercado de Deuda es muy accesible y cada empresa puede elegir las características de su colocación, debe hacerlo considerando las necesidades del inversionista.

Al cierre del 2016, se financiaron 526 mil millones de pesos a través de la BMV; el 88 % correspondió a financiamiento a través de Deuda de corto y largo plazo, y solo 7 % de esta cantidad se realizó a través de nuevas colocaciones accionarias o colocaciones subsecuentes. Por tanto, es claro que el mercado mexicano es experto en financiar a las empresas a través de la Deuda.

Para todos los tamaños

Naturalmente, los negocios más reconocidos en la BMV son los de gran tamaño; sin embargo, hay casos donde no se conocen los antecedentes de algunas empresas que, en su momento, fueron competidores medianos con ingresos menores a los actuales y que utilizaron el mercado para potencializar su crecimiento.

La BMV cuenta con diversos casos de empresas que ingresaron al mercado colocando montos de 20 millones de pesos en Deuda; o empresas que venden 45 millones de pesos anuales y colocaron 50 millones de pesos a corto plazo, y aprovechan las revolvencias para financiar su capital de trabajo.


  • ION Financiera. Fundada en 2011, es una institución especializada en otorgar créditos hipotecarios e inmobiliarios. Ingresó al mercado de Deuda en junio del 2016, con un capital contable de 308 millones de pesos y ventas anuales de 45 millones; su monto de colocación fue de 50 millones de pesos a corto plazo. Además, su costo de listado en la BMV fue cero, pues este monto no se cobra a las empresas nuevas, cuyo capital contable es menor a 500 millones de pesos.

Conoce más sobre su éxito

  • Unifin. Es una Sociedad Financiera de Objeto Múltiple (SOFOM) fundada en 1993. Emitió su primera colocación en el mercado de Deuda en 2002, por 20 millones de pesos, a corto plazo; dos años después colocó 18 millones de pesos a largo plazo; en 2006 realizó su primera bursatilización, con 200 millones de pesos; y en 2015 colocó Acciones en el mercado de Capitales por 3606 millones de pesos, a 28 pesos por acción.

Conoce más sobre su éxito

  • Alsea. En 1990, esta era una compañía desconocida en el mercado mexicano, hasta que impulsaron su crecimiento en la BMV. Emitieron su primera colocación en 1998, con 21 millones de pesos, y en solo un año realizaron su primera oferta pública de Acciones. Hoy, Alsea es la operadora de restaurantes líder en América Latina y España, con un portafolio integrado por Domino’s Pizza, Starbucks, Burger King, Vips y Chilli’s, entre otras.

Conoce más sobre su éxito

Ninguna de estas empresas ingresó al mercado de valores siendo el gran competidor de México y Latinoamérica. Más bien, reconocieron sus oportunidades de crecimiento y la BMV les ofreció  la opción de financiamiento ideal para sus características y el momento que vivían. Así, tanto Unifin como ION y  Alsea recibieron asesoría y financiamiento accesible de la BMV para mejorar sus procesos e incrementar su crecimiento en el mercado.


Ingresar no es tan difícil

¿Es mucha la información que necesita entregar una empresa para obtener recursos a través de la BMV? ¿Y qué hay de los costos? ¿De verdad es más caro que un crédito bancario? Nuevamente, la realidad del mercado bursátil pinta un panorama distinto: la información que las empresas públicas deben entregar es muy similar a la que presentan a las instituciones financieras cuando tramitan un crédito bancario.

Los requisitos de listado y mantenimiento están regulados por la Ley del Mercado de Valores (LMV), la Circular Única de Emisoras de la CNBV y el Reglamento interior de la BMV, y pueden variar si la empresa emite Acciones o Deuda. En general, se componen por las siguientes condiciones:

Listado

  • Calificación, que otorga una opinión respecto a la calidad crediticia de la emprea (solo aplica en colocaciones de Deuda).
  • Información corporativa, como actas constitutivas y poderes.
  • Información financiera, auditada y basada en principios contables internacionales.
  • Prospecto de colocación, documento que explica el modelo de negocio y  establece el monto de inversión a largo plazo, el proyecto que se busca realizar, etc. (solo aplica en largo plazo).
  • Opinión favorable de la Bolsa Mexicana de Valores.
  • Oficio de autorización de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.
  • Título, que debe entregarse en el Instituto de Depósito de Valores (Indeval).
  • Aviso de Oferta Pública, realizado por el intermediario colocador.

Mantenimiento

  • Reporte Anual, que resulta en una actualización del prospecto de colocación.
  • Información trimestral, que deberá ser entregada 20 días hábiles después del cierre del trimestre.
  • Eventos relevantes, noticias que puedan influir o modificar el valor cotizado en el mercado.
  • Informes del presidente del Consejo de Administración y del Comisario.
  • Estados Financieros Anuales Dictaminados.
  • Nivel de adhesión al Código de Mejores Prácticas Corporativas (CMPC) del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Con esta información, la empresa brinda certidumbre a los inversionistas, garantizando seguridad y una administración responsable de su financiamiento.

Tanto la entrega de información como la transparencia de la misma son aspectos claves en la obtención de recursos, y también influirá en el costo que estos tengan para la organización. Por estos motivos, la CNBV ha trabajado continuamente para mantener los requisitos de entrega de información con estándares internacionales, pensando en lo mínimo indispensable que brindará certidumbre a los inversionistas, garantizando así una administración responsable de su financiamiento.

Por otro lado, de acuerdo con la información publicada en los prospectos de colocación de Deuda del 2015 y 2016⁵, el costo total promedio de las últimas compañías que han colocado Deuda a largo plazo es de 1.5 % sobre el monto emitido, con un promedio de cinco años por colocación, mientras que el costo promedio anual es de 0.3% (30 puntos base) sobre el monto emitido. En cuestión de gastos, estos se dividen en los siguientes componentes:

Dossier BMV gr3

 

 

 

 

Es importante considerar que el costo por colocación es adicional a la tasa que se paga al inversionista por los recursos obtenidos. Sin embargo, parte de estos costos de colocación se vuelven costos hundidos para futuras colocaciones, por lo que no solo se debe considerar la inversión a corto plazo, sino que debe analizarse con una visión a largo plazo.

Gobierno Corporativo: la columna vertebral

Todavía existen muchos directivos que cuestionan la implementación del Gobierno Corporativo (GC) debido al desconocimiento de sus beneficios; consideran que dificultará entender los resultados económicos de sus negocios; que es muy complicado implementarlo, o incluso que eventualmente les restará control sobre las decisiones. Sin embargo, quienes ya pusieron en marcha el GC saben que es una excelente herramienta para reducir cargas burocráticas, transparentar los procesos y garantizar la rendición de cuentas, entre otros beneficios. Y en el mercado de valores, también brinda certidumbre a los inversionistas y facilita el éxito de las colocaciones.

En 2001, la Ley del Mercado de Valores incorporó los siguientes principios de GC que las empresas listadas con acciones en la BMV deben cumplir:

  • Derechos a favor de los accionistas minoritarios (con 10 % del capital social).
  • Que 25 % del Consejo de Administración sea integrado por consejeros independientes.
  • Que sesionen de forma trimestral.
  • Comités de Auditoría y de Prácticas Societarias con consejeros independientes.
  • Límites para la emisión de acciones sin voto, de voto limitado o restringido.

Las organizaciones que están por colocar Deuda no están legalmente obligadas a contar con un esquema de Gobierno Corporativo; sin embargo, este es uno de los aspectos más evaluados por las calificadoras antes de emitir su opinión final. Por eso, es recomendable establecer los siguientes elementos de GC para mejorar las posibilidades de colocación:

  • Instaurar el Consejo de Administración.
  • Establecer la Asamblea General de Accionistas.
  • Conformar el comité de Auditoría.

Actualmente, la implementación del GC ya no es solo un tema de moda para las empresas, sino uno de los medios para garantizar su continuidad. Esto, debido a que transmite claramente la visión estratégica del negocio, otorgando más transparencia, confianza y voluntad a los inversionistas.

Los emisores de Acciones y Deuda a largo plazo de la BMV entregan un cuestionario que permite generar un reporte anual de su grado de adhesión al CMPC.

Grado de adhesión a los conceptos del CMPC en Acciones

En 2015, 119 empresas en el mercado de Capitales cumplían entre 80 y 100 % de las recomendaciones del CMPC; siete compañías cumplían del 60 al 79 %; y solo una, menos de 59 %.

Dossier BMV gr2

 

Grado de adhesión a los conceptos del CMPC en Deuda a largo plazo

En el mercado de Deuda, 33 organizaciones cumplen entre 80 y 100 %; 12 cumplen entre 60 y 79 %; y 17, menos de 59 %.

Dossier BMV gr1

 

El GC es un tema que cobra cada vez más importancia para las empresas. Es una herramienta que instaura organismos que ayudan a tomar decisiones objetivas, colegiadas y construidas con base en la colaboración. Con una fundación ética para regular el funcionamiento de las empresas, el GC garantizará la protección del bien más preciado de toda organización: su reputación. Así, las empresas mantienen la confianza de su comunidad, atraen más capital y aseguran su continuidad.

Oxígeno puro

Con solo dar un paso más para buscar un medio de financiamiento flexible, rápido, sin garantías y con requisitos similares a las instituciones bancarias, las pequeñas y medianas empresas se encontrarán con una institución preparada para ofrecerles los siguientes beneficios:

  1. Implementación de una visión estratégica.
  2. Posicionamiento de marca.
  3. Mayor transparencia.
  4. Aumento del valor de la empresa a largo plazo.
  5. Apertura a nuevos negocios.
  6. Mejoramiento de imagen y proyección empresarial.
  7. Financiamiento de proyectos a largo plazo, sin garantías.

Estas realidades demuestran que el mercado bursátil es una opción de financiamiento accesible para las empresas medianas, pues ofrece costos accesibles y requisitos adaptados al instrumento utilizado, para brindar grandes beneficios a largo plazo. Así, la Bolsa Mexicana de Valores es un medio que ofrece los productos y la infraestructura necesaria para impulsar la competitividad, rentabilidad y permanencia de las empresas.


¹ Directorio Estadístico Nacional de Unidades Económicas (DENUE). Disponible en http://www.beta.inegi.org.mx/temas/directorio/
² INEGI (2016). Se difunden estadísticas detalladas sobre las micro, pequeñas y medianas empresas del país [Comunicado de prensa]. Disponible en goo.gl/IQbTG9
³ CNBV (2016) Ahorro financiero y financiamiento en México. Disponible en goo.gl/bzzsWd
⁴ Banco de México (2016). Evolución del financiamiento a las empresas durante el trimestre julio-septiembre del 2016 [Comunicado de prensa]. disponible en goo.gl/WmsaJc
⁵ SOFOPLUS, S.A.P.I. DE C.V., S.O.F.O.M., E.R., 08 octubre 2015 – GRUPO DINIZ, S.A.P.I. DE C.V., 23 octubre 2015 – GRUPO VASCONIA S.A.B., 21 diciembre 2015 – GRUPO GICSA, S.A.B. DE C.V., 10 diciembre 2015 – GRUPO ELEKTRA, S.A.B. DE C.V., 07 abril 2016 – FIBRA UNO, 14 abril 2016 – GRUPO FAMSA, S.A.B. DE C.V., 10 marzo 2016