¿Quiénes somos?

La revista Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C. (IMMPC). El Instituto nació a finales de 2009 en Jalisco, en medio de una de las peores crisis financieras de la historia, y en un entorno competitivo complicado.

Entendiendo que existían un sinnúmero de conceptos y metodologías diseñadas para guiar a las empresas y lograr su institucionalización y trascendencia, pero que no se tenía claro cómo éstas debían implementarse, resultaba necesario contar con un organismo que generara lineamientos para ayudar a las empresas a alcanzar sus objetivos. Es por ello que el IMMPC se posiciona como un marco de referencia y un espacio de vinculación y promoción de las mejores prácticas corporativas.

Con el fin de promover la cultura de mejores prácticas, y hacer llegar este mensaje a la comunidad empresarial, el IMMPC crea la revista Mejores Prácticas Corporativas.

Nuestra Misión

Divulgar y promover las mejores prácticas de los negocios, con el fin de demostrar que se puede llegar al éxito a través de medios legítimos, contribuyendo así a cambiar la cultura empresarial de México.

¿Qué hacemos?

Presentamos entrevistas, casos de éxito y artículos —todos ellos protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica— que le brindan al lector una mejor perspectiva para resolver los problemas a los que se enfrenta diariamente en el mundo empresarial. No sólo queremos hablar de qué hicieron, sino de cómo lo hicieron y por qué lo hicieron, para inspirar a más mexicanos y demostrar que hacer las cosas bien no sólo es posible, sino que es valioso y, sobre todo, satisfactorio.

Nuestra publicación toca diversos temas de negocios, pero se especializa en temas de empresas familiares, institucionalización y gobierno corporativo, siendo éstos rubros esenciales para garantizar la consolidación y la trascendencia de las empresas de todo el mundo.

Encuéntranos

Nuestras Oficinas

Ostia 2782 Piso 4.
Col. Providencia.
CP. 44630.
Guadalajara, Jalisco.

Teléfonos

+ 52 (33) 3615 0047
+ 52 (33) 3813 2527
01 800 PRACTIK

Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas

A finales de 2009, nace en Jalisco el Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas A.C. (IMMPC), en medio de la peor crisis financiera de la historia reciente y en un entorno competitivo complicado. El IMMPC nace al ver la necesidad de que había un sinnúmero de conceptos, metodologías, sistemas y herramientas modernas que podían apoyar las tareas de administración empresarial, pero que no se tenía claro ni la manera ni el orden en que tales elementos debían implementarse. Era necesario contar con un organismo que generara referencias para evaluar la metodología más viable, con vistas a alcanzar los objetivos de dirección y control de las empresas.

Es por ello que el IMMPC, a través de su Centro de Investigación y Desarrollo (CID), adoptó el firme compromiso de identificar y estudiar las mejores prácticas existentes, así como la relación coherente, congruente y efectiva que existe entre ellas, ya que la aplicación de unas cuantas, de manera aislada, no genera los beneficios y resultados esperados.

En un afán por divulgar la cultura de mejores prácticas en las organizaciones, el IMMPC creó la revista de Mejores Prácticas Corporativas, su medio oficial de difusión y una herramienta de acercamiento con las empresas familiares, dueños, emprendedores y directivos de las empresas mexicanas, que les ayuda a conocer las tendencias de las mejores prácticas a nivel mundial, ayudándoles a resolver los problemas a los que se enfrentan día con día.

Hoy, el Instituto se consolida a nivel nacional, pues cuenta con los Capítulos Cd. de México y Bajío, este último con sede en Querétaro. Este crecimiento obedece a la ideología de que, para generar un cambio en la cultura empresarial del país, no solo basta con proponer una idea, sino que es necesario empujarla para que esta genere réplicas a su alrededor. Para consolidar este proyecto, también se requiere vincular a gente comprometida con el cambio, que a su vez genere réplicas y provoque un efecto realmente expansivo, para provocar el tan anhelado cambio en la cultura empresarial de México.

El IMMPC cree en el gran potencial de las empresas mexicanas, es por ello que su principal objetivo es el de contribuir a su crecimiento y consolidación. Para lograrlo, el Instituto trabaja para potenciar la investigación y desarrollo de las mejores prácticas, promoviendo el el emprendimiento, fomentando la innovación y la tecnología, proponiendo programas de intercambio de experiencias entre sus miembros y estableciendo relaciones estratégicas con otros organismos, instituciones y universidades.

Visita la página

El Modelo de Gestión del IMMPC reúne las mejores prácticas en diferentes rubros y las concentra en una metodología integral que tiene como objetivo lograr la consolidación de las empresas, así como su trascendencia en el tiempo.

Suscríbete

Modalidades de suscripción - Disfruta de un 40% de descuento contra precio de anaquel



Suscríbete vía depósito bancario:

Datos de depósito: Depósito en Banorte, No. de cuenta: 0837603290, CLABE: 072 320 0 0837603290 4

Completa tus datos en el siguiente formulario y anexa tu comprobante de pago escaneado.

También puedes hacer el depósito en cualquier tienda 7-Eleven o escríbenos por correo y nosotros nos pondremos en contacto contigo suscripciones@mejorespracticas.com.mx

Anúnciate.

Anúnciate en el primer proyecto editorial en México que busca transformar la cultura empresarial del país, que se dedica a divulgar la labor de quienes están haciendo las cosas bien.

Descarga el media kit

ACERCA DE MEJORES PRÁCTICAS

Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C., cuya misión es divulgar las mejores prácticas de los negocios, con el fin de promover una cultura empresarial que busca llegar al éxito por medios legítimos.

Presenta contenidos de vanguardia que incluyen artículos y entrevistas, protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica, que ayudan al lector a resolver los problemas con los que se enfrenta a diario en el mundo empresarial; esto a través de un formato de alto impacto y diseño propositivo.

AUDIENCIA

Empresarios, directivos y ejecutivos de alto nivel. Así como socios y miembros del IMMPC.

Los lectores son personas en puestos de decisión, innovadores y con inquietud intelectual; además de contar con licenciatura y generalmente con estudios de posgrado, son personas de gran influencia a nivel político, empresarial y directivo con lineamientos claros y un gran deseo de aprendizaje hacia nuevas formas de estrategia, administración y gobierno corporativo que les permitan alcanzar el éxito del entorno en que se desenvuelven.

PRINCIPALES SECCIONES

WEB Y CONTENIDOS INTERACTIVOS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPACIOS RESALTADOS

ESPACIOS EN PÁGINA WEB

Pregunte a nuestro representante de ventas por estas tarifas.


SERVICIO DE DISEÑO Y CONCEPTO CREATIVO

Pregunte a nuestro representante de ventas por este servicio.


PRÓXIMAS EDICIONES

  • ENERO-FEBRERO 2015
    ¡Que México crezca! Una mirada a la gente que esta cambiando México.
  • MARZO-ABRIL 2015
    Profesionalización: Llevando a la empresa hacia el futuro.
  • MAYO-JUNIO 2015
    Desarrollo sustentable, la nueva llave del crecimiento económico.

 

  • JULIO-AGOSTO 2015
    Cumplimiento regulatorio: Un chequeo de salud a tu empresa.
  • SEPTIEMBRE-OCTUBRE 2015
    Certificaciones que agregan valor.
  • NOVIEMBRE-DICIEMBRE 2015
    Administración de riesgos y mejora continua.

Colabora en Mejores Prácticas Corporativas

Si deseas compartir alguna colaboración para Mejores Prácticas Corporativas, o divulgar la labor de alguna persona u organización que de distinga por hacer las cosas bien, escríbenos a: contacto@mejorespracticas.com.mx

¿Cómo escribir para Mejores Prácticas Corporativas?

Techos de cristal*, el caso de las mujeres STEM

28 de abril de 2017

En el imaginario cultural pocas veces se concibe que una mujer sea científica, matemática o ingeniera. Afortunadamente, esta percepción ya está cambiando.

Cristina Elizabeth Quezada / Redacción

*El término hace referencia a los mecanismos tácitos que impiden el desarrollo profesional de las mujeres, a pesar de sus logros y competencias.

 

Desde su primera entrega en 1901, solo 19 mujeres han sido galardonadas con el premio Nobel en los campos de Química (4), Medicina (12), Física (2) y Economía (1) —la científica Marie Curie fue la primera mujer en recibir este reconocimiento, y la única que lo ganó en dos categorías: Física y Química—. Históricamente, aprendimos a pensar que las ciencias exactas son disciplinas exclusivamente masculinas, sin embargo la digitalización del mundo y el rompimiento de estereotipos han transformado esta percepción.

Cada vez hay más mujeres interesadas en demostrar sus habilidades dentro de las disciplinas STEM —acrónimo anglosajón para referirse a las ramas académicas de la ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (science, technology, engineering and mathematics)—. No obstante, la brecha de género aún es una barrera que frena el potencial de desarrollo de las mujeres en estas áreas, así como el crecimiento económico de diversos países.

Entre la oportunidad y el trato

En la era digital, las carreras STEM ofrecen mayores oportunidades de empleo, desarrollo profesional y prosperidad económica. No obstante, a nivel mundial, el talento femenino en estas áreas representa menos del 30 % de la fuerza laboral. Esto se debe a que pocas mujeres eligen prepararse en estas disciplinas, y las que lo hacen, en ocasiones terminan claudicando debido a los prejuicios de género de los que el ámbito educativo no está exento.

En 2015, las investigadoras y académicas norteamericanas Erika V. Hall, Kathrine W. Phillips y Joan C. Williams realizaron el estudio Double jeopardy? gender bias against women of color in science —con encuestas a 557 científicas y otras 60 entrevistas—. Este reporte determinó los principales patrones de parcialidad que afectan el desempeño de las mujeres en las disciplinas STEM:

  • Demostraciones continuas. Dos tercios de las participantes aseguraron que debían probar continuamente su capacidad para cumplir las metas, pues su expertise es cuestionado constantemente y sus éxitos son vistos como ‘excepciones a la regla’.
  • La cuerda floja. Para entrar al ‘club de Toby’ algunas mujeres deben mostrar un comportamiento masculino; sin embargo, también se espera que mantengan su feminidad. La mitad de las participantes afirmaron que deben cuidar esa delgada línea entre ser demasiado masculinas para intimidar a sus colaboradores y demasiado femeninas para perder su respeto.
  • El muro maternal. Es común que los directivos cuestionen el compromiso y las competencias de sus colaboradoras, pues consideran que sus carreras son solo pasatiempo en tanto inician una familia.
  • El ‘estirón de guerra’. Desafortunadamente, la brecha de género también puede provocar conflictos entre distintas generaciones de mujeres. Aunque el estudio cita un gran sentido de colaboración entre ellas, algunas jóvenes sienten que deben competir por ‘el puesto femenino’ que sus colegas mayores trabajaron para conseguir.
Las alternativas

Si las disciplinas STEM serán cada vez más relevantes para impulsar la competitividad ¿qué estrategias pueden desarrollarse para fomentar el interés de las mujeres en estas carreras, así como la retención de talento? La doctora Athena Vongalis-Mafrow, fundadora y directora del centro de investigación  Women’s Leadership Lab, propone las siguientes soluciones:

  • Programas de liderazgo. Las empresas pueden crear estrategias para detectar a los talentos femeninos más prometedores y ofrecerles coaching para desarrollar sus habilidades como líderes. De esta manera las organizaciones pueden reducir la brecha de género, promover la inclusión femenina y retener a los mejores talentos.
  • Evaluaciones en equipo. Promover que sea el equipo el que evalúe el desempeño de uno de sus miembros, en lugar de una sola persona, impedirá  que los prejuicios o estereotipos de género de un individuo afecten el crecimiento de una colaboradora.
  • Ascensos de confianza. Los líderes no solo se eligen por su mérito, sino por la confianza que la organización les brinda para realizar el trabajo. Las evaluaciones de confianza reafirman la capacidad de liderazgo de una persona, así como su compromiso por ofrecer lo mejor de sí para garantizar el éxito de sus proyectos.
Mexicanas STEM

En México cada vez se impulsan más proyectos de emprendimiento, y las mujeres no están quedándose atrás. Tuvimos la oportunidad de charlar con Haydé Martínez, líder de Inteligencia Artificial en Rever; y Cindy Blanco, directora general de StartupGDL, para conocer sus experiencias como mujeres emprendedoras en el campo tecnológico. Esto fue lo que nos compartieron:

¿Cómo ha sido para ustedes desenvolverse en un mundo empresarial y tecnológico tradicionalmente dominado por hombres?

Haydé: Es difícil. He experimentado reacciones machistas desde la universidad, donde llegaba al salón de clases y alguien decía: ‘Aquí es ingeniería, nutrición es en la otra aula’. En el mundo laboral es más difícil enfrentarlo porque, tradicionalmente, en este ambiente se considera que un hombre es mejor al exponer resultados o brindar respuestas, aunque yo u otra mujer hubiéramos hecho el trabajo completo. Afortunadamente, la situación está mejorando, pero todavía hay muchos fenómenos contra los que debemos luchar.

Cindy: Ha sido un reto muy interesante. Efectivamente, el ecosistema tecnológico está dominado por hombres, pero esto también trae buenas oportunidades personales y profesionales para nosotras. Personalmente, he colaborado con colegas muy talentosos, y aunque ellos son parte de este grupo dominante, están dispuestos a apoyar a las mujeres en el campo. Esta es una ventaja porque nos ayuda a levantar el perfil de mujeres que inician sus carreras en ingeniería o en puestos estratégicos de empresa tecnológicas, para dejar claro que somos tan capaces como los hombres para hacer el trabajo.

¿Ha sido difícil enfrentar los momentos de duda o de flaqueza? ¿Cómo los han superado?

Haydé: Claro. Creo que las mujeres podemos demostrar fuerza en el exterior y aparentar que las opiniones ajenas no nos afectan, pero las dudas están ahí. A veces piensas: “¿Tendrán razón? ¿Estaré equivocada? ¿Debería hacer otras cosas?”. Una gran ayuda son las personas que realmente apoyan lo que haces; ellos te ayudan a salir adelante, pero también son muy importantes las ganas que tienes de cumplir tus sueños.

¿Cuáles son los principales obstáculos que las mujeres enfrentan en la educación STEM y en empresas tecnológicas? ¿Cómo podemos resolverlos?

Haydé: El principal es el obstáculo cultural que inicia desde los hogares, porque las disciplinas STEM se consideran profesiones para hombres. Un colaborador me contó que la tesis de neurociencia de su esposa implicó evaluar dos grupos de niñas. En el primero, sus mamás les afirmaban que las matemáticas eran muy sencillas y les ayudaban a aprender; y en el segundo les decían que ellas no podían ayudarles, y que mejor le preguntaran a sus papás. El resultado fue que las mujeres que son motivadas por sus mamás mejoran su desempeño y su interés en la educación STEM.

En otro caso, algunas estudiantes de ingeniería en San Diego me comentaron que cuando alguna mujer sugería una idea, el profesor se la apropiaba; en cambio, si el que hacía la aportación era un hombre, el instructor le da todo el crédito al alumno. Claro, el maestro no es consciente del problema; la actitud es parte de su cultura. Por eso es muy importante que eliminemos esos paradigmas. Las matemáticas y la programación no son difíciles; la ingeniería no es solo para geeks. No hay profesiones masculinas ni femeninas, sino profesiones humanas.

Cindy: Todavía somos líderes jóvenes y este es un mundo sumamente competitivo. Hacerse escuchar sí es un reto, sobre todo cuando debes hablar con ejecutivos, empresarios o inversionistas —porque su participación en el sector tecnológico no implica que su visión sea más moderna—. Ser joven y mujer sí puede ser una barrera; afortunadamente, no es una tendencia invencible, simplemente se necesita demostrar que las mujeres somos capaces y poner en alto nuestro papel como líderes.

México es un país donde todavía existen muchas barreras ideológicas y donde las mujeres se desalientan por ser las únicas estudiantes en un grupo de 30 hombres; pero eventualmente serán dos, y posteriormente cinco. Actualmente, las mujeres vivimos un momento histórico, porque hay muchas emprendedoras que nos han abierto las puertas con su trabajo, y es nuestra labor continuar ese camino. Es muy importante que seamos modelos a seguir para las próximas profesionistas. Tenemos una responsabilidad muy grande para demostrar de lo que somos capaces con nuestras acciones, debemos ser un ejemplo en el medio tecnológico.