¿Quiénes somos?

La revista Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C. (IMMPC). El Instituto nació a finales de 2009 en Jalisco, en medio de una de las peores crisis financieras de la historia, y en un entorno competitivo complicado.

Entendiendo que existían un sinnúmero de conceptos y metodologías diseñadas para guiar a las empresas y lograr su institucionalización y trascendencia, pero que no se tenía claro cómo éstas debían implementarse, resultaba necesario contar con un organismo que generara lineamientos para ayudar a las empresas a alcanzar sus objetivos. Es por ello que el IMMPC se posiciona como un marco de referencia y un espacio de vinculación y promoción de las mejores prácticas corporativas.

Con el fin de promover la cultura de mejores prácticas, y hacer llegar este mensaje a la comunidad empresarial, el IMMPC crea la revista Mejores Prácticas Corporativas.

Nuestra Misión

Divulgar y promover las mejores prácticas de los negocios, con el fin de demostrar que se puede llegar al éxito a través de medios legítimos, contribuyendo así a cambiar la cultura empresarial de México.

¿Qué hacemos?

Presentamos entrevistas, casos de éxito y artículos —todos ellos protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica— que le brindan al lector una mejor perspectiva para resolver los problemas a los que se enfrenta diariamente en el mundo empresarial. No sólo queremos hablar de qué hicieron, sino de cómo lo hicieron y por qué lo hicieron, para inspirar a más mexicanos y demostrar que hacer las cosas bien no sólo es posible, sino que es valioso y, sobre todo, satisfactorio.

Nuestra publicación toca diversos temas de negocios, pero se especializa en temas de empresas familiares, institucionalización y gobierno corporativo, siendo éstos rubros esenciales para garantizar la consolidación y la trascendencia de las empresas de todo el mundo.

Encuéntranos

Nuestras Oficinas

Ostia 2782 Piso 4.
Col. Providencia.
CP. 44630.
Guadalajara, Jalisco.

Teléfonos

+ 52 (33) 3615 0047
+ 52 (33) 3813 2527
01 800 PRACTIK

Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas

A finales de 2009, nace en Jalisco el Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas A.C. (IMMPC), en medio de la peor crisis financiera de la historia reciente y en un entorno competitivo complicado. El IMMPC nace al ver la necesidad de que había un sinnúmero de conceptos, metodologías, sistemas y herramientas modernas que podían apoyar las tareas de administración empresarial, pero que no se tenía claro ni la manera ni el orden en que tales elementos debían implementarse. Era necesario contar con un organismo que generara referencias para evaluar la metodología más viable, con vistas a alcanzar los objetivos de dirección y control de las empresas.

Es por ello que el IMMPC, a través de su Centro de Investigación y Desarrollo (CID), adoptó el firme compromiso de identificar y estudiar las mejores prácticas existentes, así como la relación coherente, congruente y efectiva que existe entre ellas, ya que la aplicación de unas cuantas, de manera aislada, no genera los beneficios y resultados esperados.

En un afán por divulgar la cultura de mejores prácticas en las organizaciones, el IMMPC creó la revista de Mejores Prácticas Corporativas, su medio oficial de difusión y una herramienta de acercamiento con las empresas familiares, dueños, emprendedores y directivos de las empresas mexicanas, que les ayuda a conocer las tendencias de las mejores prácticas a nivel mundial, ayudándoles a resolver los problemas a los que se enfrentan día con día.

Hoy, el Instituto se consolida a nivel nacional, pues cuenta con los Capítulos Cd. de México y Bajío, este último con sede en Querétaro. Este crecimiento obedece a la ideología de que, para generar un cambio en la cultura empresarial del país, no solo basta con proponer una idea, sino que es necesario empujarla para que esta genere réplicas a su alrededor. Para consolidar este proyecto, también se requiere vincular a gente comprometida con el cambio, que a su vez genere réplicas y provoque un efecto realmente expansivo, para provocar el tan anhelado cambio en la cultura empresarial de México.

El IMMPC cree en el gran potencial de las empresas mexicanas, es por ello que su principal objetivo es el de contribuir a su crecimiento y consolidación. Para lograrlo, el Instituto trabaja para potenciar la investigación y desarrollo de las mejores prácticas, promoviendo el el emprendimiento, fomentando la innovación y la tecnología, proponiendo programas de intercambio de experiencias entre sus miembros y estableciendo relaciones estratégicas con otros organismos, instituciones y universidades.

Visita la página

El Modelo de Gestión del IMMPC reúne las mejores prácticas en diferentes rubros y las concentra en una metodología integral que tiene como objetivo lograr la consolidación de las empresas, así como su trascendencia en el tiempo.

Suscríbete

Modalidades de suscripción - Disfruta de un 40% de descuento contra precio de anaquel



Suscríbete vía depósito bancario:

Datos de depósito: Depósito en Banorte, No. de cuenta: 0837603290, CLABE: 072 320 0 0837603290 4

Completa tus datos en el siguiente formulario y anexa tu comprobante de pago escaneado.

También puedes hacer el depósito en cualquier tienda 7-Eleven o escríbenos por correo y nosotros nos pondremos en contacto contigo suscripciones@mejorespracticas.com.mx

Anúnciate.

Anúnciate en el primer proyecto editorial en México que busca transformar la cultura empresarial del país, que se dedica a divulgar la labor de quienes están haciendo las cosas bien.

Descarga el media kit

ACERCA DE MEJORES PRÁCTICAS

Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C., cuya misión es divulgar las mejores prácticas de los negocios, con el fin de promover una cultura empresarial que busca llegar al éxito por medios legítimos.

Presenta contenidos de vanguardia que incluyen artículos y entrevistas, protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica, que ayudan al lector a resolver los problemas con los que se enfrenta a diario en el mundo empresarial; esto a través de un formato de alto impacto y diseño propositivo.

AUDIENCIA

Empresarios, directivos y ejecutivos de alto nivel. Así como socios y miembros del IMMPC.

Los lectores son personas en puestos de decisión, innovadores y con inquietud intelectual; además de contar con licenciatura y generalmente con estudios de posgrado, son personas de gran influencia a nivel político, empresarial y directivo con lineamientos claros y un gran deseo de aprendizaje hacia nuevas formas de estrategia, administración y gobierno corporativo que les permitan alcanzar el éxito del entorno en que se desenvuelven.

PRINCIPALES SECCIONES

WEB Y CONTENIDOS INTERACTIVOS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPACIOS RESALTADOS

ESPACIOS EN PÁGINA WEB

Pregunte a nuestro representante de ventas por estas tarifas.


SERVICIO DE DISEÑO Y CONCEPTO CREATIVO

Pregunte a nuestro representante de ventas por este servicio.


PRÓXIMAS EDICIONES

  • ENERO-FEBRERO 2015
    ¡Que México crezca! Una mirada a la gente que esta cambiando México.
  • MARZO-ABRIL 2015
    Profesionalización: Llevando a la empresa hacia el futuro.
  • MAYO-JUNIO 2015
    Desarrollo sustentable, la nueva llave del crecimiento económico.

 

  • JULIO-AGOSTO 2015
    Cumplimiento regulatorio: Un chequeo de salud a tu empresa.
  • SEPTIEMBRE-OCTUBRE 2015
    Certificaciones que agregan valor.
  • NOVIEMBRE-DICIEMBRE 2015
    Administración de riesgos y mejora continua.

Colabora en Mejores Prácticas Corporativas

Si deseas compartir alguna colaboración para Mejores Prácticas Corporativas, o divulgar la labor de alguna persona u organización que de distinga por hacer las cosas bien, escríbenos a: contacto@mejorespracticas.com.mx

¿Cómo escribir para Mejores Prácticas Corporativas?

Vicente Saiso, director corporativo de Sustentabilidad en CEMEX

de de

“Al ejercer prácticas éticas garantizamos la actuación íntegra y responsable de nuestros colaboradores. Esto aumenta los beneficios y reduce los riesgos”

Esteban Muñoz Aguilar

Dirección editorial

Ni la dura situación política y económica que vivió México durante la Revolución fue capaz de obstaculizar el nacimiento de Cementos Mexicanos (CEMEX) en 1906. Ahora, con 110 años de historia, CEMEX es la primera productora mundial de cemento blanco y la mayor comercializadora de cemento y clínker (el principal ingrediente del cemento común, compuesto por caliza y arcilla calcinadas) en el mundo; y su capacidad de producción anual supera los 94 millones de toneladas métricas, lo que la ubica como la compañía más grande de América; sus ventas anuales van más allá de los 15 200 millones de dólares; tiene un flujo de operación de 2 643 millones de dólares; y su gama de productos va desde el cemento hasta el concreto premezclado, agregados de construcción y clínker.

Actualmente CEMEX es una de las empresas mexicanas más reconocidas a nivel internacional; pero su gran longevidad no es solo producto del éxito comercial que ha consolidado a lo largo de su historia, también está respaldada en su compromiso por mejorar la calidad de vida de sus colaboradores y del entorno, tal como lo expresan los cuatro objetivos de su Modelo de Sostenibilidad:

  1. Proveer infraestructura resiliente y soluciones de construcción eficiente.
  2. Integrar los valores centrales de la compañía en cada acción que realiza.
  3. Generar una industria de bajo carbono y eficiente en el uso de los recursos.
  4. Implementar una estrategia social de alto impacto que empodere a las comunidades.

Desde hace casi 20 años, CEMEX ha implementado programas sociales de alto impacto que han beneficiado y mejorado la calidad de vida de casi 7 millones de personas en el mundo; contribuyendo al mejoramiento de viviendas e infraestructura comunitaria, y a la preservación del medio ambiente. En esta edición, tuvimos la oportunidad de platicar con Vicente Saiso, director corporativo de Sustentabilidad en CEMEX, quien nos compartió las estrategias de la compañía para impulsar el desarrollo sostenible del país.

¿Cómo definiría la responsabilidad social y la sustentabilidad? ¿Considera que estos conceptos son malentendidos o tergiversados por las empresas?

Sería el modo en que una empresa es capaz de ligar sus actividades diarias, como generadoras de empleo y capital, con acciones como la conservación del medio ambiente o mejorar la situación social de las comunidades donde interactúa. Y esto debe lograrse de manera simultánea, sin que una actividad sacrifique a la otra. Se trata de adaptar las prácticas y los procesos del negocio para que incorporen criterios de conservación y desarrollo social.

Al final, las empresas tienen la obligación de maximizar utilidades y el retorno sobre la inversión. Esa es la prioridad principal, pero siempre debemos buscar la manera de incorporar estos criterios de sustentabilidad sin sacrificar los resultados financieros de corto plazo, para minimizar nuestro impacto ambiental o maximizar el desarrollo social de las comunidades donde interactuamos. La clave es incorporar iniciativas que no están directamente relacionadas con el giro principal del negocio, pero que lo complementan. Para CEMEX, estas iniciativas son inversiones con retorno social que solidifican nuestro negocio principal y refuerzan su permanencia.

En su opinión, ¿qué acciones debe realizar un directivo para garantizar la sustentabilidad de su organización?

Primero, un análisis muy detallado sobre los impactos positivos y negativos que las actividades del negocio tienen en la sociedad. Después se debe pensar en estrategias para minimizar las consecuencias negativas. Así, se puede crear un círculo virtuoso que reduce los riesgos y garantiza el éxito de las operaciones. La sustentabilidad está muy relacionada con la gestión de riesgos y de oportunidades; incorporar criterios avanzados sociales y de medio ambiente genera ambos. Entonces, al definir bien los riesgos, se pueden tomar las acciones necesarias para prevenirlos o mitigarlos; y también surgen nuevas oportunidades que benefician el entorno y los resultados financieros del negocio.

Por ejemplo, nosotros hemos desarrollado proyectos de energía eólica, aprovechando la reducción de costos en la tecnología de viento necesaria para generar electricidad; esto nos permitió justificar la inversión para sustituir una porción de nuestro consumo eléctrico con energías renovables. Gracias a esto, hemos disminuido nuestro consumo de energía eléctrica que todavía utiliza muchos combustibles fósiles y aumentamos el uso de fuentes renovables de energía, logrando un ahorro tarifario relevante.

¿Qué acciones realiza CEMEX para involucrar a la comunidad en sus programas y proyectos de sustentabilidad? ¿Cómo empoderan su participación?

Un buen ejemplo es CEMEX Patrimonio Hoy. Esta iniciativa se dirige al sector de la autoconstrucción y los beneficiarios finales son personas de bajos recursos, con empleos informales, sin acceso a créditos para mejorar sus viviendas. Una parte del programa incluye el carácter social, pues se trata de mejorar la vivienda, pero no lo hacemos de forma asistencialista. Lo realizamos con una aproximación de negocios porque así podemos replicarlo muchas veces, con distintos usuarios.

Nuestra labor es ofrecer orientación técnica para las personas que quieren construir o ampliar sus hogares. Repartimos el costo entre la asesoría y los materiales necesarios para la construcción, en plazos de tiempo que permiten a las personas cubrir mensualidades accesibles, de acuerdo con su poder adquisitivo. De esta manera pueden desarrollar una inversión patrimonial sólida. Además, es un programa autofinanciado, porque no regalamos el material de construcción, sino que lo vendemos con facilidades para que los beneficiarios puedan comprarlo; mientras que con nuestras asesorías garantizamos que realicen buenas inversiones en la edificación.

Desde su punto de vista, ¿qué cualidades deberían desarrollarse para que los corporativos asuman un papel de ciudadanos responsables y útiles para el país?

El punto de partida es establecer reglas de Gobierno Corporativo robustas, comparables con estándares internacionales; esto garantiza que los procesos internos estén bien auditados y verificados. La responsabilidad social emana del Gobierno Corporativo, y si el negocio no tiene las aptitudes, las reglas, los procedimientos ni las políticas para desempeñarse correctamente, será más difícil que la actuación ética se practique en la empresa.

También se deben implementar líneas de atención y denuncia y un código de ética que sea firmado por todos los empleados. Al lograr este nivel de organización, capacitación y entrenamiento, la actuación socialmente responsable es un paso automático y natural. Así, tanto los ejecutivos como los empleados y colaboradores se preocupan por maximizar la rentabilidad del negocio responsablemente.

¿Cómo garantizan una comunicación y educación adecuada de sus prácticas de sustentabilidad entre sus colaboradores y las cadenas de suministro?

Lo hacemos gradualmente. Es un proceso de educación y de culturización que no puede lograrse de un día para otro, pero nuestra meta sí es incorporar a todos nuestros proveedores y contratistas a la filosofía de sustentabilidad en un periodo de tiempo razonable. Para lograrlo, tenemos que empezar por lo más grande, por los aliados de mayor impacto; y posteriormente atendemos a los distribuidores regionales o locales. Incluso, desarrollamos una hoja de ruta para evaluar el avance en esta meta constantemente.

La clave de esta educación es la constancia y la consistencia al enviar los principales mensajes de sustentabilidad en nuestra comunicación interna y al lanzar programas de entrenamiento y formación que refuercen nuestros objetivos. Dedicamos tiempo y recursos para realizar estas actividades periódica y permanentemente para reforzar el mensaje.

¿Considera que la ética es uno de los factores fundamentales para garantizar la sustentabilidad del negocio?

Claro, es una dimensión que debe estar completamente asegurada en el negocio. La ética no garantiza que se ejerzan las mejores prácticas ambientales, pero sí garantiza que tengamos buenas prácticas empresariales; y este es un excelente fundamento para consolidar todos los ámbitos de actuación de la empresa. La ética es uno de nuestros cinco valores esenciales; comunicamos nuestro código de ética para que todos los empleados conozcan sus actualizaciones, y también lo firman para comprometerse a respetarlo.

Al ejercer práctica éticas, garantizamos la actuación íntegra y responsable de nuestros colaboradores. Esto aumenta los beneficios y reduce los riesgos del negocio. También fortalece nuestro sistema de denuncia para detectar malas prácticas, respetando la confidencialidad de los empleados. De esta manera podemos realizar mejores investigaciones e implementar las correcciones necesarias a cada situación, si lo amerita.

“Cuando la empresa se asigna un rol de liderazgo implícito, sí es necesario que sea un ejemplo del mismo en la sociedad”.

Para garantizar la actuación ética, en CEMEX desarrollamos ETHOS, un sistema de control interno diseñado para integrar nuestras normas de ética y cumplimiento. El programa incluye capacitación sobre temas de ética, normatividad y Gobierno Corporativo; auditoría interna; herramientas para manejar dilemas morales; etc. Todo esto constituye un sistema de gestión integral que nos permite minimizar los riesgos operativos derivados de actos antiéticos

¿Por qué considera que México es una nación con gran potencial de crecimiento?

México es nuestro país de origen y continúa siendo el territorio de operaciones más importante para nosotros, en términos de dimensión y rentabilidad. Por eso, CEMEX siempre ha expresado una visión muy optimista sobre el país. México es una nación con grandes oportunidades para crecer, y quien tiene la paciencia para vencer los obstáculos diarios, puede romperlos. En nuestra historia siempre hemos confiado en que este es un país con actualidad, capaz de ser un mercado atractivo. Claro, podría serlo más y también crecer con márgenes más acelerados, pero nuestro ritmo actual ofrece muchas oportunidades y retos para impulsar el crecimiento económico y social.

Además, creo que en México siempre ha existido una conciencia social porque, como país en vías de desarrollo, siempre hemos tenido claras las ineficiencias del mercado y la desigualdad social que debemos enfrentar. Y también considero que recientemente hemos desarrollado una mayor conciencia ambiental, que no estaba presente hace unos años. Conforme tenemos más acceso a otros mercados y nuevas tecnologías, hemos incrementado nuestro cuidado por el medio ambiente. Con esta tendencia a mejorar, las empresas tendrán un mejor desempeño en los aspectos no financieros.

¿Cuál es el legado sustentable que más enorgullece a CEMEX?

Hemos creado una cultura interna que va más allá de los parámetros tradicionales para medir el desempeño del negocio. Ahora, nuestros logros operativos y financieros están complementados por metas sociales, ambientales y de ética que enmarcan nuestras actividades con una mayor conciencia de trabajo.

En el futuro, debemos asegurar que el 100 % de nuestros empleados conozcan plenamente los aspectos éticos que deben ejercer en sus actividades, para traducirlos en acciones que maximicen resultados financieros en el corto plazo, y que también garanticen la permanencia en el largo plazo. En 2016 cumplimos 110 años; ahora, el reto es asegurar que CEMEX perdure otros cien años como una empresa exitosa, vigente, que genera riqueza y que ofrece oportunidades de desarrollo.

Vicente Saiso Alva

Es contador público por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), y tiene un MBA por la escuela de negocios Kellogg de la Universidad Northwestern, en Chicago. Dentro de CEMEX se ha desempeñado como vicepresidente de Planeación Estratégica en las regiones de Asia y Mediterráneo, y como director de País para CEMEX en Tailandia. Actualmente es director corporativo de Sustentabilidad en CEMEX, donde coordina la ejecución de iniciativas de sustentabilidad implementadas por la empresa a nivel mundial; y representante de la empresa en el World Business Council for Sustainable Development (WBCSD), en el Consejo Directivo de CESPEDES, y en el Consejo Directivo del Fondo de Agua Metropolitano de Monterrey. También se desempeña como presidente del Grupo de Sustentabilidad del Comité de Emisoras de la Bolsa Mexicana de Valores.

PARA SABER MÁS

Conoce los proyectos de Sustentabilidad de CEMEX

Estrategia de Sostenibilidad: cemex.com/ES/DesarrolloSostenible.aspx

Vivienda: cemexmexico.com/sostenibilidad/vivienda

Comunidades: cemexmexico.com/sostenibilidad/comunidades

Medio Ambiente: cemexmexico.com/sostenibilidad/medio-ambiente

Gestión Social: cemexmexico.com/sostenibilidad/gestion-social

CEMEX Nature: cemexnature.com