¿Quiénes somos?

La revista Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C. (IMMPC). El Instituto nació a finales de 2009 en Jalisco, en medio de una de las peores crisis financieras de la historia, y en un entorno competitivo complicado.

Entendiendo que existían un sinnúmero de conceptos y metodologías diseñadas para guiar a las empresas y lograr su institucionalización y trascendencia, pero que no se tenía claro cómo éstas debían implementarse, resultaba necesario contar con un organismo que generara lineamientos para ayudar a las empresas a alcanzar sus objetivos. Es por ello que el IMMPC se posiciona como un marco de referencia y un espacio de vinculación y promoción de las mejores prácticas corporativas.

Con el fin de promover la cultura de mejores prácticas, y hacer llegar este mensaje a la comunidad empresarial, el IMMPC crea la revista Mejores Prácticas Corporativas.

Nuestra Misión

Divulgar y promover las mejores prácticas de los negocios, con el fin de demostrar que se puede llegar al éxito a través de medios legítimos, contribuyendo así a cambiar la cultura empresarial de México.

¿Qué hacemos?

Presentamos entrevistas, casos de éxito y artículos —todos ellos protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica— que le brindan al lector una mejor perspectiva para resolver los problemas a los que se enfrenta diariamente en el mundo empresarial. No sólo queremos hablar de qué hicieron, sino de cómo lo hicieron y por qué lo hicieron, para inspirar a más mexicanos y demostrar que hacer las cosas bien no sólo es posible, sino que es valioso y, sobre todo, satisfactorio.

Nuestra publicación toca diversos temas de negocios, pero se especializa en temas de empresas familiares, institucionalización y gobierno corporativo, siendo éstos rubros esenciales para garantizar la consolidación y la trascendencia de las empresas de todo el mundo.

Encuéntranos

Nuestras Oficinas

Ostia 2782 Piso 4.
Col. Providencia.
CP. 44630.
Guadalajara, Jalisco.

Teléfonos

+ 52 (33) 3615 0047
+ 52 (33) 3813 2527
01 800 PRACTIK

Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas

A finales de 2009, nace en Jalisco el Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas A.C. (IMMPC), en medio de la peor crisis financiera de la historia reciente y en un entorno competitivo complicado. El IMMPC nace al ver la necesidad de que había un sinnúmero de conceptos, metodologías, sistemas y herramientas modernas que podían apoyar las tareas de administración empresarial, pero que no se tenía claro ni la manera ni el orden en que tales elementos debían implementarse. Era necesario contar con un organismo que generara referencias para evaluar la metodología más viable, con vistas a alcanzar los objetivos de dirección y control de las empresas.

Es por ello que el IMMPC, a través de su Centro de Investigación y Desarrollo (CID), adoptó el firme compromiso de identificar y estudiar las mejores prácticas existentes, así como la relación coherente, congruente y efectiva que existe entre ellas, ya que la aplicación de unas cuantas, de manera aislada, no genera los beneficios y resultados esperados.

En un afán por divulgar la cultura de mejores prácticas en las organizaciones, el IMMPC creó la revista de Mejores Prácticas Corporativas, su medio oficial de difusión y una herramienta de acercamiento con las empresas familiares, dueños, emprendedores y directivos de las empresas mexicanas, que les ayuda a conocer las tendencias de las mejores prácticas a nivel mundial, ayudándoles a resolver los problemas a los que se enfrentan día con día.

Hoy, el Instituto se consolida a nivel nacional, pues cuenta con los Capítulos Cd. de México y Bajío, este último con sede en Querétaro. Este crecimiento obedece a la ideología de que, para generar un cambio en la cultura empresarial del país, no solo basta con proponer una idea, sino que es necesario empujarla para que esta genere réplicas a su alrededor. Para consolidar este proyecto, también se requiere vincular a gente comprometida con el cambio, que a su vez genere réplicas y provoque un efecto realmente expansivo, para provocar el tan anhelado cambio en la cultura empresarial de México.

El IMMPC cree en el gran potencial de las empresas mexicanas, es por ello que su principal objetivo es el de contribuir a su crecimiento y consolidación. Para lograrlo, el Instituto trabaja para potenciar la investigación y desarrollo de las mejores prácticas, promoviendo el el emprendimiento, fomentando la innovación y la tecnología, proponiendo programas de intercambio de experiencias entre sus miembros y estableciendo relaciones estratégicas con otros organismos, instituciones y universidades.

Visita la página

El Modelo de Gestión del IMMPC reúne las mejores prácticas en diferentes rubros y las concentra en una metodología integral que tiene como objetivo lograr la consolidación de las empresas, así como su trascendencia en el tiempo.

Suscríbete

Modalidades de suscripción - Disfruta de un 40% de descuento contra precio de anaquel



Suscríbete vía depósito bancario:

Datos de depósito: Depósito en Banorte, No. de cuenta: 0837603290, CLABE: 072 320 0 0837603290 4

Completa tus datos en el siguiente formulario y anexa tu comprobante de pago escaneado.

También puedes hacer el depósito en cualquier tienda 7-Eleven o escríbenos por correo y nosotros nos pondremos en contacto contigo suscripciones@mejorespracticas.com.mx

Anúnciate.

Anúnciate en el primer proyecto editorial en México que busca transformar la cultura empresarial del país, que se dedica a divulgar la labor de quienes están haciendo las cosas bien.

Descarga el media kit

ACERCA DE MEJORES PRÁCTICAS

Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C., cuya misión es divulgar las mejores prácticas de los negocios, con el fin de promover una cultura empresarial que busca llegar al éxito por medios legítimos.

Presenta contenidos de vanguardia que incluyen artículos y entrevistas, protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica, que ayudan al lector a resolver los problemas con los que se enfrenta a diario en el mundo empresarial; esto a través de un formato de alto impacto y diseño propositivo.

AUDIENCIA

Empresarios, directivos y ejecutivos de alto nivel. Así como socios y miembros del IMMPC.

Los lectores son personas en puestos de decisión, innovadores y con inquietud intelectual; además de contar con licenciatura y generalmente con estudios de posgrado, son personas de gran influencia a nivel político, empresarial y directivo con lineamientos claros y un gran deseo de aprendizaje hacia nuevas formas de estrategia, administración y gobierno corporativo que les permitan alcanzar el éxito del entorno en que se desenvuelven.

PRINCIPALES SECCIONES

WEB Y CONTENIDOS INTERACTIVOS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPACIOS RESALTADOS

ESPACIOS EN PÁGINA WEB

Pregunte a nuestro representante de ventas por estas tarifas.


SERVICIO DE DISEÑO Y CONCEPTO CREATIVO

Pregunte a nuestro representante de ventas por este servicio.


PRÓXIMAS EDICIONES

  • ENERO-FEBRERO 2015
    ¡Que México crezca! Una mirada a la gente que esta cambiando México.
  • MARZO-ABRIL 2015
    Profesionalización: Llevando a la empresa hacia el futuro.
  • MAYO-JUNIO 2015
    Desarrollo sustentable, la nueva llave del crecimiento económico.

 

  • JULIO-AGOSTO 2015
    Cumplimiento regulatorio: Un chequeo de salud a tu empresa.
  • SEPTIEMBRE-OCTUBRE 2015
    Certificaciones que agregan valor.
  • NOVIEMBRE-DICIEMBRE 2015
    Administración de riesgos y mejora continua.

Colabora en Mejores Prácticas Corporativas

Si deseas compartir alguna colaboración para Mejores Prácticas Corporativas, o divulgar la labor de alguna persona u organización que de distinga por hacer las cosas bien, escríbenos a: contacto@mejorespracticas.com.mx

¿Cómo escribir para Mejores Prácticas Corporativas?

De compra por nuevas canastas

de de

Comercio exterior para impulsar a México

Miguel Ángel Landeros Volquarts

Es presidente del Consejo Mexicano de Comercio Exterior (Comce) de Occidente y director general de Tequila Triunfo.

Ante las coyunturas actuales, los mexicanos debemos pensar en nuevas estrategias para continuar la transformación económica y comercial del país.

Nuestro país atraviesa una coyuntura sin precedentes. Esto se debe a la política económica manifestada por la administración de nuestro vecino del norte y a la posible renegociación, modernización o cancelación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Estas medidas amenazan con frenar el crecimiento de la región más competitiva del mundo y podrían traer repercusiones particulares a los tres países que conforman el tratado y que invirtieron 20 años en consolidar esta integración comercial tan profunda.

En vísperas de que inicien las negociaciones formales para replantear o cancelar definitivamente el TLCAN, lo que impera es la incertidumbre. Si prestamos atención al discurso de política de comercio exterior del actual gobierno estadounidense, el panorama pinta complicado.

Si el resultado de las negociaciones es desequilibrado y no se traduce en beneficios para todas las partes, es muy complicado que este proceso concluya con un saldo positivo. No obstante, si las autoridades norteamericanas realmente quisieran cancelar su participación en el TCLAN, lo habrían hecho desde enero del año en curso, cuando se canceló la reunión programada entre el presidente de México y su homólogo estadunidense.

Pero la cancelación del TLCAN tampoco supone un resultado catastrófico. En este caso, tanto México como Estados Unidos y Canadá se ajustarán al esquema comercial utilizado por la Organización Mundial del Comercio (OMC); y en este panorama, los aranceles que se pagarían por el mayor porcentaje de los productos que se comercializan actualmente entre los tres países, no rebasaría el 4 %.

La oportunidad: modernización

Una de las principales fortalezas de la apertura del tratado radica en la participación activa de empresarios con sobrada experiencia en el equipo negociador del ‘nuevo TLCAN’, como Valentín Diez Morodo, actual presidente nacional del Consejo Mexicano de Comercio Exterior (Comce); o Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial. Ellos, junto con los actuales funcionarios y la participación de quienes negociaron el acuerdo original, serán un componente clave para modernizar el TLCAN. Esta última tarea es la más importante e inaplazable, pues el mundo ha sufrido cambios importantes en los últimos 20 años; sobre todo en el panorama tecnológico.

Las Tecnologías de la Información son uno de los nuevos elementos que deben integrarse a la negociación. Al final, el TLCAN debe transformarse en un acuerdo de última generación, similar al Tratado de la Alianza del Pacífico —que destaca por acordar el tránsito libre de bienes, capitales, personas y servicios—. Sin embargo, es improbable que el capítulo de personas capacitadas para lograr esta transformación participe en las discusiones. Por tanto, debemos concentrarnos en modernizar las cualidades del tratado actual, buscando un equilibrio benéfico para los tres países, y especialmente para los consumidores de América del Norte.

Una discusión importante desde los Estados Unidos es la probabilidad de impulsar una reforma fiscal para atraer más inversiones. Este podría ser un riesgo importante ya que, para contrarrestar la huida de inversiones desde México hacia el vecino del norte, sería necesario implementar una ‘política espejo’. Sin embargo, este sería un acto muy complejo, pues la situación económica del país y los recortes presupuestales recientes representan un obstáculo significativo para montar una defensa apropiada con dicha medida.

El reto: mantener el vuelo

Más allá de nuestro deseo unánime por lograr un resultado positivo en las negociaciones, debemos evaluar nuestras fortalezas y qué estrategias podemos implementar mientras se decide el destino del TLCAN. Lo que ningún decreto puede impedir es permitirnos utilizar nuestras ventajas competitivas, inherentes y de oportunidad: la cercanía como vecinos naturales con Estados Unidos y Canadá; el acceso a sus ventajas logísticas; el tipo de cambio actual entre nuestras monedas; y el talento humano de México, que está a la altura de cualquier economía desarrollada.

Como empresarios, nuestra tarea es ser más competitivos y productivos para que México mantenga su vigencia en el comercio exterior; sus exportaciones a Norteamérica y al resto del mundo; la búsqueda de nuevos destinos, y el aprovechamiento de los más de 12 tratados (con más de 46 países) que nos impulsan actualmente. Por su parte, las instituciones necesitan ampliar el camino y destrabar el financiamiento para las pequeñas y medianas empresas (pymes), para que estos competidores también accedan al capital necesario para capacitar a sus empleados y modernizar sus industrias. El camino es largo, pero nuestro país tiene opciones. Debemos ser positivos, unirnos y hacer lo que nos corresponde.