¿Quiénes somos?

La revista Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C. (IMMPC). El Instituto nació a finales de 2009 en Jalisco, en medio de una de las peores crisis financieras de la historia, y en un entorno competitivo complicado.

Entendiendo que existían un sinnúmero de conceptos y metodologías diseñadas para guiar a las empresas y lograr su institucionalización y trascendencia, pero que no se tenía claro cómo éstas debían implementarse, resultaba necesario contar con un organismo que generara lineamientos para ayudar a las empresas a alcanzar sus objetivos. Es por ello que el IMMPC se posiciona como un marco de referencia y un espacio de vinculación y promoción de las mejores prácticas corporativas.

Con el fin de promover la cultura de mejores prácticas, y hacer llegar este mensaje a la comunidad empresarial, el IMMPC crea la revista Mejores Prácticas Corporativas.

Nuestra Misión

Divulgar y promover las mejores prácticas de los negocios, con el fin de demostrar que se puede llegar al éxito a través de medios legítimos, contribuyendo así a cambiar la cultura empresarial de México.

¿Qué hacemos?

Presentamos entrevistas, casos de éxito y artículos —todos ellos protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica— que le brindan al lector una mejor perspectiva para resolver los problemas a los que se enfrenta diariamente en el mundo empresarial. No sólo queremos hablar de qué hicieron, sino de cómo lo hicieron y por qué lo hicieron, para inspirar a más mexicanos y demostrar que hacer las cosas bien no sólo es posible, sino que es valioso y, sobre todo, satisfactorio.

Nuestra publicación toca diversos temas de negocios, pero se especializa en temas de empresas familiares, institucionalización y gobierno corporativo, siendo éstos rubros esenciales para garantizar la consolidación y la trascendencia de las empresas de todo el mundo.

Encuéntranos

Nuestras Oficinas

Ostia 2782 Piso 4.
Col. Providencia.
CP. 44630.
Guadalajara, Jalisco.

Teléfonos

+ 52 (33) 3615 0047
+ 52 (33) 3813 2527
01 800 PRACTIK

Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas

A finales de 2009, nace en Jalisco el Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas A.C. (IMMPC), en medio de la peor crisis financiera de la historia reciente y en un entorno competitivo complicado. El IMMPC nace al ver la necesidad de que había un sinnúmero de conceptos, metodologías, sistemas y herramientas modernas que podían apoyar las tareas de administración empresarial, pero que no se tenía claro ni la manera ni el orden en que tales elementos debían implementarse. Era necesario contar con un organismo que generara referencias para evaluar la metodología más viable, con vistas a alcanzar los objetivos de dirección y control de las empresas.

Es por ello que el IMMPC, a través de su Centro de Investigación y Desarrollo (CID), adoptó el firme compromiso de identificar y estudiar las mejores prácticas existentes, así como la relación coherente, congruente y efectiva que existe entre ellas, ya que la aplicación de unas cuantas, de manera aislada, no genera los beneficios y resultados esperados.

En un afán por divulgar la cultura de mejores prácticas en las organizaciones, el IMMPC creó la revista de Mejores Prácticas Corporativas, su medio oficial de difusión y una herramienta de acercamiento con las empresas familiares, dueños, emprendedores y directivos de las empresas mexicanas, que les ayuda a conocer las tendencias de las mejores prácticas a nivel mundial, ayudándoles a resolver los problemas a los que se enfrentan día con día.

Hoy, el Instituto se consolida a nivel nacional, pues cuenta con los Capítulos Cd. de México y Bajío, este último con sede en Querétaro. Este crecimiento obedece a la ideología de que, para generar un cambio en la cultura empresarial del país, no solo basta con proponer una idea, sino que es necesario empujarla para que esta genere réplicas a su alrededor. Para consolidar este proyecto, también se requiere vincular a gente comprometida con el cambio, que a su vez genere réplicas y provoque un efecto realmente expansivo, para provocar el tan anhelado cambio en la cultura empresarial de México.

El IMMPC cree en el gran potencial de las empresas mexicanas, es por ello que su principal objetivo es el de contribuir a su crecimiento y consolidación. Para lograrlo, el Instituto trabaja para potenciar la investigación y desarrollo de las mejores prácticas, promoviendo el el emprendimiento, fomentando la innovación y la tecnología, proponiendo programas de intercambio de experiencias entre sus miembros y estableciendo relaciones estratégicas con otros organismos, instituciones y universidades.

Visita la página

El Modelo de Gestión del IMMPC reúne las mejores prácticas en diferentes rubros y las concentra en una metodología integral que tiene como objetivo lograr la consolidación de las empresas, así como su trascendencia en el tiempo.

Suscríbete

Modalidades de suscripción - Disfruta de un 40% de descuento contra precio de anaquel



Suscríbete vía depósito bancario:

Datos de depósito: Depósito en Banorte, No. de cuenta: 0837603290, CLABE: 072 320 0 0837603290 4

Completa tus datos en el siguiente formulario y anexa tu comprobante de pago escaneado.

También puedes hacer el depósito en cualquier tienda 7-Eleven o escríbenos por correo y nosotros nos pondremos en contacto contigo suscripciones@mejorespracticas.com.mx

Anúnciate.

Anúnciate en el primer proyecto editorial en México que busca transformar la cultura empresarial del país, que se dedica a divulgar la labor de quienes están haciendo las cosas bien.

Descarga el media kit

ACERCA DE MEJORES PRÁCTICAS

Mejores Prácticas Corporativas es un proyecto editorial del Instituto Mexicano de Mejores Prácticas Corporativas, A.C., cuya misión es divulgar las mejores prácticas de los negocios, con el fin de promover una cultura empresarial que busca llegar al éxito por medios legítimos.

Presenta contenidos de vanguardia que incluyen artículos y entrevistas, protagonizados y escritos por gente que combina la teoría y la práctica, que ayudan al lector a resolver los problemas con los que se enfrenta a diario en el mundo empresarial; esto a través de un formato de alto impacto y diseño propositivo.

AUDIENCIA

Empresarios, directivos y ejecutivos de alto nivel. Así como socios y miembros del IMMPC.

Los lectores son personas en puestos de decisión, innovadores y con inquietud intelectual; además de contar con licenciatura y generalmente con estudios de posgrado, son personas de gran influencia a nivel político, empresarial y directivo con lineamientos claros y un gran deseo de aprendizaje hacia nuevas formas de estrategia, administración y gobierno corporativo que les permitan alcanzar el éxito del entorno en que se desenvuelven.

PRINCIPALES SECCIONES

WEB Y CONTENIDOS INTERACTIVOS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

ESPACIOS PUBLICITARIOS

ESPACIOS RESALTADOS

ESPACIOS EN PÁGINA WEB

Pregunte a nuestro representante de ventas por estas tarifas.


SERVICIO DE DISEÑO Y CONCEPTO CREATIVO

Pregunte a nuestro representante de ventas por este servicio.


PRÓXIMAS EDICIONES

  • ENERO-FEBRERO 2015
    ¡Que México crezca! Una mirada a la gente que esta cambiando México.
  • MARZO-ABRIL 2015
    Profesionalización: Llevando a la empresa hacia el futuro.
  • MAYO-JUNIO 2015
    Desarrollo sustentable, la nueva llave del crecimiento económico.

 

  • JULIO-AGOSTO 2015
    Cumplimiento regulatorio: Un chequeo de salud a tu empresa.
  • SEPTIEMBRE-OCTUBRE 2015
    Certificaciones que agregan valor.
  • NOVIEMBRE-DICIEMBRE 2015
    Administración de riesgos y mejora continua.

Colabora en Mejores Prácticas Corporativas

Si deseas compartir alguna colaboración para Mejores Prácticas Corporativas, o divulgar la labor de alguna persona u organización que de distinga por hacer las cosas bien, escríbenos a: contacto@mejorespracticas.com.mx

¿Cómo escribir para Mejores Prácticas Corporativas?

Mentoría para impulsar el liderazgo emprendedor

de de

Como líderes, tenemos la responsabilidad de impulsar el talento de todos nuestros empleados, sin importar su género.

Juana Ramírez

Es fundadora y CEO de Grupo SOHIN, empresa especializada en atender enfermedades crónico-degenerativas de forma integral en México y Colombia. También forma parte de la red de emprendedores de alto impacto de Endeavor. En 2015 ganó el premio Entrepreneur of the Year de Ernst & Young, y ha sido nombrada una de las 30 Promesas de Negocios 2016, y una de las 100 mujeres más poderosas de México según la revista Forbes.

Hoy, el emprendimiento es un trending topic, pero tocar el tema implica discutir varios subtemas. Si hablamos del emprendimiento como actividad económica, podemos diferenciar entre iniciativas de sustento al hogar, generalmente realizadas por pequeños comerciantes de productos o servicios; modelos de autoempleo, como despachos o consultorios de profesionistas independientes (abogados, terapeutas, médicos, etcétera); y las que requieren la constitución formal de empresas generadoras de empleos más allá del núcleo personal o familiar, y demandan estructuras funcionales y especialización por áreas. Y otro subtema que no se puede olvidar es el emprendimiento de alto impacto.

Vincent Speranza, actual director de Endeavor México, explica que un emprendedor de alto impacto “es alguien exitoso en su industria, que además reinvierte su éxito mentoreando e inspirando a la siguiente generación de emprendedores”. El emprendimiento de alto impacto tiene características muy particulares:

  • Son proyectos que encuentran oportunidades en las necesidades que observan, incluso desarrollando nuevos mercados (los llamados ‘océanos azules’).
  • Su producto o servicio se destaca por contar con una gran diferenciación o innovación.
  • Su capacidad de crecimiento y escalabilidad son superiores a ofertas similares.
  • Puede generarse internamente en empresas consolidadas (intraemprendimiento) o en nuevas organizaciones (emprendimiento).

Prefiero hablar de este tipo de emprendimiento porque los recursos destinados a la incubación, desarrollo y aceleramiento de líderes es limitado; Por tanto, estos apoyos deben destinarse a los mejores proyectos y líderes, aquellos que podamos identificar como verdaderas promesas de transformación. En este contexto, la equidad de género y la diversidad no solo son relevantes, sino necesarias, pues generan espacios más flexibles, cooperativos y participativos que se convierten en el entorno óptimo para la productividad y la competitividad.

En busca del mérito

Impulsar el liderazgo femenino tiene muchos efectos positivos en el desarrollo económico, como los siguientes:

  1. Los líderes son modelos a seguir, puntos de referencia en su entorno; por tanto, es imperativo que cuiden su comportamiento para mantener el buen control de sus equipos. En las mujeres, este papel exige aún más, porque el entorno actual nos somete a la crítica mordaz, y con frecuencia necesitamos “demostrar el doble”. Gracias a esto, las directoras ofrecen resultados continuos y un esfuerzo permanente.
  2. Por los motivos anteriores, las mujeres líderes están obligadas a desarrollar habilidades para dominar las objeciones, enfrentar la adversidad y automotivar el desempeño.
  3. Las mujeres tienen mayores facilidades para involucrarse con su equipo desde una perspectiva más humana. Esto puede transformarse en un motivador de trabajo, al propiciar la personalización de los proyectos y objetivos de cada colaborador.
  4. En general, las mujeres invierten más trabajo y dedicación para llegar a la cima de sus profesiones. En consecuencia, es más probable que se preocupen y esfuercen por conservar su liderazgo, proyectando un crecimiento profesional de largo plazo.

Algunas estrategias que me han permitido desarrollar mis habilidades como emprendedora y que implemento diariamente en mi empresa son:

  1. Generar espacios de discusión franca y abierta. Establecimos el espacio de asistencia voluntaria “Hablemos entre mujeres”, al que invitamos a líderes femeninas en todos los campos a que nos compartan sus historias. La discusión propicia la sensibilización de cada perspectiva de trabajo, generando apertura, empatía y empoderamiento.
  2. Mentoría one to one. Reconocer que cada persona es única exige un compromiso mayor: trabajar en proyectos de mentoría individual para ayudar a las mujeres a estructurar conscientemente sus metas de vida con herramientas, mentores y oportunidades que les permitan su autorrealización. En el camino, es probable que algunas de ellas salgan de la organización para emprender; aunque esto puede significar pérdidas importantes de talento, sin duda es un valioso aporte a la sociedad, pues así formamos a verdaderas intraemprendedoras capaces de impulsar el crecimiento de las empresas.
  3. Solo hay una vida, debemos priorizar. No es necesario ser la mejor mamá, la mejor ejecutiva, la pareja ideal, la hija ejemplar, la hermana incondicional. Es suficiente asumir el compromiso individual de ser felices y buscar la realización y plenitud personal. No podemos hacerlo todo al mismo tiempo; por eso es vital priorizar, planear y ejecutar con disciplina y conciencia.
  4. La equidad de género necesita hombres. Todos los programas de desarrollo de liderazgo femenino deben incluir, sin excepción, la misma intensidad en el enfoque par: hay que proveer a los líderes hombres herramientas para promover la interacción productiva y competitiva con las mujeres empoderadas. Es imprescindible que ellos sean los mayores promotores del liderazgo femenino, que reconozcan grandes oportunidades de crecimiento personal, de productividad organizacional y de trascendencia social.

Trabajemos por una sociedad meritocrática, donde las oportunidades se le brinden a las personas más capaces y mejor calificadas, independientemente de su género, raza, preferencia sexual o tendencia ideológica. Solo en ese espacio podremos construir un entorno más humano, respetuoso y armonioso.